martes 25 de enero de 2022
Cielo claro 29ºc | Posadas

Abuso a estudiante: “En Santo Tomé tiene una causa por violación de domicilio"

martes 07 de diciembre de 2021 | 20:17hs.
Abuso a estudiante: “En Santo Tomé tiene una causa por violación de domicilio"
El edificio en Posadas donde ocurrió el hecho cuenta con una sola entrada y varias cámaras de seguridad. Foto: Federico Gross
El edificio en Posadas donde ocurrió el hecho cuenta con una sola entrada y varias cámaras de seguridad. Foto: Federico Gross

Pedro Alejandro N. (26), el joven que fue detenido en un departamento posadeño en medio de un ataque sexual a una estudiante de 21 años el último domingo, tiene un antecedente por intentar ingresar a un edificio ilegalmente en Santo Tomé, según confirmó a El Territorio el fiscal de la localidad correntina, Facundo Cabral.

“Acá tiene una causa por violación de domicilio. Había entrado a un complejo de viviendas y fue pillado”, manifestó Cabral. Como se dijo, el sospechoso tiene domicilio allí, donde estudia la carrera de medicina.

El hecho ocurrió en 2019, según trascendió ayer en las redes sociales. El acusado saltó un muro perimetral para ingresar al complejo de viviendas y luego incluso tomó una escalera para meterse a una de las moradas mediante el lavadero.

En el lugar vivían dos hermanas, que por la hora -cerca de las 7 de la mañana- advirtieron la situación, por lo que pudieron llamar a los vecinos y a la dueña del lugar. El posadeño fue retenido hasta que llegó la Policía y se llevaron detenido. Su coartada fue: “Me dijeron que había un after”.

El funcionario judicial Cabral también declaró que ayer se allanó el departamento del sospechoso en la localidad correntina, mediante un exhorto del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, a cargo de Miguel Mattos. “Se buscaba saber si conocía a la chica víctima en Posadas”, puntualizó entrevistado.

Al respecto, diversas fuentes con acceso al expediente expresaron que no se hallaron elementos de interés para la causa que es llevada adelante en la capital provincial.

Pedro Alejandro sigue alojado en una comisaría a la espera de ser trasladado a completar su declaración indagatoria. La audiencia, en la que tendrá la posibilidad de dar su versión de los hechos o bien abstenerse de declarar, quedó definida para el jueves.

Los investigadores judiciales esperan tener el sumario judicial completo para entonces y así definir la imputación. Aún resta incorporar elementos, como los exámenes médicos que acrediten el ultraje, por ejemplo.
Asimismo, como informó ayer este medio, lo que se trata de establecer es cómo ingresó al edificio ubicado sobre la avenida Lavalle. Al respecto, los efectivos de la Dirección de Cibercrimen analizan ahora las cámaras de seguridad del lugar para ver si la secuencia quedó registrada.

Como se informó, la víctima expresó en su denuncia ante la Policía -realizada el mismo domingo- que no conocía al agresor y que éste apareció de repente encima suyo mientras descansaba. Según se detalló, el hombre habría ingresado por la puerta principal del departamento, ya que cuando llegó la policía la puerta no estaba llaveada.

Los sucesos investigados ocurrieron en horas de la madrugada del último domingo, cerca de las 5. Patrullas de las comisarías Decimosexta y Segunda que estaban haciendo operativos en la vía pública por el cierre de los boliches acudieron a un edificio ubicado sobre la avenida Lavalle (se omiten más detalles para preservar la intimidad de la víctima) ante un llamado del 911.

Según se pudo establecer, unos vecinos de la joven escucharon en medio de la noche varios ruidos provenientes de la habitación y decidieron llamar a la Policía. “Gritos, golpes y hasta arcadas”, manifestaron. Fueron situaciones de mucho terror, al punto de que se atrincheraron contra la puerta por miedo a que ingresen a su casa.

Las comisiones sólo pudieron entrar con la colaboración de otro inquilino que bajó a abrirles y fueron guiadas hasta el piso donde estaba ocurriendo el hecho. Una vez allí, la comisión policial golpeó la puerta sin respuestas hasta que decidió irrumpir.

Fue entonces cuando se toparon con la terrible escena y evitaron lo que podría haber terminado en un femicidio. La víctima estaba totalmente desnuda, amordazada con una cinta de embalaje que, además de cubrirle nariz y boca, le rodeaba el cuello. El agresor, que fue separado de la muchacha por los efectivos, tenía sólo el torso cubierto.

Los efectivos liberaron de forma inmediata a la muchacha,que se encontraba con pocos signos de vida y el rostro totalmente colorado por la falta de aire y la asfixia que su agresor ejercía sobre ella. También tenía signos de haber sido golpeada en el rostro.

En el mismo lugar pudieron reanimarla y fue cuando ella confirmó lo que a esa altura todos sabían: que había sido víctima de abuso sexual. La trasladaron en ambulancia al Hospital Madariaga, donde la asistieron y ayer le dieron el alta para que continúe su recuperación en su casa.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias