Por una real política de integración

Hace tres décadas, con la construcción de dos puentes, surgía el sueño de hermandad plena con Paraguay y Brasil. Pasaron los gobiernos y nadie logró solucionar los problemas de frontera. En JxC sigue la fuerte competencia interna. Massa, entre gestión y campaña, con fuerte respaldo de la Renovación
domingo 23 de julio de 2023 | 6:05hs.
Por una real política de integración
Por una real política de integración

El término integrar según define la Real Academia Española, proviene del latín ‘integráre’ y significa constituir un todo. De allí, a su vez, es el acto de unir, incorporar o entrelazar partes para que forme un todo, mediante la integración, en beneficio de la constitución de estructuras y ordenes sociales culturales comunes. Es justamente una de las cuestiones, que se plantea de manera histórica y actual, con un proyecto de integración concebido en los años 70, entre Paraguay y Argentina para la construcción de un viaducto que uniera a ambos países tras el acuerdo por la entonces construcción de la represa de Yacyretá. Así se construyó e inauguró el 2 de abril de 1990 el puente internacional San Roque González de Santa Cruz. Los entonces presidentes de Argentina, Carlos Menem, y del Paraguay, Andrés Rodríguez, habían apelado a la unión natural de los pueblos hermanos y ciudades gemelas, como el caso de Posadas y Encarnación. Con el mismo espíritu fue inaugurado el Puente Internacional Tancredo Neves, el 29 de noviembre de 1985 y hasta como parte del fin concebido, es conocido como el puente internacional de la fraternidad.

Sin embargo, esa promovida hermandad suele tensionarse por incompetencia o falta de respuesta al espíritu con el que se concibió el viaducto situado sobre el río Iguazú.

En el caso de Posadas y Encarnación, con la habilitación del puente comenzaba a dejarse de lado las lanchas, que llevaba por entonces por igual vehículos y pobladores de uno y otro lado de la orilla, tanto para hacer turismo, pero también para comerciar en toda la plenitud del término, tanto de manera legal o no tanto como el contrabando hormiga o transfronterizo, que existió históricamente y existe ahora. Es decir, la actividad comercial en la frontera siempre estuvo atado -como ahora- a la tasa de cambio y diferencia cambiaria, beneficiando de manera cíclica de uno u otro lado del país. En este momento, la balanza desde hace tiempo se inclinó a favor de la Argentina, antes que Paraguay y Brasil, para el caso de las ciudades fronteriza y con beneficios económicos muy importantes para Misiones.

Para aprovechar el mayor valor del guaraní o el real ante el peso argentino, son miles los ciudadanos paraguayos o brasileros -en zonas como Iguazú o Bernardo de Irigoyen- que en forma diaria intentan cruzar la frontera para comerciar, hacer turismo o disfrutar de la gastronomía misionera.

Del anhelo de unión al caos

Sin embargo, aquella idea primigenia de promover la integración, el comercio y el intercambio, se ve frenado por la burocracia, la carencia de infraestructura, de tecnología y hasta de personal para facilitar el paso a los ciudadanos de uno y otro lado de la frontera. Pareciera haber una política para entorpecer la circulación de los ciudadanos argentinos, paraguayos y brasileros, antes que apuntalar a la prometida y anhelada unión que a su vez diera inicio al Mercosur.

Los problemas de agilización en la circulación no son culpa de quienes ponen la cara todos los días, como el personal de Migraciones, Aduanas o fuerzas de seguridad, aunque también suelen detectarse casos frecuentes de coimas y otros privilegios, producto del caos reinante en la frontera como sucedió el jueves.

Pero la responsabilidad plena es de las máximas autoridades de los países involucrados. Como sucede entre Posadas y Encarnación, no hay argumentos que justifiquen que hayan pasado 33 años desde la habilitación del puente y los problemas no sólo persisten, sino que se agravan día a día generando incidentes, desencuentros entre ciudadanos que padecen el calvario de esperar de uno y otro lado de la frontera hasta 15 horas para cruzar. Similar escenario, como se indicó, suele repetirse entre Iguazú y Foz, cuyo viaducto va camino a cumplir 38 años.

En tres décadas ejercieron como presidentes de la Argentina, radicales como Raúl Alfonsín, peronista como Carlos Saúl Menem, un gobierno de coalición como Fernando De la Rúa, cuatro presidentes de transición en la crisis del 2001, luego el kirchnerismo y cristinismo, pasó el macrismo y actualmente en proceso de terminar mandato Alberto Fernández y nadie brindó una solución de fondo.

Todos prometieron, pero sólo realizaron parches, que se terminaron desprendiendo y causando más caos al crecer la demanda como ocurre ahora del movimiento migratorio. Es cierto, en el caso de Posadas, se hicieron inversiones, como más casillas, pero no siempre se encuentran habilitadas muchas veces por falta de personal.

Ante este panorama, los pobladores, con mucha razón se preguntan si en la actualidad estos puentes, la de Posadas e Iguazú por caso, están para unir o separar y generar discordia, sumado a la descabellada idea de un funcionario paraguayo proponiendo una muralla, olvidando que tal división ya no se acepta desde aquella destrucción del muro de Berlín, en Alemania.

En cuanto a las máximas autoridades, ninguno de los países que promueven la integración como también repitieron en el encuentro reciente de presidente en Iguazú, suelen dar la cara y terminan con acusaciones mediáticas y repartos de responsabilidades, pero nunca llegan a terreno para brindar una verdadera solución.

El bloqueo del puente el jueves en Encarnación, del que fueron rehenes cientos de familias por alrededor de siete horas y otras cuatro o cinco horas más para cruzar, desnudó de manera clara y contundente la falta de un abordaje serio para resolver el problema.

Cuestión crítica para Misiones

Para Misiones, como se indicó, es una cuestión crítica porque es la única provincia del país cuyo territorio linda en un 90% con Paraguay y Brasil y, por lo tanto, tan sólo 10% con otra provincia argentina, como Corrientes. De allí la importancia de lograr una integración cada vez más plena y profunda, cuya misión está en manos de los estados nacionales partes. Por tal razón, al gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, no le queda otra que insistir una y otra vez ante la Nación, como adelantó lo hará esta semana, para que se busquen soluciones de uno y otro lado de la frontera a este problema histórico. El tema está en manos de las cancillerías, porque además fueron las que intervinieron en volver a establecer la prohibición de hacer fila sobre el puente y también, en el caso de argentina, del Ministerio del Interior, a cargo de Eduardo “Wado” de Pedro.

El gobernador de Misiones requeriría a este funcionario nacional dotar de más tecnología y personal para tener todas las casillas funcionando de forma permanente, al sostener que la actividad diurna como nocturna es ahora similar en el puente Posadas-Encarnación. La preocupación y el pedido de solución -afirmó- también los había trasladado a los presidentes del Paraguay, a quien está en funciones y al electo.

En campaña a favor de Massa

Diversos referentes de la Unión por la Patria (UP) comenzaron a marcar notable diferencia entre el país de inclusión que impulsan y, al contrario, el de exclusión que sostienen proponen desde Juntos por el Cambio. Cada uno por su lado, lo plantearon en diferentes términos, pero se notó un discurso más unificado como no venía ocurriendo desde hace tiempo en el oficialismo. Ello ocurre en una semana, en que la Argentina consiguió que por primera vez Europa atendiera el reclamo argentino sobre la soberanía de Malvinas. Es decir, poner de nuevo el debate siguiendo las vías diplomáticas, tal como sugiere Naciones Unidas. Otro aspecto preponderante para la gestión nacional es el proceso de intensa negociación en Washington que se inició el martes e incluyó nuevas conversaciones ayer, con el Fondo Monetario Internacional para alcanzar un acuerdo en los próximos días. El presidente Alberto Fernández sostuvo que la deuda con el FMI es una deuda maldita que contrajo el expresidente Mauricio Macri y representa un peso impresionante para la economía argentina, al añadir además que se le sumó la sequía que privó de 20.000 millones de dólares a la Argentina.

A su vez en el marco de un nuevo acuerdo, desde el gobierno esperan aplicar nuevas medidas a fin de fortalecer reservas y mejorar la sostenibilidad fiscal. Se aguarda conocer un posible nuevo Impuesto País destinadas a las importaciones de algunos rubros, pero también elevar el valor de dólar agro para algunos productos de exportación.

En cuanto a los discursos, el precandidato presidencial por UP y ministro de Economía, Sergio Massa, sostuvo que hay un país de la producción, el trabajo y el progreso, y otro de la especulación. Fue en un acto en la ciudad bonaerense de Florencio Varela, donde estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el intendente local, Andrés Watson.

Desde el Frente Renovador de la Concordia hay una intensa campaña que se está haciendo a favor de la figura del precandidato nacional a la presidencia. Consultado al respecto el gobernador Oscar Herrera Ahuad planteó las coincidencias programáticas con el aspirante a la Casa Rosada en lo que hace a las acciones de gobierno y destacó que serían muy beneficiosas para las provincias y que en el caso de Misiones son cuestiones que hacen a las necesidades elementales que se viene reclamando.

Entiende que Massa ha dado muestra de cumplimiento a favor de Misiones y en cuanto al país tomó la decisión de hacerse cargo del Palacio de Hacienda en un momento muy delicado del país y demostró mucha valentía para afrontar la situación y marcando un claro norte a seguir. En igual sintonía y en términos más amplios, el electo gobernador Hugo Passalacqua destacó que Massa tuvo el coraje de asumir en Economía y atajar el caos. Por eso sostuvo que el cambio viene por el lado del actual ministro de Economía, al rescatar además que da mucho lugar al federalismo. 

En plena campaña, Passalacqua además realzó la lista de candidatos a diputados y senadores de la renovación, que van ahora adheridos a la boleta con Massa. Desde el espacio que conduce la provincia, destacan que estos legisladores responderán al mandato del pueblo misionero y no a Buenos Aires, además de cuestionar y recordar a los legisladores de la oposición que votaron en contra del presupuesto nacional donde estaba incluida la zona económica especial, que luego volvió a ser aprobado.

JxC en plena competencia

En Juntos por el Cambio, los precandidatos a presidente Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta no tienen descanso, mientras en provincias como Misiones intentan instalar sus figuras. Pero la prioridad es hoy en Córdoba, como fue el pasado domingo en Santa Fe donde en las Paso perdió la candidata de Bullirch, Calorina Losada. Con el triunfo de Maximiliano Pullaro, hoy se presenta a otra competencia interna clave Rodríguez Larreta en Córdoba, acompañando a Rodrigo De Loredo a quien también intenta conquistar Bullirch, ya que el cordobés competirá por la intendencia de la capital provincial. Para JxC es un distrito estratégico porque siempre fueron favoritos, pero nadie se anima a un pronóstico como tampoco que los precandidatos terminen en esta jornada compartiendo un búnker en caso de que triunfe De Loredo.

Por el lado del peronismo cordobés, corren de atrás mediáticamente por la gigantesca parcialidad a favor de JxC desde los medios nacionales, pero confían que terminará ganando por unos puntos la ciudad. Se basan en que el triunfo provincial contra Luis Juez de hace unos días fue determinante gracias al voto de apoyo de la ciudad de Córdoba. Por lo tanto, razonan, ahora también deberían votar a Daniel Passerini como candidato del espacio cordobés. Pero en política nada está escrito hasta que se cuenten los votos.

Es Milei pero no el candidato

En Santa Cruz, Javier Milei transita por una situación casi insólita. En las urnas habrá votos de Milei pero que no responden al aspirante a la presidencia que no presenta ninguna lista. Lo que sucede es que la agrupación Unidos por Santa Cruz, que integra el frente Por Santa Cruz, inscribió un sublema con el nombre de Movimiento Integrador Liberal e Independiente, cuya sigla aparece en la boleta como ‘Milei’.  El titular de la Libertad Avanza cuestionó duramente la presunta jugada electoral y del otro lado le contestaron que el nombre del espacio va en sintonía con la propuesta que representa.

Presencia del embajador

En materia de gestión, esta semana llegó a Misiones el embajador de los Estados Unidos, Marc Stanley, y se reunió con el gobernador Herrera Ahuad, Passalacqua y el intendente Leonardo “Lalo” Stelatto de Posadas. En redes sociales dio a conocer su impresión sobre Misiones y destacó el cuidado del medioambiente, el desarrollo turístico, económico y la innovación impulsada en la provincia. Abrió las puertas para potenciar ventas de diversos productos de Misiones, firmó convenios incluidos en materia de seguridad y destacó en sus redes la convivencia política en la Legislatura provincial y se fotografió con Victoria Rojas, la adolescente misionera de 17 años seleccionada entre los 50 mejores estudiantes del mundo por el Global Student Prize 2023.

Mientras Stanley destacaba el sistema educativo innovador de Misiones, desde la misma administración provincial se repasaba cómo la joven misionera fue abriéndose paso desde aquellos primeros inventos en la Escuela de Robótica, a participar en programas de liderazgo y ahora seleccionada y a punto de partir a Dubai para debatir con estudiantes del mundo temas de agenda de política internacional.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?