martes 16 de agosto de 2022
Muy nuboso 19.7ºc | Posadas

Comenzó el juicio a la mujer acusada de matar a su ex concubino y descartar el cuerpo en el Yabebiry

Raquel Aurora Ramírez (46) y quien era su pareja, Ernesto Roberto Frank (70), son juzgados por los delitos de "homicidio agravado por haber sido cometido contra una persona con quien ha mantenido una relación de pareja y agravado por haber sido cometido con alevosía".

jueves 04 de agosto de 2022 | 16:25hs.
Comenzó el juicio a la mujer acusada de matar a su ex concubino y descartar el cuerpo en el Yabebiry
Frank y Ramírez junto a sus defensores, Cabral y Olivera. //Foto: Cristian Valdez.
Frank y Ramírez junto a sus defensores, Cabral y Olivera. //Foto: Cristian Valdez.

El cuerpo sin vida de Hugo Do Nacimento (42) fue hallado flotando en el arroyo Yabebiry (zona de Picada Lamadrid, cerca de General Alvear) el 17 de septiembre de 2019. Lo encontró un pescador y de acuerdo al informe médico policial no presentaba lesiones compatibles con una muerte violenta. Inclusive la autopsia indicó que el deceso se produjo por asfixia por inmersión, dejando abierta la posibilidad de un suicidio. Pero una serie de llamadas y mensajes enviados en aquel momento, además de una supuesta confesión cambiaron rotundamente el rumbo de la investigación hasta terminar con la detención de la ex concubina de la víctima, Raquel Aurora Ramírez (46) y su nueva pareja, Ernesto Roberto Frank (70), conocido como Nene.

Los dos comenzaron a ser juzgados esta mañana en el Tribunal Penal Uno de Oberá por los delitos de "homicidio agravado por haber sido cometido contra una persona con quien ha mantenido una relación de pareja y agravado por haber sido cometido con alevosía". Ramírez con la representación del defensor oficial Matías Uriel Olivera y Frank con asesoría del abogado particular Miguel Cabral.

De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio, entre las 20 horas del 16 de septiembre de 2019 y las 16 del día siguiente, en una propiedad del barrio Mc Donald de la localidad de Los Helechos, los acusados colocaron a Do Nacimento en estado de letargo e indefensión por medio de alguna sustancia en el mate y luego trasladaron su cuerpo aún con vida en un auto hasta el arroyo Yabebiry, donde lo descartaron. Murió ahogado y los posibles motivos quedaron expuestos hoy en la sala de debates.

Si bien tanto Ramírez como Frank decidieron abstenerse por el momento de declarar ante los jueces Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Jorge Villalba (subrogante), además de la fiscal Estela Salguero, por los estrados pasaron siete testigos entre los que estaba quien era la nueva pareja de Do Nacimento, Lucía Inés Fernández de Olivera; dos compañeros de trabajo en un aserradero de Panambí, Marcos Da Rosa, Miguel Rodríguez y el empleador Mario Gilberto Moreira; además de una hijastra y una hija de la víctima y dos reclusos a los que Frank le habría confesado su participación en el crimen.

Violencia, acusaciones cruzadas y confesión

Los testimonios más contundentes fueron vertidos por las hijas de la acusada, Susana (31) y Rocío (23), hermanastras entre sí en razón de que poseen padres distintos.

Las dos marcaron la existencia de episodios de violencia entre Ramírez y Do Nacimento en casi dos décadas de relación, tanto que ambas prefirieron alejarse de la casa familiar siendo adolescentes y posteriormente también evitaron contacto con ambos, relataron.

Contaron que la acusada había denunciado a la víctima y llegó a tener un botón antipánico "pero era una relación tóxica, enfermiza, se peleaban mucho y hasta hubo denuncias de por medio pero después se buscaban y volvían", lamentaron.

La mayor de las testigos es la que al comienzo de la pesquisa ofreció datos reveladores que precipitaron la sospecha contra su mamá. Dijo en aquel entonces que ésta le había confesado que mató a Do Nacimento y esta mañana, ante los magistrados, amplió: "Ese lunes salía del trabajo y recibí un llamado desde el teléfono celular de Frank. No atendí. La segunda llamada sí, me habló una mujer (por su mamá) y dijo '¿Estás sola?' No tenía una buena relación en ese momento con ella porque volvió a ver a Hugo (Do Nacimento). En ese momento me dice 'nosotros con Nene matamos a Hugo'. '¿Estas loca, me estás cargando?', le dije. Entré en pánico. Le llamé a mis hermanas mayores y le conté. Tenía miedo de volver a casa porque Do Nacimento me tenía bajo amenaza siempre. No sabía que hacer, estaba aturdida, por eso al día siguiente fui a la URII y les avisé sobre la llamada, pero el oficial no me creyó. Dijo que podría darme una restricción de acercamiento hacia Raquel y Hugo, lo que acepté. Recién el miércoles fui a ver a mi mamá, asustada. Estaban en la casa de Frank, juntos. Le pedí explicaciones sobre esa llamada y me dijo que no tenía opción y que sí lo había hecho, que ellos lo habían organizado".

"Me dijo que Hugo estaba planificando matar a mi familia, que nos odiaba a mí y a mi hermana porque denunciamos que nos había abusado sexualmente cuando éramos chicas. Según mi mamá iba a hacernos daño matando primero a mi hijo, a los seres queridos, para que veamos el sufrimiento en carne propia. Dijo que eso ella no iba a poder aguantar y planificaron el crimen con Frank, como que se adelantaron para que no nos pudiera hacer daño. Lo hicieron los dos juntos. Nene se ocupó de conseguir una sustancia y lo fue a buscar (a Do Nacimento) a Panambí para hablar sobre el negocio de una moto. Lo invitaron a cenar esa noche, Nene preparó un mate y en el mate le pusieron la sustancia. Creo que le llegó a mandar un mensaje a su ex esposa cuando cayó de rodillas. Nene acercó el auto para cargar el cuerpo, mi mamá contó que se descompuso y se sintió arrepentida por eso lo quería llevar al médico. Hugo aún respiraba hasta que sintió que dejó de respirar y decidieron, en vez de parar en el hospital, seguir camino hasta Alvear donde descartaron el cuerpo en el arroyo", reveló.

En otro tramo de su versión describió una serie de aberraciones a las que habría sido sometida por el hombre siendo menor de edad e incluso hechos de abusos sexuales, que siendo adulta quiso denunciar -dijo- pero "me dijeron que ya habían prescripto". Igualmente en 2017 otra de sus hermanas (tenía 15 años) hizo una denuncia por abuso, a quien ésta acompañó y en ese contexto aseguró que su madre "sabía todo pero nunca actuó en consecuencia", lo que la llevó a enfrentarse varias veces en busca de respuestas. "Siempre le dije de los abusos y ella nunca hizo nada, prefirió vivir con un monstruo. En un momento llegué a sentir que ella le amaba más a él que a mí", sintetizó la mujer.

Sobre esa cuestión Rocío negó las acusaciones y defendió a su padre diciendo que "era un buen hombre, no demostrativo con gestos sino con acciones" y refirió que si bien Do Nacimento estuvo detenido bajo sospecha de haber cometido abuso sexual, poco más de un año mas tarde la justicia le dictó la falta de mérito y después el sobreseimiento definitivo. "Mi mamá no le creyó a mi hermana, yo tampoco, es fácil acusar ahora a quien no se puede defender", analizó.

Mario Moreira, empleador transitorio de Do Nacimento en el aserradero de Panambí, tambien lo recordó como "muy amable, ubicado, me contó que estaba haciendo una changa. Despues de unos dias miro su puesto y no estaba, le pregunté al encargado y supe que no vino. Más tarde me llegó un mensaje desde su teléfono diciendo que tenía problemas con la Policia, que ponga a otro para trabajar". Se cree que ese mensaje habría sido enviado por la acusada desde el teléfono de la víctima.

Frank en la celda

También declararon dos reclusos que dijeron haber escuchado de la boca de Frank que fue parte del homicidio del hombre, no de modo directo pero colaboró para desechar el cuerpo. Tanto Héctor Benito Victorio (28) como José Rubén Cardozo (43) declararon idéntico: "Contó que él estaba cocinando y la mujer tomando mate con Do Nacimento y cuando cayó llevaron el cuerpo del hombre al arroyo con su auto. Dijo que lo hizo porque fue amenazado por la mujer y que es un crimen que hace rato ella venía planeando", recordó Victorio agregando que según dichos de Frank en la celda donde estaban alojados "la que planeó  todo era la mujer".

Cardozo también siguió esa línea y recordó que cuando entre los que estaban detenidos le preguntaron los motivos por los que estaba ahí, Frank "dijo que era por el homicidio. Que él cocinaba mientras su concubina tomaba mate con Do Nacimento y en determinado momento este cayó. Bajo amenaza la mujer le obligó a que la ayude a descartar el cuerpo, dijo. Lo llevaron en un auto que era de Frank y tiraron en un arroyo. Dijo que le obligaron bajo amenaza y que todo fue planeado por la mujer".

La pareja de la víctima al momento del crimen, Inés Fernández de Olivera contó que su relación con Do Nacimento duró 9 meses de los cuales "seis fueron una maravilla y los tres últimos un infirerno", acusando en ese sentido a Ramírez. "Fue una excelente persona, jamas fue violento, me contaba algunas cosas de su relación anterior pero siempre le decía que teníamos que disfrutar el momento sin dejar que el pasado nos afecte, pero todo se puso mal cuando comenzó a tener contacto con la ex pareja", manifestó y acotó que a ella también le mandaron un mensaje desde el teléfono de la víctima diciendo "que no lo moleste que estaba ahora con su familia y que no iba a regresar".

El debate oral tendrá continuidad mañana, con la comparecencia de más testigos y luego será el turno de los alegatos y posterior sentencia.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias