jueves 19 de mayo de 2022
Nubes 16.4ºc | Posadas

Tras siniestro en Paraguay, dos misioneros cruzaron la frontera en canoa pero no sobrevivieron

Las víctimas fueron identificadas como Miguel Ángel Segovia Areco (26) y Damián Ovelar Miguel (20). Ambos arribaron a Puerto Piray en canoa la noche del sábado

domingo 16 de enero de 2022 | 22:41hs.
Tras siniestro en Paraguay, dos misioneros cruzaron la frontera en canoa pero no sobrevivieron

Dos jóvenes que tuvieron un siniestro vial en Paraguay fueron trasladados hasta Puerto Piray por el río Paraná, donde uno llegó muerto y otro en grave estado, aunque finalmente horas más tarde también falleció. Las víctimas fueron identificadas por sus familiares como Miguel Ángel Segovia Areco (26) y Damián Ovelar Miguel (20).

Según pudo reconstruir El Territorio en base a fuentes policiales y medios del vecinos país, el siniestro vial ocurrió cerca de las 22.00 del sábado en la localidad de Carlos Antonio López. El medio Más Encarnación detalló que un Toyota Premio despistó sobre un camino vecinal del barrio San Juan de esa localidad.

Cuando la Policía local llegó al lugar se encontró sólo con el coche totalmente destruido al costado del camino, ya que sus ocupantes habían sido trasladados hasta un centro asistencial. Una vez en el Puesto de Salud de Carlos A. López los uniformados se entrevistaron con la doctora Mariela Morel, quien confirmó que tres hombres habían ingresado allí.

La galena detalló que se encontraban con heridas graves, pero pese a ellos sólo uno quedó internado. Se trata de un paraguayo identificado como Francisco Morínigo, que fue señalado como la persona que conducía el vehículo siniestrado. Sus acompañantes, amplió, fueron trasladados sin ser identificados por un hombre con el mismo apellido.

En la otra orilla

Lo que ocurrió después fue reconstruido por las autoridades de la comisaría de Puerto Piray, quienes poco después de las 23 fueron advertidas que dos personas partícipes de un accidente de tránsito habían llegado de forma ilegal a un puerto clandestino del barrio Moreno. Hasta allá se fueron a verificar lo ocurrido.

Se encontraron con una tétrica escena. Había dos botes, uno de ellos con un hombre muerto y envuelto en una sábana blanca y el otro visiblemente lastimado, a quien se lo describió como de tez morena y robusto, vistiendo un short azul y remera roja, gris y negra. Lo subieron a una ambulancia y lo trasladaron al Samic de Eldorado.

Luego se supo que el fallecido era Segovia Areco y (hasta ese momento) el sobreviviente Ovelar Miguel. En las escena también habían dos jóvenes paraguayos, de 21 y 24 años, quienes admitieron ser paseros y dijeron que habían traído a los dos hombres. Los dos declararon que son naturales de la localidad Carlos López y que fueron al lugar del accidente una vez que se enteraron de lo sucedido.

Añadieron que en el lugar, quienes habían asistido a los heridos estaban buscando a personas que los trasladen a Argentina, por lo que ellos ofrecieron su ayuda. Uno de ellos, incluso, compartió fotos y videos del accidente que tenía en el celular.

En el puerto del barrio Moreno trabajaron varias dependencias. El médico policial determinó que el fallecido tenía traumatismo de cráneo y toráx y solicitó que sea trasladado a la Morgue Judicial de Posadas para la realización de la correspondiente autopsia.

En cuanto al otro herido, fue ingresado en grave estado al sector de terapia intensiva, donde tuvieron que proveerle un respirador artificial. Los médicos del lugar señalaron que tenía una fractura de cráneo, y que corría riesgo su vida. Finalmente, cerca de las 7 de la víspera se comunicó que había fallecido.

Efectivos de la Unidad Regional III de Eldorado pudieron establecer en horas de la tarde de ayer que los fallecidos vivían en el kilómetros 3 y 2 de la localidad y confirmaron con los familiares sus identidades. Los mismos expresaron que ambos habían salido juntos la noche anterior.

Por el hecho intervino el Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico, quien trabaja con la colaboración del Consulado paraguayo en Puerto Iguazú, señalaron que se iban a comunicar con la Policía Nacional.

El caso de Caballero Ibarra

El hecho ocurrió en medio de la investigación del homicidio de Rodrigo Caballero Ibarra (22), quien murió en circunstancias muy diferentes a causa de un disparo presuntamente efectuado por un efectivo de Prefectura Naval Argentina en Colonia Oasis, Jardín América.

El joven había llegado allí de forma clandestina tras cruzar con su prima en una lancha desde Capitán Meza, con la intención de irse a Buenos Aires, donde viven y trabajan. Sin embargo, cuando llegaron a la orilla una comisión de dos efectivos de la fuerza federal los sorprendió.

En ese contexto se habría producido un intento de demorar a los desconocidos en donde uno de los prefecturianos intentó sujetar la embarcación para que no regresara nuevamente a costa paraguaya. Pero en medio de un forcejeo entre éste y el joven fallecido se habría producido el disparo mortal.

“Cuando quisimos cruzar para el lado de Argentina nos dispararon efectivos de la Prefectura sin mediar palabras”, sostuvo Celina Escobar, prima del fallecido, a medios del Paraguay sobre el momento del ataque. También aseguró que “fue contra todos, yo porque me tiré nomás no fui alcanzada, pero tengo un rozón de bala” mientras exhibía los rastros que la bala dejó en el brazo derecho a causa del ataque.

Por su parte, el joven que manejaba la lancha declaró que fue él quien, después de regresar a costa paraguaya, trasladó al malherido con su vehículo particular hasta el domicilio de un familiar de la víctima, quien finalmente llevó al paraguayo hasta el sanatorio Divino Niño de Capitán Meza en donde por desgracia ingresó sin vida.

Por el hecho interviene el Juzgado Federal de Oberá, quien citó a declarar a tres prefecturianos y ordenó una investigación a Gendarmería Nacional Argentina.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias