jueves 28 de octubre de 2021
Cielo claro 19.7ºc | Posadas

Marczuk: “El ascenso es una necesidad para el club”

Marczuk se presentó ante el plantel de Guaraní y ya trabaja con el objetivo de volver al Federal A. La prioridad será el talento misionero

domingo 12 de septiembre de 2021 | 13:40hs.
Marczuk: “El  ascenso es una necesidad para el club”
Marczuk se presentó ante el plantel y analiza qué necesitará su Guaraní. Fotos: Sixto Fariña
Marczuk se presentó ante el plantel y analiza qué necesitará su Guaraní. Fotos: Sixto Fariña

Hace poco más de una semana que Carlos Marczuk fue presentado como el director técnico de Guaraní para el próximo torneo Regional y, después de hablar por primera vez con el plantel, dejó en claro que el ascenso es el objetivo principal, pero no a cualquier costo. Contó cómo quiere que juegue su Guaraní y qué espera de sus jugadores para lo que se viene.

El Polaco colgó los botines en 2014, tras casi 20 años de carrera en el fútbol, y rápidamente arrancó su camino como entrenador. Su querido Ex Alumnos 185 de Oberá le dio la oportunidad de empezar, pero luego prefirió ser ayudante técnico. Estuvo al lado de Pico Salinas en el último paso del ex arquero por Guaraní y en 2019 se animó a agarrar Crucero.

“Me llena de orgullo que hayan pensado en mí, después de mi pasado cercano por Crucero y también de responsabilidad”, arrancó el flamante DT de Guaraní.

“Me gusta el proyecto, el desafío, que sea acá en mi tierra, en Misiones. La mayoría de la gente que está en el club ahora, desde la parte técnica hasta los jugadores, es de la provincia y eso me parece que es un lindo desafío para llevarlo a cabo”, aseguró Marczuk.

Para esta nueva incursión en el Regional, que será la tercera para la Franja, la idea fue comenzar con más tiempo. Si bien la fecha de inicio del torneo no está definida, todo apunta a que a principios de noviembre comenzará un nuevo certamen que entregará plazas para el Federal A.

En ese sentido, Marczuk avisó que “tenemos tiempo para ir viendo diferentes cosas antes del Regional. No queremos que nos agarre de improvisto”. “Estamos analizando el plantel con Ariel (Avaca) y con el profe (Nelson Kleiniving) y, en base a cuando tengamos una fecha certera del inicio del Regional, iremos delineando si existe la posibilidad de traer jugadores. Charlamos eso con la dirigencia y queremos reforzar este plantel para poder pelear por el ascenso”, agregó el DT.

El ascenso es, desde casi siempre, el objetivo en Guaraní y cada nuevo grupo de entrenadores que llega tiene esa misión.

“El ascenso es una necesidad para el club. Todas las charlas que tenemos terminan en eso, en que hay que conseguir el ascenso. Pero sabemos que no es un torneo fácil y por eso tendremos que reforzar un poco el equipo para estar a la altura”, analizó Marczuk.

El DT es consciente de que esa obsesión por el ascenso puede volverse en contra. Puede volverse una presión difícil de llevar para sus dirigidos y por eso pretende armar un equipo que conjugue juventud y experiencia.

“Acá hay chicos jóvenes en el plantel, chicos que en el último año y medio jugaron sin público,. Conocemos al hincha de Guaraní, que siempre apoya, y ojalá que pueda volver. Por eso tenemos que armar un grupo de jugadores que sea grande, que sea duro y que estén mechados los jóvenes y los jugadores de experiencia, para que encarrilen a los más chicos”, indicó el entrenador.

“Tenemos que formar un buen grupo y, con los que vengan, equivocarnos lo menos posible. Que vengan, se pongan la camiseta y que sepan que los necesitamos para conseguir este objetivo que es el ascenso”, remarcó.

Un equipo versátil

Durante su última incursión en el Regional, Guaraní sufrió fuera de casa. Los campos de juego no son iguales y los jugadores lo sienten. Por eso el plan de Marczuk es tener un equipo que se adapte rápidamente y que sepa ver qué necesita el partido.

“A mí me gusta atacar por las bandas, como se vio en Crucero. Tener carrileros altos, que interpreten el juego. Que no vayan siempre por afuera, sino que también puedan meterse por el medio y en esa rotación buscar ser ofensivos por las bandas”, explicó el DT.

“Sabemos que el Regional es un torneo diferente. Hay partidos de playoffs, definitorios, entonces hay que tener el equipo bien aceitado. No todas las canchas son como la de Guaraní, entonces, quizás no se va a poder jugar como queremos, pero el equipo tendrá que estar preparado para eso también”, avisó.

“El equipo siempre tiene que adaptarse a las circunstancias del partido. Si se puede jugar, hay que jugar, pero si tenemos que meter, hay que meter y cuando haya que sacrificarse por el grupo y el plantel, habrá que hacerlo. Siempre tiene que estar la actitud sobre la mesa”, sintetizó.

Por otro lado, Marczuk reconoció que el fútbol misionero atraviesa un momento delicado y atribuyó parte de esto al poco apoyo que reciben los clubes, aunque destacó que en la Tierra Colorada hay talento para salir a flote.

“Creo que se perdió el apoyo desde varios sectores. No hablo de los hinchas, que siempre están, pero el factor económico jugó un factor preponderante en todos los clubes. No solamente en Misiones, sino a nivel nacional, entonces eso dificulta poder solventar todos los gastos que significa un torneo nacional”, analizó y agregó que “me parece saludable que cuando un club no puede afrontar estos gastos que implica un torneo nacional no endeude sus finanzas o hipoteque su futuro por querer jugar un torneo”.

“Desde la época que yo jugaba pasaba esto. Por eso es tan importante el apoyo, para poder planificar. Material hay en Misiones. Muchísimo. Está reflejado en la Primera División y en la Primera Nacional. Hoy el 60 o 70 por ciento de los equipos tienen algún misionero”, ejemplificó el técnico franjeado.

Por eso este nuevo Guaraní, que tendrá a Marczuk en el banco, pretende tener un sello misionero. A eso apuntará el nuevo entrenador, que aspira a devolver a la Franja al Federal A.


De casi dejar el fútbol a ser campeón
Carlos Marczuk se fue joven de Misiones para tratar de lograr su sueño de ser profesional en el fútbol. Pasó de las buenas y de las malas y hasta pensó en dejar de jugar.

“No es fácil. El desarraigo es complicado. Quizás uno sabe que en su club, en su liga o en su ciudad marca una diferencia enorme y cuando llegás a otro lado la diferencia no es tan grande. Tenés a 4 o 5 en el mismo puesto que vos y tenés que arrancar de cero. Hay que ser fuerte de la cabeza para aguantar no jugar e ir al banco”, se sinceró el Polaco.

“A todos nos pasó cuando nos fuimos y hay que entender eso para que, si querés ser profesional en el fútbol, sigas adelante y volcarte al cien por ciento para lograrlo”, agregó.

“El momento más duro que tuve fue en Atlético Rafaela. Estuve prácticamente un año sin jugar cuando me fui de acá, pero empecé a jugar el final del torneo y ya el segundo año jugué prácticamente todos los partidos con Gustavo Alfaro como DT”, recordó Marczuk.

Cuando todo parecía encaminarse, una lesión lo hizo dudar: “En unas semifinales me lastimé la rodilla y me costó mucho recuperarme. Eso me llevó a pensar que tenía que dedicarme a otra cosa, porque no me podía reinsertar. Afortunadamente en ese 2003 conseguimos el ascenso con Rafaela, me recuperé, tuve minutos y eso me dio un envión para seguir creciendo”.

El camino para Marczuk luego lo llevó a jugar en Perú, donde se puso la camiseta de Coronel Bolognesi y Sporting Cristal. En 2007 pegó la vuelta a Misiones para jugar en Crucero, con el que llegó a disputar la B Nacional.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias