domingo 25 de septiembre de 2022
Muy nuboso 13.8ºc | Posadas

La familia de la víctima se constituyó como querellante particular

Los tres policías detenidos en el caso Ramírez designaron defensores

En la semana serán citados a indagatoria. Están alojados en la Unidad Regional II para evitar roces con presos comunes. Agustín Ramírez pasó a sala de recuperación

martes 06 de septiembre de 2022 | 14:30hs.
Los tres policías detenidos en el caso Ramírez designaron defensores
Los efectivos están alojados en un albergue de la Unidad Regional II.
Los efectivos están alojados en un albergue de la Unidad Regional II.

Vestidos de civil y custodiados por camaradas con los cuales hasta el último viernes prestaron servicio, los tres policías detenidos por la persecución y abandono de Rodolfo Agustín Ramírez (24) fueron trasladados ayer al Juzgado de Instrucción Dos de Oberá, donde fueron notificados de la causa y designaron a sus respectivas defensas.

Asimismo, en el transcurso de esta semana serán citados a indagatoria por el magistrado Horacio Alarcón, ocasión en la que podrán declarar o abstenerse, según la recomendación de los abogados.

Tal como publicó El Territorio en exclusiva, en la tarde del viernes se procedió a la aprehensión del oficial subayudante Nicolás S., del sargento primero y chofer Ariel C. y de la agente Camila C.

Los citados no están incomunicados y permanecen alojados en el albergue de la Unidad Regional II.

Con relación al lugar de detención, una fuente de la fuerza precisó que se destinó dicho espacio para preservar la integridad física de los imputados, habida cuenta del riesgo cierto que implicaría ubicarlos en una celda con presos comunes.

Por el momento, los tres policías están sospechados de perseguir y luego abandonar agonizando a Ramírez, quien despistó con su moto y sufrió gravísimas lesiones en la cabeza.

En tanto, si bien existen indicios de que el móvil policial propició el siniestro al impactar a la moto, por el momento sólo estaría probado el abandono de persona agravado por la condición de funcionario público, el incumplimiento en las funciones y falsedad ideológica, ya que luego del despiste, los implicados regresaron a la escena y dijeron desconocer el hecho.

Analizan celulares
El siniestro vial se registró el pasado 16 de agosto, alrededor de las 21.20, sobre calle Catamarca entre Urquiza y Quintana, en Villa Vick de Oberá.

Desde un primer momento fue clave el aporte de un testigo que declaró que un móvil policial perseguía a una moto cuyo conductor perdió el control y despistó, tras lo cual el vehículo oficial abandonó la escena y no prestó asistencia a la víctima.

Dicha versión fue confirmada con el registro fílmico de las cámaras de seguridad de dos viviendas de calle Catamarca que dan cuenta de la persecución de la patrulla.

Luego la agente que integraba la patrulla se quebró y confesó que persiguieron y después abandonaron al motociclista, aunque negó la colisión.

Al momento del hecho los policías prestaban servicio en el Comando Radioeléctrico Sur.

“Se ordenó la detención preventiva luego de tener vista del sumario policial. Además se secuestraron los celulares de los tres funcionarios y se aguarda el resultado del peritaje”, precisó un vocero del caso.

La aprehensión se fundamentó en “evitar el riesgo de entorpecimiento en la investigación”.

Asimismo, se consideró “la gravedad del delito en sí mismo por parte de funcionarios públicos que abandonaron a una persona en grave estado”, detalló la misma fuente.

Previendo el avance judicial, a principios de la semana pasada la Jefatura de la Policía de Misiones había ordenado el pase situación de disponibilidad los tres implicados.

Con relación al estado de Ramírez, quien el último sábado cumplió 24 años, la semana pasada pasó a sala de recuperación y su evolución es favorable. El joven padeció fractura de cráneo.

En diálogo con este diario, su familia comentó que “ya se sienta y camina unos pasos, pero todavía no consume alimentos sólidos. Tiene lapsos de lucidez, pero por ahí se pierde. Los médicos ya nos anticiparon que tendrá secuelas neurológicas”.

Testigo presencial
Respecto de la noche del hecho, un vocero del caso precisó que “hay videos donde se corrobora que el móvil está en persecución de Ramírez. En una cámara se ve que el móvil está a diez metros y en otra más encima”.

Si bien los registros no lograron grabar el presunto choque, sí muestran las luces de la sirena de la Policía en el horario en que ocurrió el accidente, entre 21.10 y 21.20.

“Por el minuto 21.14 se logra ver el reflejo de las luces azules, por eso se sabe que no fue la ambulancia, que llegó más tarde”, explicó el vocero.

Otro aspecto que genera suspicacias es que la patrulla involucrada no contaría con cámara hacia el exterior, elemento de resguardo que sí tienen otros móviles, como tampoco GPS que registra recorridos y horarios.

Si bien hasta el momento los policías implicados negaron haber impactado a la moto de Ramírez, dicha versión contradice a la del testigo presencial, como también las de otros vecinos que escucharon un fuerte impacto previo al despiste.

“Vivo a una cuadra y media del hecho, justo llegaba a mi casa en mi moto y escuché un estruendo terrible, a eso de las nueve y diez de la noche. Fui a un negocio y en eso apareció un chico que vive casi en frente a donde ocurrió el hecho y vio todo. Apenas nos contó que hubo un accidente fuimos para ayudar al muchacho, el cual estaba muy mal”, precisó el vecino.

“Vio todo”
En tanto, comentó que “el chico que vio todo nos contó que un patrullero estaba persiguiendo a la moto y la chocó, el conductor perdió el control y cayó”.

Precisó que la ambulancia demoró alrededor de 20 minutos, mientras que la Policía tardó más de media hora.

“Hasta que por fin llegó un móvil con tres uniformados, dos hombres y una chica en un Chevrolet Cruze. Apenas llegaron, el chico que vio el choque les comentó lo que pasó y les dijo que el móvil que chocó al muchacho era igual al de ellos”, indicó.

Minutos más tarde los vecinos volvieron a sus respectivos domicilios, circunstancia en que habrían notado que “los uniformados comenzaron a alumbrar con sus celulares al paragolpes del móvil, como buscando marcas o demás”, opinó el testigo, dando a entender que se trataría de la misma patrulla que propició el siniestro vial.

La semana pasada la familia Ramírez se constituyó como querellante particular para tener acceso y participación en el expediente penal. Asimismo, radicaron una denuncia para que se investigue el accionar de los policías implicados en el siniestro vial. El joven es padre de una pequeña y el día del hecho volvía de trabajar en una verdulería.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias