lunes 15 de abril de 2024
Lluvia moderada 22.2ºc | Posadas

En un vuelco falleció el papá del menor que atropelló y mató a la estudiante de Panambí

Jorge Emke (40) perdió la vida anoche, al salir despedido del habitáculo de su camioneta. Su hijo, Mateo Román (17), hace poco más de tres meses atropelló y provocó la muerte de Gisela Báez (19) a la salida de su fiesta de egresados. El fallecido fue protagonista de otro siniestro fatal en 2012.

martes 21 de marzo de 2023 | 14:41hs.
En un vuelco falleció el papá del menor que atropelló y mató a la estudiante de Panambí
El siniestro fatal ocurrió anoche cerca del acceso a la localidad de Los Helechos. //Foto: Polmis.
El siniestro fatal ocurrió anoche cerca del acceso a la localidad de Los Helechos. //Foto: Polmis.

La trágica muerte de Jorge Emke (40), anoche, en un siniestro vial ocurrido sobre la ruta provincial 5 en inmediaciones del acceso a la localidad de Los Helechos, generó conmoción en la comunidad de Panambí, de donde es oriundo y vive la víctima fatal.

Es que Emke es papá de Mateo Román (17), el menor que hace poco más de tres meses -manejando alcoholizado y excedido de velocidad- atropelló y le causó la muerte a la estudiante Gisela Báez (19), quien junto a su novio, Brian Patiño (20), regresaban a su casa después de haber participado en su fiesta de egresados. Sucedió en la madrugada del 3 de diciembre de 2022.

Pero los registros periodísticos dan cuenta que hace más de una década, el propio Emke (fallecido ayer) fue protagonista en un choque que derivó en la muerte de un adolescente de 16 años, sobre la misma ruta. En aquella oportunidad Carlos Sebastián Perette agonizó durante 9 días en el hospital de Oberá, hasta que se informó su deceso.

"El accidente ocurrió el martes 13 (de noviembre de 2012) a las 19 a la altura del Kilómetro 10, en una curva, donde por causas que se tratan de establecer una moto Honda Bross 125 al mando de Jorge Emke, que circulaba en sentido Oberá - Panambí, impactó de forma frontal contra otra moto cuyos ocupantes fueron identificados como Matías D.S. (18) y Carlos Sebastián Perette (16)", reflejó en su momento El Territorio. Los tres fueron llevados al Samic de Oberá, donde el menor terminó falleciendo por las graves lesiones.

Trágico desenlace

En la noche de ayer, en soledad Emke manejaba su camioneta Toyota Hilux camino a Panambí cuando perdió el control y volcó, saliendo despedido del habitáculo al no tener colocado el cinturón de seguridad. Murió en el acto producto del brutal golpe de su cabeza contra el asfalto.

De acuerdo con un testigo presencial, que circulaba en la misma ruta pero en dirección opuesta, la camioneta circulaba a alta velocidad y Emke trató de desviar a una motocicleta antes de perder el control y terminar dando varias vueltas. 

Tras tomar conocimiento del siniestro fatal llegó una comisión policial al lugar y se solicitó la presencia de la División Policía Científica y de un médico y bioquímico para realizar las pericias.

La muerte de Gisela

El atropellamiento que derivó en la muerte de Gisela ocurrió el sábado 3 de diciembre, poco antes de las 6 de la mañana, en un tramo de curvas y pendientes -a unos 6 kilómetros del cruce con la provincial 5- y como el impacto fue de atrás y a mucha velocidad, la joven, que iba de acompañante, se llevó la peor parte. Sufrió la amputación traumática de la pierna izquierda, múltiples traumatismos y casi se desangra esperando la ambulancia, que tardó más de una hora en asistir.

Su estado era gravísimo y ese mismo sábado fue trasladada al Madariaga, donde los médicos la operaron varias veces durante tres semanas pero el daño terminó siendo irreversible para la joven que había planeado comenzar una carrera universitaria.

Patiño, en tanto, estuvo internado en el hospital de Oberá por una fractura expuesta en la pierna izquierda, más allá de los golpes. Fue operado y pocos días después recibió el alta médica aunque debe cumplir con un largo tratamiento y frecuentes controles médicos para recuperar la movilidad de las partes afectadas.

El menor al mando del auto (Volkswagen Gol) apenas sufrió algunos raspones, salió del habitáculo por sus propios medios y fue rescatado por un pariente que circulaba detrás, en otro coche, dejando abandonados a los heridos. Desde la fuerza informaron que presentaba "aliento etílico".

La muerte de Gisela Báez generó un gran impacto en la familia y en parte de la comunidad de Panambí, que desde aquella mañana trágica pidió justicia, la detención del adolescente o que la responsabilidad penal recaiga sobre sus padres, propietarios del coche con el que fue consumado el atropellamiento.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias