lunes 06 de diciembre de 2021
Algo de nubes 29.7ºc | Posadas

Entrevista a Marcelo Rodríguez ‘Gillespi’

“Mis expectativas para el Mate Rock son altas”

El reconocido músico argentino conducirá la primera instancia del Mate Rock en Misiones. En el marco de su visita habló con El Territorio sobre la cultura rock, su trayectoria en el género y la importancia de estos eventos que promueven al rock como parte de nuestra cultura local

viernes 26 de noviembre de 2021 | 6:05hs.
“Mis expectativas para el Mate Rock son altas”

Marcelo Rodríguez, más conocido como Gillespi, se concibe a sí mismo como un “trompetista rockero”. Y aunque su aparición y trascendencia en el rock nacional marcó un antes y un después en la música, por la inclusión de ese instrumento de viento en el género, el músico oriundo de Monte Grande -Buenos Aires- representa y trasciende en muchas otras facetas.

Viviendo en modo rock, con la música atravesando todas las etapas y actividades de su vida, Gillespi también se desenvuelve como periodista, guitarrista, performer o actor, escritor y conductor de radio, entre otras varias facetas.

Sin encajar con el típico esterotipo del rockero -como el mismo se destaca- y llegando al ambiente con un instrumento que tampoco se destacaba como el ícono del género musical, pasó por Sumo, Divididos, Las Palotas, Los Piojos, Ratones Paranoicos, La 25, Charly García y Soda Stereo, entre otras bandas reconocidas del rock nacional.

Ahora, en proximidad del Mate Rock en Misiones, el músico viene a la Tierra Colorada, después de al menos 20 años, para conducir el evento. La apuesta provincial busca promover al rock, junto con el mate, como parte de nuestra cultura local.

De su trayectoria en la música, la cultura rock y la importancia de celebrar este tipo de eventos para generar espacios de disfusión y fomento del género, Gillespi habló con El Territorio.

Dentro de todo lo que hacés y a lo que te dedicás, ¿con qué te sentís más fiel a vos mismo?

La música es lo primero que entró en mi vida, de adolescente. Ahí empecé a juntarme con músicos, a tocar y armar movidas musicales. Aunque en radio también me siento bastante yo mismo. Últimamente trato de privilegiar eso y trabajar donde me puedo sentir o ser más yo. Por eso también me alejé de la TV, porque ahí es más difícil por el lenguaje audiovisual y todo lo que representa estar en cámara. Es como que te van produciendo un personaje y eso se aleja de lo que sos.

Todo en tu vida está atravesado por la música...

Sí, yo encontré en la música mi lugarcito: entre mi vocación (porque quería ser músico) y mi profesión (que es  lo que me dedico). Ahí encontré el lugar en donde surgen todas las demás cosas. Es mi lugar.

En mi cabeza todo armoniosamente se acomodó, se fue dando. Yo siempre tengo una idea de lo que hice y lo que quiero hacer. Hoy por hoy me subo a una escenario y la persona actual, lo que soy hoy, es la síntesis de todo lo anterior y todas las otras facetas.

Por toda tu trayectoria, lo que hiciste y hacés, de lo que fuiste y sos parte, ¿te considerás una personalidad del rock nacional?

Sí, lo considero. Pero también me pasa que no soy el clásico estereotipo del rockero. No ando con campera negra de cuero, cabellera larga y más. Tengo un perfil más particular, también porque cuando empecé con todas estas bandas era estudiante de psicología. Entonces, llegué con anteojitos, con el pelo corto. Era un bicho raro en la banda.

Además, creo que el instrumento mío tampoco era el típico símbolo del rock. La trompeta no es el instrumento ícono. Pero, bueno, a mí tocó entrar medio de costado a esta historia. Yo soy un rockero que toca la trompeta.

¿Qué representa el rock en tu vida?

El rock para mí es extensivo, una cultura. No es sólo música y canciones, hay una cultura que está alrededor de eso y le da un marco mucho más amplio.

Para mí, el rock fue lo más formativo. Yo me empecé a interesar por todo lo que envolvía esa cultura. Además de música y discos hay también ecología, espiritualidad, cuestiones de orientalismo, respiración, yoga y más. Todo era parte de esa cultura rock en la época del 60 en adelante. Esa fue para mí la gran universidad.

Es como un estilo de vida  que requiere también, y sobre todo, ser consecuente. Ahí está el gran desafío, porque hay muchas cosas que te pueden desviar de ese camino, como la cuestión económica -pura y exclusivamente-: he conocido un montón de rockeros que tuvieron que ir a laburar como cajeros en el banco y levantarse a las 7 de la mañana, cortarse el pelo y ponerse una camisa celeste. Lo difícil es seguir en ese camino y tratar de hacer lo que a uno le gusta, ser fiel a eso.

Hay épocas donde no hay tanto volumen de trabajo, esas cuestiones hay que ir sorteándolas.

Incluirte al rock supongo que fue todo un desafío. ¿Cómo fue ese proceso?

Investigué mucho al respecto y descubrí algunos trompetistas a principios de los 70, que participaron a partir de experimentos con Lito Nebbia, o el grupo Alas que tenían algún trompetista. Pero yo empecé en los 80 y algo, y en esa época no había trompetistas en el rock.

Sí empezaron a proliferar saxofonistas, que estaban en varias bandas como Sumo, Los Redonditos de Ricota, Los Abuelos de la Nada, Memphis. Había varios saxofonistas pero no trompetistas, por eso a mí se me hizo bastante fácil entrar en el ambiente.

Al principio, los artistas que me invitaban a participar como invitado tampoco tenían idea de cómo funcionaba o cómo se tocaba la trompeta.

Pero ya para los 90 y comienzos del 2000 aparecieron más trompetistas de la mano de grupos que empezaron a incluir a otros instrumentos de viento, como Los Pericos, Los Cadillacs y otros.

Respecto al panorama de rock en la provincia, ¿cómo te venís preparando para el Mate Rock?

Es una asignatura pendiente que tengo de aquí al Mate Rock, interiorizarme, sobre todo, de las bandas que van a participar.

Conozco mucho la música de Misiones ligada a lo litoraleño o al chamamé, pero de la movida rockera no estoy actualizado porque hace muchos años que no voy a Misiones, unos 20 más o menos.

De todas maneras, mis expectativas son altas. Seguro que me voy a sorprender para bien porque lo que ha cambiado también en estos tiempos, de unos años a esta parte, es el flujo de la información en cuanto a cualquier actividad y eso tiene que ver con internet.

Los que vivían en Capital antes tenían todas las novedades en discos, instrumentos y más. Yo, que vivía a 40 kilómetros, en mi Monte Grande natal, al igual que el resto del país, vivíamos atrasados. Eso antes marcaba una gran diferencia entre las grandes ciudades y la periferia. Pero hoy todos tenemos acceso a todo y nos actualizamos a tan sólo un click. Entonces hay una sintonía. Creo que me voy a soprender.

La idea del Mate Rock es poner en valor al rock local para verlo también como parte también de nuestra idiosincrasia. ¿Cómo ves eso?

Creo que es fundamental. La idea es revalorizar al rock y hacerlo notar como parte de la cultura. Y también me parece que es un tema de Estado. Porque es el Estado el que podría propiciar esos espacios.

Siempre, o históricamente, fueron las bandas de Buenos Aires las que invadían a las provincias o se iban de gira por distintas provincias. Me parece que hay que empezar a fomentar este tipo de propuestas y festivales más federales, donde haya una gran participación de grupos, donde se puedan mezclar con otros también. Porque además hay algo que está muy bueno que es la amistad que surge entre las bandas que son similares o que comparten estilos y eso fomenta el intercambio, es piola lo que se genera y el público también conoce cosas nuevas. Me parece que de eso se trata, de habilitar espacios.


Mate Rock

Este martes se llevará a cabo la primera instancia de Mate Rock. La apuesta invita a exponentes de toda la provincia a participar y el premio será la grabación profesional de un álbum.

El evento es organizado por la Secretaría de Cultura de la Provincia y el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym).

Será en el Anfiteatro Natural del Brete de la Costanera (avenidas Urquiza y Tomás Guido), a partir de las 18, y los protagonistas de esta primera instancia serán La Corte del Señor Manga, Ronda y los Nenecos, Polo’s Rock, Gervasio Malagrida, Micol Ortas, Gary Anadón (Divino Vicio), Néctar y la Orquesta de los Grillitos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias