domingo 25 de septiembre de 2022
Cielo claro 17.7ºc | Posadas

“Visualicé la llegada con mi hijo”

Cristian Stanganelli se transformó en el primer misionero en ganar los 100 kilómetros de la Ultra Maratón Yaboty Racing, en El Soberbio, y compartió que cuando el cansancio se hizo carne, lo motivó ver a su hijo; ahora apunta a seguir creciendo como atleta. “Es un estilo de vida”, dijo

martes 13 de septiembre de 2022 | 6:01hs.
“Visualicé la llegada con mi hijo”

El posadeño Cristian Stanganelli se transformó el domingo en el primer misionero en ganar los 100 kilómetros de la Ultra Maratón Yaboty Racing, que convocó a 2500 atletas de todo el mundo.

La prueba, que lleva 11 años y la distancia mayor nunca había sido ganada por un atleta de la tierra colorada, rompió con la hegemonía ‘extranjera’ el domingo y Stanganelli hizo gala al ser el primero en cruzar la meta en 9 horas, 37 minutos y 58 segundos. Lo escoltó el bonaerense Daniel Simbrón con 9h45m33s, quien había ganado la prueba el año pasado, y tercero fue Jerónimo Bertinat con 10h27m07s.

El del domingo fue su segundo festejo al hilo en la Yaboty Racing, ya que en el 2021, había ganado la prueba de los 50 kilómetros.

“Es la primera vez que se da ganar en la carrera más representativa, siempre venía ganando Daniel Simbrón que es de Buenos Aires y ahora lo pude vencer”, dijo contento el vencedor.

Sobre la carrera explicó: “Intenté salir fuerte los primeros 15 kilómetros para estar con el lote de punta y después descansar un poco. Después fui quinto, cuarto, tercero, segundo y volvió a estar primero en el kilómetro 50 y no solté más. Impuse mi ritmo y cuando me quisieron atacar tenía un resto para aguantar. Contento por eso porque la estrategia salió como lo pensamos. También le pegamos con la zapatilla ya que apostamos a una zapatilla liviana porque había sectores rápidos y sin piedra donde pude marcar diferencia y donde había piedra me la tuve que aguantar pero salió bien la estrategia”, indicó feliz el flamante ganador.

Un estilo de vida
Cristian Stanganelli es un deportista nato y desde pequeño practicó distintos deportes. Fue jugador de Guaraní Antonio Franco (en inferiores y algunos partidos en la primera), después dejó el fútbol y se subió como navegante de su padre Hugo “Mono” Stanganelli, quien es múltiple campeón provincial de rally y pista. Desde hace 6 años pasó a ser piloto de rally paralelamente a correr maratones.

Cristian también fue parte del rally y pista junto a su padre, el Mono Stanganelli.

El atleta corrió en San Juan, Rosario, realizó el Cruce de los Andes y este año además de ganar en El Soberbio, ganó Jardín América los 50 kilómetros del Tabay.

El deporte siempre estuvo en su vida, pero correr maratones y ultramaratones requería una preparación especial. “En el año podés correr 4 ultramaratones porque el cuerpo siente mucho el desgaste físico y la recuperación lleva su tiempo”, explicó Stanganelli.

“Todos los días tenés una rutina de entrenamiento. En mi caso comienza a las 5.45 y entreno hasta las 7. Después si quedan cosas pendientes las hago a la noche después del trabajo. Y los domingo entreno cuatro horas, siempre con una rutina y con una alimentación adecuada. Se transforma en una filosofía de vida, porque si no sos constante, y te ajustás a los horarios, después el cuerpo te pasa factura. Y en cuanto a correr yo tengo todo programado en el reloj: cuándo comer, cuándo tomar agua y no hay que dejar pasar nada porque sino el cuerpo hace ácido láctico y entra el cansancio”, contó el posadeño.

“Además de la preparación física, tenés que estar fuerte de la cabeza porque va a llegar un momento en que la carrera es más mental que física y ahí es donde juega fuerte de mente”, indicó

La Yaboty se largó a la medianoche del sábado y a las 5 fue el momento más extremo de la carrera. “En ese momento visualicé cómo iba a ser mi llegada, yo quería llegar primero para levantarlo a mi hijo Filipo y cruzar la meta con él y eso fue clave para seguir adelante, evadir el cansancio y seguir adelante. Más adelante llegó el aliento de los amigos y conocidos que me empecé a encontrar cuando salió el sol y que venían corriendo distancias menores, eso también sirvió cuando las piernas empezaron a pesar”, comentó.

Sobre lo que le diría a un atleta que quiere empezar a correr ultra maratones Stanganelli indicó: “Que empiecen por un kilómetro a la vez. Si nunca corrió que empiece por un kilómetro, mañana dos. Hay que ir preparando el cuerpo para las distancias. Un día te animás a los 10 kilómetros y después con una buena preparación, buena alimentación ir aumentando las distancias trabajar con gente capacitada y prepararse, física y mentalmente.

El próximo gran desafío de Stanganelli serán las 100 millas de Patagonia Run, que tiene una extensión de 160 kilómetros y que se disputará en abril del 2023.

 

Un deporte en crecimiento

Las ultramaratones se multiplican en Misiones y cada vez más municipios están haciendo carreras con gran organización y de nivel nacional. Además, la provincia acompaña al deporte y a los deportistas. “Tenemos lugares únicos, yo corrí en montaña y en la selva y me quedo con la selva, soy misionero y nuestros paisajes son únicos y cada vez hay más carreras y todas con una organización de primer nivel”, destacó Stanganelli, quien se transformó en uno de los referentes de la disciplina.

“Tenemos que cuidar nuestra selva, por eso cuando corremos no hay que dejar desperdicios y para eso sirve los chalecos que llevamos, para traer con nosotros los residuos que generamos”, finalizó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias