lunes 05 de diciembre de 2022
Cielo claro 31ºc | Posadas

El episodio ocurrió el viernes por la noche en la entrada de Arroyo del Medio

“Sólo sentí algo caliente en mi panza que era la sangre que corrió”

Así describió Norma L. (35) el momento que recibió un puntazo por parte de su pareja, José Daniel L. (42). La mujer tuvo que ser operada, pero ya le dieron el alta

jueves 24 de noviembre de 2022 | 8:31hs.
“Sólo sentí algo caliente en mi panza que era la sangre que corrió”
Norma necesitará hacer reposo y no podrá trabajar por más de tres meses.
Norma necesitará hacer reposo y no podrá trabajar por más de tres meses.

Una mujer oriunda de la localidad de Arroyo del Medio fue dada de alta luego de permanecer internada a causa de las graves heridas de arma blanca que sufrió tras bajar del colectivo poco antes de la medianoche del viernes. Por el intento de femicidio fue detenida su ex pareja.

 La víctima fue identificada como Norma Inés L. (35) y el atacante como José Daniel L. (42).Estaba previsto que en la víspera sea trasladado al Juzgado de Instrucción Cinco de Leonardo N. Alem luego.

 El hombre fue detenido después del hecho y se confirmó que se encontraba en estado de ebriedad cuando confesó ante los investigadores policiales haber sido el autor del ataque. Dio tres versiones distintas y hasta afirmó que se defendió de una agresión inicial.

 Es en esta línea que su situación judicial dependerá de la evolución de la mujer, según informaron fuentes ligadas a la pesquisa.

En horas de la mañana de ayer, la víctima se encontraba internada en sala general del nosocomio y transitaba una paulatina recuperación después de haber sufrido graves lesiones con lo que se presume que fue un cuchillo. Horas después fue dada de alta con tratamientos ambulatorios.

 “En general, está evolucionando bien”, manifestó una fuente del hospital de Leandro N. Alem que explicó que por la gravedad de las heridas la mujer debió recibir un tratamiento quirúrgico “con riesgos infectológicos”.

En los primeros momentos que recibió asistencia médica, el informe refirió que ingresó al hospital con una “lesión punzocortante de tres centímetros en región del hipocondrio izquierdo, siendo una herida penetrante con afectación de órganos internos, requiriendo tratamiento quirúrgico”.

 “Le pedí que no me deje morir”

 “Yo viajé de la terminal hasta la entrada del Inta. Bajamos en la paradita y ahí él me dijo que yo le revise el celular de él y ahí yo le dije que no, que no hacía falta revisar. Entonces él me pidió el mío y yo no le quise entregar. Ahí fue que me dio un tape. Yo no sentí que me hincó, nada. Sólo sentí algo caliente en mi panza, que era la sangre que corrió”, relató Norma a El Territorio.

 “Cuando yo vi que perdía sangre, me tiré en los pies de él y pedí por favor que  me auxilie. Le pedí que no me deje morir”, expresó y agregó: “Él atajó un auto que cruzaba y fuimos al hospital, intentó llamar un remís, pero no enganchó”.

 El ataque ocurrió pasadas las 22 del viernes, minutos después de que la mujer descendiera del colectivo interurbano que la trasladó hasta el acceso de Arroyo del Medio.

 En un primer momento la mujer expresó a las autoridades policiales que ella misma alcanzó a revelar que fue increpada por un masculino en motocicleta, que le efectuó un corte en zona del abdomen y se retiró raudamente, desconociendo hacia qué dirección y la identidad del atacante.

 En ese contexto, informados de la gravedad de la situación los investigadores de la Unidad Regional VI de Alem dialogaron con el hombre que acompañó a la mujer hasta el nosocomio en busca de algún dato que conduzca a la captura del atacante y éste terminó confesando que era la pareja.

 En este contexto de confusión, Norma explicó: “La Policía fue al hospital el sábado a la mañana, pero yo estaba en terapia. Yo no me acordaba bien de lo que pasó y tenía miedo porque no sabía si Dani estaba suelto o si estaba preso”.

 Después de haber pasado por una intervención quirúrgica el fin de semana, la mujer fue dada de alta ayer y actualmente se encuentra recuperándose en la casa de un familiar.

 “Me dieron el alta porque no tenía más dolor y yo quería venirme. No voy a mi casa porque no tengo a nadie que esté allá conmigo”, refirió.

 Al ser consultada sobre la denuncia policial aseguró: “No voy a ir a declarar a la comisaría porque estoy grave, estoy en la casa mejorando, pero no puedo agarrar ningún virus porque no tengo defensas”.

 Por otro lado, el padre de Norma manifestó a este medio que su hija, en un momento, le dijo que la persona que la hirió “estaba con la cara tapada, ella no le conoció. Ella llamó al ex y llegó rápido, parece que estaba escondido y parece que a la policía le dijo que fue él”.

 “Ese tipo tiene que pagar, le quiso cortar en la garganta. Le cortó el cuerito y quedó la marca, tiene un rayón”, aseveró.

 Agregó: “Ella estaba contando que le tuvieron que sacar las tripas para poder limpiar. El médico le dijo que por un segundo se salvó”.

 “Necesito ayuda”

 Norma mencionó a este matutino que aquel día ella volvía a su casa desde Posadas, donde trabajaba cuidando a una anciana desde hace tres meses.

 En ese aspecto aseguró: “No me quedé sin trabajo, lo que pasa es que no puedo trabajar porque me quedé así después de la operación. Voy a necesitar ayuda porque me sacaron el vaso sanguíneo y no voy a poder trabajar por un año por ahí”.

 “Tengo una operación grande en la panza, son tres meses de reposo y dos años de tratamiento con pastillas, tengo que hacerme inyecciones cada dos meses por el vaso que me sacaron”, explicó y solicitó ayuda para poder sobrellevar la inesperada situación.

 Tres versiones

 Fue ante los investigadores que José Daniel L. (42) comenzó a entrar en contradicciones, dando tres versiones distintas: que el atacante había sido un desconocido que escapó en una moto, que se trató de una autolesión después de una discusión que tuvo con la víctima y también admitió que la hirió pero en un contexto de defensa tras recibir una agresión inicial.

 Sobre la primera versión, detalló que estaba en la casa de su hermana en Picada Belgrano cuando recibió un llamado de la víctima, quien le manifestó haber sido agredida por un sujeto y que necesitaba ayuda urgente en la parada de colectivos situada en el acceso del pueblo, por lo que acudió en su ayuda.

 Interrogado más en profundidad -de acuerdo a la información oficial- cambió sus dichos manifestando que en la tarde de la víspera había mantenido una discusión telefónica con la víctima y luego de que le fuera a buscar hasta la parada de colectivos, a la noche, ella lo intentó atacar y por eso se defendió.

 Dijo que en ese contexto la mujer se autolesiona con un cuchillo para inculparlo y ante esa situación pidió ayuda a un automovilista que circulaba por el lugar, quien los trasladó al hospital, pero en el trayecto ella descartó el cuchillo.

 Finalmente manifestó, en un estado nervioso, haberle provocado el corte a su pareja en un momento que se defendía de una agresión. Esa fue la tercera versión.

 Entre tantas discordancias en relación a su testimonio, terminó detenido y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción Cinco de Alem. Previo a eso fue sometido al test de alcoholemia que determinó 2,04 gramos de alcohol  por litro de sangre.

 Incautaron para pericias la camisa que llevaba puesta, con varias manchas que se presume sería sangre de la víctima. También su teléfono celular.

 “Antes nunca pasó nada”

 Al ser consultada sobre la situación de Daniel, como ella lo nombró, Norma aseguró “no sé nada porque yo vine del hospital hoy”.

 En el contexto de la grave agresión, la mujer comentó que se conocieron con el hombre hace dos años .“Hace tres meses vivía conmigo los fines de semana, venía de noche a mi casa”.

 “Empezó a vivir conmigo desde que estoy trabajando en Posadas cama adentro cuidando a una abuela. Ese día yo venía de mi trabajo en Posadas y él también venía del trabajo”. Con respecto a episodios previos y a este último, que culminó poniendo su vida en peligro, Norma refirió: “Ese día no me rompió el celular porque no le di”. Sin embargo, afirmó: “Antes nunca pasó nada”.

 Para agendar
 3754-473519
Norma brindó su número de celular para recibir ayuda económica, en tanto que debe realizar reposo y, en ese sentido, no podrá asistir a su trabajo. Además, explicó que actualmente se encuentra en la casa de un familiar porque necesita recibir asistencia.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias