domingo 05 de febrero de 2023
Cielo claro 31.7ºc | Posadas

Insisten en que todas las dietas sufren desequilibrios si no tienen asesoramiento

Afirman que la alimentación vegana no representa un riesgo para la salud

Nutricionistas consultados resaltaron que cada vez más personas adoptan este estilo de vida por motivos éticos, ambientales o bienestar personal

martes 24 de enero de 2023 | 6:04hs.
Afirman que la alimentación vegana no representa un riesgo para la salud
Hay más beneficios que riesgos en el consumo de frutas y verduras, sostienen los expertos. Foto: Joaquín Galiano
Hay más beneficios que riesgos en el consumo de frutas y verduras, sostienen los expertos. Foto: Joaquín Galiano

En los últimos tiempos se ha incrementado la cantidad de personas que optan por un estilo de alimentación alejado de las carnes o que no sean de procedencia animal. Según destacaron nutricionistas, en los consultorios se dio un aumento en pacientes que cambian sus dietas, ya sea por motivos éticos, ambientales o por su bienestar físico.

Específicamente, se conceptualiza a la personas vegetarianas como aquellas que no comen ningún tipo de carne, aunque sí consumen derivados animales, mientras que los veganos no consumen alimentos de origen animal, como por ejemplo carnes, huevos y lácteos.

En ese contexto, el licenciado Ticiano Benedetto, integrante del Servicio de Nutrición del Hospital Madariaga, en diálogo con El Territorio comentó que hay muchos mitos acerca de la alimentación vegetariana o vegana, ya que ninguna representa un riesgo para la salud.

Precisó: “Todo tipo de dieta, ya sea omnívora, vegetariana o vegana, puede tener desventajas si no se hace bajo el asesoramiento de un nutricionista. En personas que consumen carne, pero no tienen un correcto balance con los demás alimentos, también pueden sufrir un desequilibrio”.

En la misma línea, el profesional de la salud hizo hincapié en que la proteína animal no es mejor que la vegetal y tanto la carne como cualquier alimento de origen animal puede ser sustituido normalmente.

“Hay más beneficios que riesgos en alimentaciones veganas, pueden prevenir enfermedades y, además, hay que tener en cuenta que todos los alimentos que hacen a las dietas omnívoras, pueden ser sustituidos e incluso se puede suplementar a través de la vitamina B-12”.

Asimismo, agregó que ese tipo de dietas se pueden adecuar a niños, ancianos, deportistas y personas que tienen alguna enfermedad de base, siempre y cuando sea bajo la lupa de un especialista.

Alimentación basada en plantas
La alimentación basada en plantas, es un patrón alimentario que se caracteriza por maximizar el consumo de alimentos vegetales densos en nutrientes, al tiempo que minimiza los procesados como aceites, carbohidratos refinados, carnes, lácteos, huevo y derivados.

En comunicación con este medio, la nutricionista y especialista en alimentación a base de plantas, Emilce Álvarez Vivar, comentó que lo ideal de es que el 90% de los alimentos, sean de origen vegetal y sin ser procesados.

“Nutricionalmente hablando, este tipo de ingesta se caracteriza por ser rica en carbohidratos complejos, suficiente en proteínas y grasas saludables. Además es alta en fibra, antioxidantes, fitoquímicos, fitonutrientes y otros compuestos que potencian nuestra salud y bienestar”, detalló la profesional.

En este caso, se podrán consumir todo tipo de hortalizas, de frutas frescas, cereales, legumbres y sus derivados, frutos secos, semillas, frutas deshidratadas, especias y hierbas, hongos y algas, y agua y bebidas caseras.

Beneficios para la salud
Más allá del aumento en pacientes que optan por este tipo de nutrición, también existe un creciente interés en la comunidad científica por estos patrones alimentarios.

“Esto se debe a que las guías de práctica clínica de las principales sociedades médicas recomiendan estas dietas cada vez con más frecuencia para la prevención y el tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles. Puede ser para la cardiopatía isquémica, la diabetes mellitus, las enfermedades neurodegenerativas, la enfermedad renal crónica y el cáncer”, explicó Álvarez Vivar.

Las dietas vegetarianas y veganas adecuadamente planificadas son saludables y pueden proporcionar beneficios de salud para la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades.

En este sentido, la nutricionista agregó: “Estas dietas son apropiadas para todas las etapas del ciclo de vida, incluidos el embarazo, la lactancia, la infancia, la adolescencia, la edad adulta, la vejez y para los atletas”.

Del mismo modo, la especialista recomendó evitar los comestibles ultraprocesados, que son aquellas formulaciones industriales sobre las cuales la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda limitar su consumo por su alto contenido de azúcares agregados, sodio, grasas saturadas y trans, asociándose su ingesta con enfermedades crónicas no transmisibles como obesidad, diabetes, cáncer, hipertensión y cardiopatías.

“El bajo consumo de grasas saturadas y la ingesta de verduras, frutas, granos enteros, legumbres, productos de soja, nueces y semillas -todos ricos en fibra y fitoquímicos- son característicos de las dietas vegetarianas y veganas. Producen niveles más bajos de colesterol total, de lipoproteína de baja densidad (LDL) y mejor control de la glucosa sérica”, detalló Álvarez Vivar.

En lo que refiere al consumo de proteína vegetal, se pudo asociar a un menor riesgo de mortalidad general y la proteína animal se asoció con un mayor riesgo de enfermedades crónicas.

Aporte al medioambiente
Actualmente existe una crisis climática que afecta a la biodiversidad. Los combustibles fósiles y la agricultura animal son la fuerza motriz del calentamiento global descontrolado.

A esto se suma la pérdida de biodiversidad, la deforestación a gran escala, la extinción de especies, el agotamiento del agua, la degradación del suelo y las zonas muertas de los océanos.

“Una ingesta basada en plantas no sólo es lo mejor que podemos hacer por nuestra salud sino también la opción más compasiva que podemos hacer por los animales. A la vez que ayudamos a proteger la Tierra para las generaciones futuras”, reflexionó la trabajadora de la salud.

Las dietas basadas en plantas son más sostenibles, desde el punto de vista ambiental, que las ricas en productos animales, ya que utilizan menos recursos naturales y se asocian con mucho menos daño ambiental.

Por este motivo, según mencionó la nutricionista, “los principales expertos en cambio climático, como así también la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtieron la necesidad urgente de transicionar hacia una alimentación basada en plantas”.

“Esto podría mitigar la creciente crisis climática y mantener los límites planetarios. Pero lo importante es que para cualquier tipo de alimentación con incorporados de origen animal o no, sean bajo el asesoramiento de profesionales aptos y calificados”, finalizó Álvarez Vivar.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias