viernes 19 de agosto de 2022
Cielo claro 9.7ºc | Posadas

Desde hace una semana vive, junto a tres pequeños hijos, debajo de una improvisada carpa en Campo Ramón

Las temperaturas heladas agravan aún más la situación de la familia. "Estamos pasando muy mal, los chicos están enfermos y no paran de toser desde hace días, los abrigos son escasos y la nena más grande no pudo ir más a la escuela", lamentó la madre.

jueves 02 de junio de 2022 | 13:49hs.
Desde hace una semana vive, junto a tres pequeños hijos, debajo de una improvisada carpa en Campo Ramón
La prioridad para la familia es una casa, con suma urgencia, y después todo lo demás. //Fotos: Cristian Valdez.
La prioridad para la familia es una casa, con suma urgencia, y después todo lo demás. //Fotos: Cristian Valdez.

"Por el momento sobrevivimos así, como podemos, algo mejor no puedo ofrecerle a mis hijos y estas noches de tanto frío nos acurrucamos entre todos para poder soportar. Con la lluvia de estos días estuvo peor porque nos llegaron a doler los huesos". El crudo testimonio le pertenece a Doris Carvallo (25), embarazada de cuatro meses y quien desde hace una semana vive junto a sus tres hijos -de 6, 5 y 3 años- en una improvisada carpa hecha con pedazos de lona y plástico en las afueras del municipio de Campo Ramón, a 10 kilómetros de Oberá.

Su esposo es tarefero y hace changas, contó. Es por eso que con lo poco que recauda en el día a día prioriza la alimentación, que es escasa y en ese contexto una casa, aunque sea de madera y precaria, termina siendo un deseo imposible de cumplir.

"Vivíamos en la casa de mi suegra pero ella se acompañó y nos sacó a la calle", lamentó la joven madre mientras a su lado, las tres criaturas, con ojotas trataban de hacerle frente al intenso frío de la mañana que no alcanzaba los dos dígitos.

"No sabíamos qué hacer, las pocas cosas que teníamos le entregamos a una persona como pago de este espacio y nos instalamos como pudimos, así como ven. Hace una semana que estamos bajo esta carpa", explicó.

En esa línea Doris, como si fuese necesario, dijo: "Estamos pasando muy mal, los chicos están enfermos, no paran de toser desde hace días, los abrigos son escasos y la nena más grande no pudo ir más a la escuela. Me entristece, toqué puertas en el municipio, pedí una mano pero no llega y entonces lo que hacemos es aguantar".

La prioridad para la familia es una casa, con suma urgencia, y después todo lo demás: camas y colchones, frazadas y ropas de abrigo para que las criaturas dejen de pasar frío y alimentos. Tampoco tienen cocina (usan un tizón al costado de la carpa) ni elementos de higiene.

La extrema situación de vulnerabilidad de Doris y sus niños fue expuesta también en redes sociales en las últimas horas, a instancias de un concejal del municipio que, según dijo, transmitió el caso a un par de funcionarios provinciales ante la falta de asistencia de parte de la comuna.

Esta mañana, cuando El Territorio estaba en el lugar, llegaron dos integrantes de Cáritas de Oberá con intenciones de gestionar algún tipo de ayuda. En tanto que anoche recibieron una bolsa con mercaderías. Pero después de eso, nada. Continúan en el mismo lugar y en las mismas condiciones.

Para colaborar

Yendo desde Oberá hacia Campo Ramón -por la ruta provincial 103- al cruzar el puente del arroyo Ramón está el cámping Viejo Puente. Inmediatamente después, sobre mano izquierda hay un ingreso terrado al que se debe acceder y transitar alrededor de 200 metros hasta llegar a la carpa donde vive Doris y los chicos: Samantha (6), Ezequiel (5) y Miqueas (3).

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias