jueves 26 de mayo de 2022
Lluvia moderada 20ºc | Posadas

Tercer día de debate por el crimen de Maximiliano Mendoza (25)

Testigo clave declaró pero entró en contradicciones

La tía de Hugo Rolón (32) testificó en la instrucción haber visto sangre y oído una confesión pero ayer, ante el Tribunal Penal Uno, negó esa versión y dijo no recordar

jueves 21 de abril de 2022 | 6:03hs.
Testigo clave declaró pero entró en contradicciones
Cecilia Fernández, la tía del imputado, reconoció prendas del detenido pero no el cuchillo. Foto: Víctor Hugo Paniagua
Cecilia Fernández, la tía del imputado, reconoció prendas del detenido pero no el cuchillo. Foto: Víctor Hugo Paniagua

Durante la tercera jornada de testimonios por el crimen de Maximiliano Mendoza (25), ocurrido el 9 de junio de 2018 en el barrio El Progreso de Posadas, comparecieron seis testigos ante el Tribunal Penal Uno con el fin de esclarecer el crimen que tiene como único imputado a Hugo Alberto Rolón (32).

Previo al debate, en un breve diálogo con El Territorio, el abuelo de la víctima y querellante de la causa, Juan Teodoro Aguilera, afirmó: “Quiero saber quién le mató. Yo no conozco a nadie de ahí, yo estaba en Corrientes”. Además, comentó, “ese día le pasé a buscar (a Maximiliano), no quiso ir y a la madrugada me avisan que lo mataron”.

En la ronda de testigos estuvo presente la tía del detenido, Cecilia Fernández, quien en la etapa de instrucción había declarado que en la madrugada del hecho su familiar llegó asustado a la vivienda que compartían y le dijo “tía salvame, le maté a Maxi”.

En ese sentido, el testimonio de Fernández resultó de importancia para las partes pero fue el representante del Ministerio Público Fiscal, Martín Rau, quien remarcó las contradicciones con sus primeras declaraciones.

En la jornada de ayer, la mujer relató que esa mañana Hugo “entró y me asustó. Me dijo ‘tía le mataron al fulano y ahí me vienen corriendo a mí porque dijeron que le maté’. Él estaba falopeado y estaba borracho, yo no me levanté a atenderle. El resto no me acuerdo porque pasó tiempo ya”. Al ser consultada, Fernández negó haber visto sangre en la ropa de su familiar.

Sin embargo, según había declarado en la instrucción, cuando Hugo Rolón llegó a la madrugada y la despertó al ingresar en su habitación, siempre según su testimonio, tenía sangre en la mano, de un lado de la media, en el ojo hinchado y en la nariz. Luego de ubicarse cerca de la cama y confesarle el hecho, se sacó la ropa ensangrentada que después fue llevada al lavarropas.

Ante sus versiones, el fiscal Rau aseveró: “Usted dice dos cosas distintas y yo pretendo saber cuál es la verdad”. Por consiguiente, Cecilia Fernández expresó con respecto a la confesión de su familiar: “En ese momento no sé si me dijo ‘le maté’ o ‘le mataron’”.

En tanto, los abogados que representan al abuelo de la víctima, a cargo de Jonatan Kliukas y Paula Brito, prosiguieron a consultarle sobre las circunstancias del hecho.

Además de confirmar algunas omisiones y contradicciones, la querella solicitó la muestra de evidencias y la mujer reconoció algunas prendas del imputado pero no reconoció el cuchillo que, según había relatado en la instancia previa, Hugo lo había tomado de la casa “porque Maxi se había llevado su celular”.

Otro de los testimonios fue el de la madre del implicado, María Graciela Fernández, quien expresó que tomó conocimiento del crimen a través de mensajes de familiares y se autodenominó “testiga de lo que me contaron”.

En cuanto al presunto altercado relacionado a un celular expresó que su hijo “estaba negociando un celular con un tal Yiyo”. Luego de una breve exposición, le permitieron retirarse.

Además de la tía y la madre del imputado declaró su tío abuelo, José Fernández, quien en un breve relato expresó que fue quien le abrió la puerta de la casa a Alejandro Machado, un vecino que declaró en la jornada del martes y dijo que presenció el repentino ataque que derivó en el asesinato a puñaladas de su amigo Maximiliano “Porteño” Mendoza (25).

Llegó el turno del médico legista y psiquiatra Eduardo Eustaquio Villalba quien testificó sobre el informe médico legal que realizó a pedido de la defensa, actualmente a cargo de César Ortellado, para determinar si el imputado podía comprender la responsabilidad de sus actos.

El profesional realizó un extenso relato sobre los testimonios del expediente hasta que las partes procedieron a preguntar. La tensión en la sala fue contundente cuando, luego de asegurar que el imputado no era consciente de sus actos, el profesional afirmó que no entrevistó al implicado, es decir que su informe se basó  únicamente en la lectura del expediente.

Entonces el fiscal Rau aseveró la falta de fundamento científico para tales determinaciones.

Por otro lado, Sergio Cabrera, José Nieva y María Miño dieron sus versiones de los hechos. Esta última fue, según la declaración de la tía de Rolón, quien se encargó de lavar las ropas ensangrentadas. Sin embargo,  ayer afirmó que no vio tales prendas.

El debate continuará hoy.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias