martes 19 de octubre de 2021
Muy nuboso 12.5ºc | Posadas

Se proyecta que más productores gestionen espacios protegidos

La importancia de cuidar la vegetación que sostiene a los cerros

Stella Maris Romano tiene el Complejo Don Rodolfo, una reserva natural en Cerro Corá. Explicó que además de árboles añosos, todas las especies son muy importantes.

sábado 28 de agosto de 2021 | 19:09hs.
Vegetación en el cerro
En Don Rodolfo hay varios senderos para conocer la vegetación autóctona de la región. Fotos: Marcelo Rodríguez
En Don Rodolfo hay varios senderos para conocer la vegetación autóctona de la región. Fotos: Marcelo Rodríguez

Stella Marís Romano, es ingeniera forestal y es propietaria del Complejo y Reserva Natural Don Rodolfo en Cerro Corá (al lado de la Cruz de Santa Ana). En su experiencia al cuidado de 25 hectáreas destaca que toda la vegetación natural es importante. Y resaltó que en los últimos años muchos productores y vecinos se interesaron por validar el cuidado de sus espacios.

Recordó , en diálogo con El Territorio, que además de los fondos nacionales a los que se pueden acceder vía el cuidado de la vegetación, también se promueven actividades que tienen nulo impacto ambiental. Aclaró que el cuidado del medio ambiente valora tanto los árboles nativos, como pastizales y vegetación propia de cada lugar.

"Don Rodolfo es estratégico como son otras chacras vecinas que componen el cerro. El cerro no tiene pastizales, tiene selva, es algo muy importante, porque en la zona Sur el ambiente es de pastizales con mogotes de selva, que se dan en las serranías. La naturaleza es tan sabia que si no existiese selva el cerro ya no existiría", comentó Romano.

La también empresaria de turismo receptivo en la provincia, relató que está trabajando con sus vecinos en actividades de conservación y promoción del medio ambiente. "Por falta de tiempo antes tal vez no podía hacer la parte de extensión que sería trabajar con el otro. Pero ahora sí, hay propiedades vecinas que pueden entrar en la Ley de Conservación de Bosques (nacional) que otorga un subsidio por 5 años. Estoy armando un proyecto con una colega y mostramos que hay otras formas de mantener las chacras y salir de actividades extractivas como la producción de carbón. Así cuidando la vegetación se pueden acceder a fondos que los pueden ayudar a hacer otras actividades más rentables", comentó.

Y ejemplificó que "hay muchas actividades complementarias que ellos (los vecinos) pueden hacer apicultura, huertas. Separar una porción de la chacra y destinarla a la producción, la otra para conservación".

Según indicó la empresaria, muchos de sus vecinos están muy interesados en realizar actividades vinculadas a la conservación. Y se destacó que también en los últimos años hubo personas que han comprado propiedades con la finalidad de mantener espacios naturales.

Todo es importante

Sobre el cuidado de la vegetación y su valor para quienes aprecian los paisajes naturales recordó que en el cerro "todo es importante, todo lo cuidamos de la misma manera, cada especie cumple una función importante en la naturaleza. Pero si hablamos de los que otros consideran importantes, tenemos todo. Tenemos poca cañafistola por ejemplo, pero si tenemos mucho urunday. Tenemos lapachos, guayubira, cedro, canela, hay de todo, hasta palmito, se está sembrando el monte de palmito, y son todas especies añosas. Don Rodolfo (el antiguo propietario del lugar) mantuvo todo natural por 25 años y después cuando nosotros llegamos hace 26 años, seguimos manteniendo todo tal como estaba", recordó.

Apuntó que a los fines de validar el cuidado del medio ambiente, es valioso que la autoridad de control valore la vegetación autóctona. "Hay un vecino que en su chacra tiene muy poco monte, pero yo averigüé con gente del ministerio para ver si podíamos presentar una carpeta al tener más pastizales y fue grato saber que esto también se valora. Es muy bueno que se valore y principalmente por el organismo de aplicación a toda la vegetación que incluye hierbas y arbustos que también son importantes".

Romano resaltó que la posibilidad de recibir una compensación por el cuidado de la vegetación servirá para contagiar la responsabilidad sobre la región. "Acá hay una presión muy grande por gente que entra a robar madera. Por esto creo que todos los vecinos deberíamos tener la potestad de actuar como guardianes. Así si vemos que alguien desconocido alertar a la autoridad para que controle que no se toque nada".

También recordó que en los últimos meses hay una mayor preocupación por los incendios "es otro gran temor y sabemos que más del 80% de los incendios se dan por acción humana. No por el hecho de quemar para destruir, sino porque mucha gente piensa que el fuego es una herramienta que puede usarse y está equivocado. Hace falta enseñar más que hay otras técnicas para cuidar el suelo. Pero la gente ya sabe que no tiene que quemar, así que si se observan estas prácticas hay que denunciarlas porque nos exponen a todos".

Sobre la combinación de las ley nacional y provincial, para el cuidado de especies naturales apuntó que sería bueno que más pequeños productores pudieran acceder a fondos para valorizar sus chacras y custodiar la vegetación. "Sería buenísimo que todas las reservas pudieran entrar en la ley nacional. Se puede tener una chacra y también una reserva", afirmó.

Valoró que en la legislación provincial hay nuevas figuras para el cuidado de los recursos naturales que abren posibilidades para gestionar beneficios o ayudas para el cuidado de los espacios.

Insistió en tanto en que "en algunas partes se puede hacer ganadería, en el cerro no se puede porque hay mucha piedra y no dan las condiciones físicas del terreno. En otras partes he visto que se planta caña de azúcar y siempre respetan los mismos lugares. Es un cultivo que se saca y se deja las hojas sobre el suelo, que a la vez lo vuelve a proteger. El bagazo de la caña ayuda así a que no se lave la tierra".

Carteles y senderos para valorizar

Stella Marís Romano detalló que entre otros fines, los pagos por el cuidado de su reserva lo destino a la construcción de carteles indicadores y pequeñas obras para la mejor observación de la vegetación en su complejo. En el caso de los carteles sirven para ubicar los senderos que se introducen en diversas zonas del predio.

También para informar y valorizar sobre las características de las especies de árboles autóctonas que los visitantes pueden encontrar. Así por caso al hablar del urunday se detalla las propiedades de su preciada madera, considera como una de las mejores entre las especies de América del Sur.

"Posee una coloración castaño rojiza y una superficie lisa, agradable al tacto y de poco brillo. Es muy pesada, dura y de larga duración...la madera de urunday ha sido también empleada en el tallado de esculturas y obras decorativas", se señala en el cartel ubicado al pie del árbol.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias