martes 27 de febrero de 2024
Cielo claro 26ºc | Posadas

Me lo contó un policía (Basado en hechos reales)

Transgresores extraviados y con suerte

sábado 05 de agosto de 2023 | 6:00hs.
Transgresores extraviados  y con suerte

Por Luis Eduardo Benítez Comisario general (RE), Abogado

A principios de la década del 90 me desempeñaba como jefe de una comisaría de Puerto Iguazú, recuerdo que recién se comenzaban a utilizar los teléfonos celulares y, por supuesto, me había comprado uno (el viejo y pesado Erikson); un domingo, tipo diez de la noche, recibí una llamada de alguien que me preguntó: “¿Usted es el comisario?”, a lo que respondí afirmativamente, tras lo cual continuó diciendo: “Mire, no me pregunte el nombre porque no lo voy a decir, yo estoy en la ruta y me detuve para informarle algo que seguramente usted desconoce: hay dos turistas extraviados adentro del Parque Nacional Iguazú, averigüe porque casi nadie lo sabe y creo que las autoridades del Parque no lo divulgaron aún”, tras lo cual dicha persona me cortó la comunicación.

Inmediatamente me puse en contacto con autoridades de Parques Nacionales y, efectivamente, me informaron que habían tomado conocimiento de que en horas de la tarde de ese domingo dos personas de sexo masculino y de unos 35 años, turistas ambos, de origen europeo, se habían internado caminando en la selva y llegada la noche, no habían vuelto a salir.

Nos trasladamos al lugar para conocer la situación en el terreno y planificar los métodos de búsqueda, que seguramente se iban a iniciar bien temprano al día siguiente, ya que es prácticamente imposible internarse de noche en la cerrada selva.

Estando en el lugar, tomamos conocimiento de que uno de los extraviados había aparecido; no se sabe cómo, se largó al río Iguazú y tomado de las ramas y sarandíes de la costa, logró salir a tierra firme antes de que comiencen los saltos. En su pobre idioma español comentó que junto a su amigo habían ingerido una infusión que hicieron con unas plantas del monte, que al cabo de un rato emprendieron el regreso, pero no hallaron el camino y se extraviaron; que su compañero había quedado en el interior de la selva; que éste hablaba de oro y de castillos, no quería regresar, puesto que se sentía muy a gusto, razón por la cual decidió regresar solo y por el río.

Transcurridos dos días y medio de búsqueda sin resultado positivo, y cuando las esperanzas comenzaban a menguar, un guardaparques que se trasladó en el móvil Defender verde de la institución a tomar nota de los registros de un pluviómetro (mide la cantidad de lluvia caída) por un inhóspito camino interno del parque, regresó de repente sonriente y con un acompañante: ¡era el turista extraviado!

Lo había encontrado deambulando, estaba vestido sólo con girones de ropas, tenía arañazos y raspaduras por todo el cuerpo (se parecía al Increíble Hulk), estaba casi deshidratado y muy asustado.

Pude entender, dentro de lo poco que hablaba, que había caminado casi todo el tiempo que estuvo solo, pero no recordaba nada de lo que su amigo contó sobre él. Según averiguaciones con profesionales de la materia Toxicomanía, estos hombres habrían consumido el floripondio, que es una planta alucinógena, la cual produce alucinaciones intensas y perturbadoras, desorientación, confusión, pérdida de memoria y hasta hipertensión y dificultades para hablar y moverse.

Un baqueano de la zona me dijo que habría caminado en círculos, por eso no se internó a más distancia. Ambos turistas fueron expulsados del hotel donde se habían alojado, ya que habían ocasionado semejante problema; antes fueron examinados por el médico policial sin que fuera necesaria una internación.

Por su parte, no procedimos a su detención, ya que no habían cometido ningún delito, simplemente habían puesto en peligro sus propias vidas y, a decir verdad, tuvieron mucha suerte, el primero, por no ser arrastrado por las aguas hacia los saltos de las Cataratas, donde habría tenido una muerte segura; el segundo, por no haber sido devorado por algún puma o yaguareté, habitantes del Parque Nacional. En fin, ambos habrán regresado a su Europa natal y contado sus vivencias, típicas de transgresores extraviados, pero, a decir verdad, con mucha suerte.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias