jueves 18 de agosto de 2022
Cielo claro 14.7ºc | Posadas

Más de 100 jóvenes fueron beneficiados con la causa

Reconocimiento a la superación

Desde hace 10 años Omar Ocampos brinda entrenamiento gratuito a abanderados, escoltas e ingresantes a fuerzas de seguridad. “Un granito de contención y esperanza para los jóvenes”, dijo

lunes 04 de julio de 2022 | 6:05hs.
Reconocimiento  a la superación
Para poder utilizar las instalaciones y acceder a las clases, los alumnos deben demostrar su rendimiento académico con un certificado. Foto: Matías Bordón
Para poder utilizar las instalaciones y acceder a las clases, los alumnos deben demostrar su rendimiento académico con un certificado. Foto: Matías Bordón

“Si todos podemos poner un granito de arena para mejorar las cosas, juntos podremos cambiar muchas”, es la filosofía de vida de Omar Ocampos, quien desde su lugar trabaja con empeño y optimismo, esperanzado en que la solidaridad y el compromiso son la clave para un mejor futuro.

Contagiando el amor por la actividad física y a la vez reconociendo a aquellos que se esfuerzan por salir adelante y se destacan por su empeño, Ocampos lleva adelante una iniciativa tan beneficiosa como destacable. Es propietario de un gimnasio en la Capital del Trabajo y brinda entrenamiento gratuito a abanderados y escoltas de las diferentes escuelas de la ciudad, como un premio meritorio a su dedicación. Asimismo, también colabora con aquellos que desean ingresar a las fuerzas de seguridad y necesitan entrenar. El instructor los prepara físicamente para las pruebas y todo lo hace ad honorem.

La buena acción es ya una tradición en el gimnasio Fox, ya que lleva una década preparando a los aspirantes y unos siete años brindando entrenamiento gratuito a los alumnos más destacados.

En diálogo con El Territorio, explicó que la propuesta surgió porque considera al deporte y la actividad física como una herramienta de contención social beneficiosa. “Mi intención siempre fue dar un poco de contención a los jóvenes; para eso aproveché el gimnasio que tengo, vienen muchos jóvenes y están verdaderamente entusiasmados”, dijo asegurando que “le ponen toda la garra”.

“Comencé con quienes querían entrar a alguna fuerza de seguridad, porque parte del ingreso consiste en pasar ciertas pruebas físicas y muchos no saben cómo prepararse y tampoco cuentan con los recursos para pagar un gimnasio, así que colaboro con ellos en esa parte”, destacó, señalando que son jóvenes que buscan salir adelante y progresar. Entonces, “sólo es una ayuda a aquellos que están buscando superarse”.

Debido a la buena repercusión de su causa, poco tiempo después comenzó también con el entrenamiento gratuito a los abanderados y escoltas de los colegios secundarios. En todo este tiempo, más de 100 jóvenes ya pasaron por el gimnasio, aprovechando la oportunidad.

Ocampos explicó que para poder utilizar el gimnasio sin pagar se debe cumplir con algunos requisitos. “Los alumnos del secundario me deben presentar un certificado expedido por las autoridades de la escuela en el que conste que son abanderados o escoltas, con eso ya pueden ocupar gratis las instalaciones”, detalló.

Y en el caso de los aspirantes a alguna fuerza de seguridad, deben presentar el comprobante de que están inscriptos a la carrera. “Así acceden a tres meses de entrenamiento gratuito”, especificó, al tiempo que recalcó que a todos se les solicita también un certificado médico asegurando que se encuentran en óptimas condiciones físicas para entrenar.

Para Ocampos, lo mejor que se puede hacer como sociedad es que cada uno, dentro de su radio de acción, aporte lo que pueda y sepa para mejorar la realidad de todos.

Además de prestar el espacio, Ocampos también asesora a los alumnos. Foto: Matías Bordón

“Tengo una frase que siempre la repito: ‘Si todos podemos poner un granito de arena para mejorar las cosas, podremos cambiar muchas cosas’. Eso es lo que intento y es lo que pregono en lo que hago. Lo mejor que les puede pasar a los jóvenes en una sociedad tan difícil como en la que estamos es que puedan practicar algún deporte, estar en un gimnasio, tener una contención y a la vez la esperanza de la superación”, reflexionó.

“A eso apunto con las clases gratis, es un incentivo para que los chicos se esfuercen y estudien, procuren”, agregó.

Aprovechar la oportunidad
En todos estos años, Ocampos no sólo conoció decenas de historias de superación personal, sino también compartió incontables anécdotas que se dieron en el gimnasio: “Hay chicos que después de entrenar en el gimnasio decidieron ser profesores de educación física y ahora se desempeñan en ello, hay quienes ingresaron a las fuerzas y hoy son profesionales, hay quienes le tomaron el gusto a la actividad física y formaron un hábito saludable. Es hermoso ver cómo progresan y salen adelante aprovechando cada oportunidad”.

Respecto de la cantidad de alumnos que pueden utilizar el gimnasio de manera gratuita, señaló que no hay cupo. Las clases se brindan entre semana (de lunes a viernes) en horarios convenidos entre el instructor y los alumnos. El gimnasio Fox Gym Eldorado se encuentra en el kilómetro 2 de la ciudad.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias