jueves 26 de mayo de 2022
Lluvia moderada 20ºc | Posadas

Vienen de un verano en el que la sequía y falta de agua los afectó

Colonos se preparan para proteger sus cultivos de cara al período de frío

Según calculan los pequeños productores, realizar un invernáculo para salvaguardar a las cosechas de las heladas les sale al menos 100.000 pesos.

domingo 15 de mayo de 2022 | 2:30hs.
Colonos se preparan para proteger sus cultivos de cara al período de frío
Lorena en su puesto de la feria de Villa Cabello donde comercializa los productos. //Foto: Sebastián Velázquez.
Lorena en su puesto de la feria de Villa Cabello donde comercializa los productos. //Foto: Sebastián Velázquez.

Luego de un verano con muchas adversidades -por las sequías y la falta de agua para las plantaciones-, los pequeños productores que venden sus alimentos en las ferias francas se preparan para afrontar las duras heladas del invierno misionero. Si bien hoy destacan una leve mejora por la llegada de las lluvias a finales de marzo, los colonos resaltan números muy negativos tanto en cantidad de producción como en ganancias y lo poco que obtienen en las ventas deben destinarlo ahora para proteger las cosechas de las heladas.

A pesar de las mejoras que presentaron las cosechas por las lluvias, hoy la principal preocupación pasa por proteger las plantas del invierno. Esto no sólo conlleva la fabricación de invernáculos sino también el aprovisionamiento de fertilizantes para ayudar que las plantaciones soporten las condiciones tan adversas.

Según un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) en el período mayo-noviembre del 2021 este insumo aumentó 268% y frente a esta subida que se proyecta seguirá en este año, los pequeños productores no cuentan con subsidios por parte del Estado.

Sobre la necesidad de contar con invernadero para acompañar el desarrollo óptimo del cultivo, Lorena -productora de Cerro Azul que tiene su puesto en la feria del barrio Villa Cabello-, expresó a El Territorio: "El que puede se prepara con invernáculo y el que no se arregla, desde el Gobierno nos dan sólo semillas a través del ‘Pro Huerta’ pero son muy pocas y no alcanzan. Yo estuve averiguando, para hacer un invernadero de 25 metros hoy en día necesitás 100 mil pesos fácil".

Rebuscarse ante la crisis

Algunos se plantean encarar sus producciones de un modo más estratégico, apostando por la producción de carnes, sobre todo cerdo, para no tener que lidiar con las inestabilidades del cultivo de hortalizas. Así lo menciona Lorena Glier, productora que reside en El Soberbio.

"Yo ya no me dedico tanto a las verduras, sólo tengo choclo y mandioca, pero estoy apostando por la producción de cerdo, tengo mi heladera acá en la feria, las hortalizas vos no sabés cómo te va a afectar el clima, son demasiados gastos y la carne se puede vender a un mayor precio", señaló.

A esta estrategia se suma la posibilidad de utilizar las chacras con fines turísticos y ofrecer servicios de camping para que la gente pueda disfrutar de un modo recreativo y generar un ingreso extra. Este es el caso de Lorena, que armó un emprendimiento familiar para aprovechar el curso de agua que pasa por su terreno, a la vez que puede ofrecer servicios de comida a partir de los alimentos que produce.

Un verano fatídico

La sequía y la falta de agua fueron dos factores que impactaron de un modo muy negativo en los productores y significó un comienzo de año cuesta arriba para las familias.

"Este fue el peor año en mucho tiempo, estuvimos demasiado afectados por las sequías, hicimos mucha inversión en semillas, fueron tres meses de fracaso. Recién ahora pudimos cosechar productos que están como para vender", explicó, Hugo Oscar Santos, productor de la misma localidad.

También se refirió a lo vivido durante este período Lorena, de Cerro Azul: "Perdimos casi todo, mucho morrón, la planta ahora se está recuperando y está dando frutos. Las hojas verdes se secaron todas, eso no aguantó nada".

Y agregó: "Esos días hicimos cuentas, si nosotros tenemos que plantar, producir y gastar en nafta, para sacar una buena ganancia es preferible quedarse en la casa, no nos cierran los números. Pero si no hacemos esto no comemos, porque aunque tengamos lo que producimos para comer, necesitamos comprar harina, arroz, un fideo para los chicos, yo tengo cinco hijos".

Además del calor, el mayor perjuicio con el que tuvieron que lidiar en momentos de extrema sequía es la falta de agua, para lo que no disponen de ayuda de los municipios.

"El problema nuestro es la falta de agua, vivimos reclamando por que nos incorporen al sistema hídrico, ni para tomar tenemos", dijo la productora de Cerro Azul, y profundizó: "La necesidad del perforado siempre va a estar, y el gobierno no te ayuda. Ni siquiera hacer una perforación en el terreno de algún colono del que podamos usar agua por lo menos otros cinco".

A pesar de los problemas diarios destacan la respuesta de la gente en momentos difíciles como un factor humano importante que los impulsa. "La gente siempre tiene un corazón enorme y se acerca a la feria para ayudar", afirmó Lorena.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias