lunes 03 de octubre de 2022
Cielo claro 12.7ºc | Posadas

Dos décadas de pasión

La escuela OptiNic nació con la meta de poblar el Paraná con embarcaciones y que los chicos aprendan a navegar. El proyecto superó las expectativas y hoy son alrededor de 100 los jóvenes que disfrutan del río

sábado 10 de septiembre de 2022 | 6:01hs.
Dos décadas de pasión

El año 2001 fue un click para Nicolás Dasso y Leandra Burtnik. Pusieron en marcha su proyecto de tener una escuela para enseñar vela y dos décadas después, OptiNic está afianzada como referente en Misiones y la región.

En realidad el año pasado la escuela de vela cumplió los 20 años, pero la pandemia no permitió que se festeje como se debía y es por eso que, el fin de semana que viene, se realizarán regatas por un nuevo aniversario.

Las dos décadas de OptiNic estuvieron y están atravesadas por la pasión. Por la superación de diferentes objetivos. Desde la playa Heller hasta su nuevo hogar al lado de la bahía El Brete fueron muchos los cambios, salvo las ganas de enseñar y de darle vida al río Paraná.

“El objetivo siempre fue lograr aprovechar esta masa de agua que es el río Paraná y sus condiciones ideales para la vela. Siempre se buscó llenar el río de velas, más allá de los resultados deportivos, que fueron una consecuencia de mucho trabajo”, comentó Leandra Burtnik.

“Al principio la escuela estaba en la playa Heller, en donde hoy está la zona de la Aduana en el puente, y no había un balcón natural hacia el río. La gente no veía las velas y no llamaba la atención. En los primeros tres o cuatro años hubo menos de 20 alumnos. Con la construcción de los primeros tramos de la Costanera ya la gente empezó a ver los barquitos. Eso hizo que se acercaran y la escuela creció. Ahora tenemos alrededor de 100 chicos”, agregó Burtnik, quien junto a Dasso formaron una vida atravesada por el deporte.

Después de varios años de pasar por distintas sedes, finalmente la escuela se instaló sobre la avenida Tomás Guido, en la zona lindera a la bahía El Brete, y crece lentamente pero de manera constante.

Como la idea principal siempre fue darle vida al río Paraná y que, sobre todo, los más chicos disfruten del agua, Nicolás y Lea comenzaron con la escuela de vela inclusiva. Apuntaron a darle la chance a chicos de menos recursos de poder conocer el deporte y hoy son 30 los chicos y chicas que disfrutan del agua.

Dejar un legado

A lo largo de los 20 años de la escuela fueron muchos los alumnos que pasaron. Algunos se dedicaron a la competencia como Victoria ‘Charata’ Mackinnon y Lourdes Hartkopf, quien representó a Argentina en los últimos Juegos Olímpicos, y otros continuaron ligados a lo náutico. Ese es uno de los grandes logros y legados de Nicolás y Lea.

“La mayoría de los chicos que pasó por acá estuvo mucho tiempo. Muchos son profesionales, sobre todo los de la primera camada, y varios siguieron carreras relacionados a lo náutico y siempre vienen a ver cómo está el club”, contó Burtnik.

El próximo fin de semana, el río Paraná se llenará de embarcaciones para festejar los 20 años de OptiNic. Llegarán clubes de Corrientes para sumarse a la fiesta, pero Nicolás y Leandra ya piensan en lo que viene.

“Siempre pensamos que la base de la pirámide esté fuerte, que sean muchos los chicos que navegan y, en cuanto a la infraestructura, queremos dejar un lugar bien planificado y potenciar la vela inclusiva para que siempre haya muchos chicos navegando”, se ilusionó Lea.

El sueño que comenzó hace más de 20 años continúa vigente y OptiNic sigue creciendo a paso firme a la vera del río Paraná. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias