lunes 15 de abril de 2024
Lluvia ligera 23.2ºc | Posadas

La Cantera y la familia de Gaspar, unidos en el dolor

En La Cantera le rindieron un sentido homenaje a Gaspi Martínez González, el pequeño de 6 años que murió en un accidente en el rally de Paraguay. Compañeros, profesores y padres acompañaron a su familia en el momento más doloroso

miércoles 16 de agosto de 2023 | 6:08hs.
La Cantera y la familia de Gaspar, unidos en el dolor
Compañeros y profesores de fútbol infantil participaron de una emotiva ofrenda al niño de 6 años que falleció en un accidente en el rally de Paraguay. Foto: Joaquín Galiano
Compañeros y profesores de fútbol infantil participaron de una emotiva ofrenda al niño de 6 años que falleció en un accidente en el rally de Paraguay. Foto: Joaquín Galiano

C Cuatro personas se aguantan las lágrimas en la mitad de la cancha mientras alguien les dedica unas palabras. Sueltan unos globos blancos y azules y rompen en llanto. Alrededor, todo un club los abraza.

Los cuatro en el centro de la cancha son Oscar, Teresa, Santina y Elvio, los padres y hermanos de Gaspar Martínez González, el niño de 6 años que el domingo murió en un trágico accidente en Paraguay, mientras miraba una carrera de rally de Colonias Unidas en la casa de uno de sus abuelos.

El club que los abraza es La Cantera. Jugadores de todas las categorías, profesores y padres se juntaron ayer en la cancha principal del club para homenajear a Gaspi.

A Gaspi le encantaba jugar a la pelota. “Me pedía que le tire la pelota. A veces dormía con sus guantes”. Mientras les cuenta eso a sus compañeros del club, Oscar Martínez, el papá de Gaspar, les pidió a cada uno de los chicos que “no dejen de jugar”. “Fútbol y estudio”. En medio de las horas más tristes de su vida, Oscar decidió alentar a los otros.

Oscar, el papá de Gaspar, recibió el cariño de los compañeros del pequeño y les pidió “fútbol y estudio”. Fotos: Joaquín Galiano

“Desde ahora tendremos un angelito desde allá arriba que nos va a cuidar a cada uno de nosotros. Seguramente estará muy feliz por este homenaje y como lo hará cada martes, cada jueves y cada día que nos pongamos esta camiseta”. Las palabras son de César Fernández, profesor de Gaspar en las formativas de La Cantera.

El dolor se sintió en cada uno de los chicos. Desde los más pequeños hasta los más grandes aplaudieron cada una de las palabras del profesor Fernández y también se emocionaron con los familiares de Gaspar. Buscaron darle un abrazo a sus padres y hermanos e intentaron sacarles una sonrisa en un momento de tristeza total.

Cada dibujo, cada abrazo, cada globo que llegó al cielo, cada mimo para la familia fue el gran homenaje para Gaspar, que desde ahora será, en palabras de sus padres y profesores, “un integrante más de la familia de La Cantera y que estará siempre con cada uno de ustedes”.

El arco como estandarte

Dicen que para ser arquero hay que tener personalidad. Que no muchos quieren ese puesto. Ingrato muchas veces. De héroe en otras tantas oportunidades. Dicen que para ser arquero hay que tener algo especial.

Gaspar quería ser arquero, quería ser como el Dibu Martínez. Quería estar bajo los tres palos y amargar delanteros. Quería ser feliz y lo fue dentro de una cancha de fútbol. Ayer quedó claro que era muy querido y que nadie se va a olvidar de él.

“Gaspar vino como un chico quietito y se fue acomodando al grupo. Con el arquero es una relación especial. No muchos chicos quieren ser arqueros y él sí quería”, recordó su profesor César Fernández y comentó que “cuando empezamos a armar el equipo vino con sus guantes, quería atajar”.

Gaspar y su profe formaron en los dos años que Gaspi estuvo en La Cantera una relación especial: “Siempre le decía que ante la duda me mire y muchas veces me buscaba pidiendo auxilio, para saber a dónde tirar la pelota”.

Los más chicos recordaron a Gaspi con el 1 de su camiseta de arquero y carteles con dibujos para el pequeño.

“Es muy chocante porque tengo muchos recuerdos. El trato con él era mucho más fluido”, se emocionó Fernández, quien fue uno de los grandes artífices del homenaje a Gaspi.

César le da un abrazo a Oscar, quien le agradece por todo el acompañamiento a su familia. Se secan las lágrimas y se juran que se van a levantar cuando pase el vendaval. Se prometen seguir siendo parte de la familia del club y saben que desde ahora tienen, a pesar del gran dolor, un motivo para seguir adelante: Gaspi.


La tragedia de Gaspar

Gaspar Martínez González murió el domingo a causa de las múltiples lesiones en el cráneo que le provocó un accidente mientras miraba el rally de Colonias Unidas, Paraguay, en la casa de uno de sus abuelos.

El pequeño posadeño fue impactado por una rueda que se desprendió de un automóvil y le provocó las severas lesiones, que derivaron en su muerte.

“Nos pusimos a mirar la carrera. Había un barranco alto, un cerco, era un lugar seguro, y permitido para el público. Pasaron los primeros autos y vino el cuarto o quinto y se le salió la rueda”, recordó Teresa, la mamá de Gaspar, sobre el fatal accidente.

“Yo estaba sentada y mi hijo a 20 metros jugando con su prima. Había unas 70 u 80 personas y se escuchó ‘¡guarda, guarda!’. Cuando me doy vuelta y miro veo que Gaspar voló”, especificó.

“Pararon la carrera, vino la ambulancia y le hicieron RCP. Lo llevaron al Sanatorio Adventista y ahí me dicen que no se podía hacer nada, que murió”, contó Teresa.

Según relató la madre de Gaspar, ellos se encontraban en un lugar habilitado para el público cuando el auto del piloto Franco Pappalardo sufrió un desperfecto y su rueda delantera del lado derecho se desprendió.

“El piloto junto a su familia me vino a pedir perdón y yo lo perdoné. Fue un accidente”, cerró Teresa.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias