jueves 23 de septiembre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

Reconstruir la moda

La revolución de los cuerpos reales

La Ley de Talles -impulsada a partir de un estudio del Inti- promueve libertad de acceso a la vestimenta y respeto por la diversidad. En Misiones, Marian Rauber impulsa desfiles inclusivos para deconstruir parámetros de belleza

domingo 25 de julio de 2021 | 6:00hs.
La revolución de los cuerpos reales
Marian Rauber recorre la provincia con sus eventos inclusivos. Foto: Fernando Alvarenga
Marian Rauber recorre la provincia con sus eventos inclusivos. Foto: Fernando Alvarenga

La revolución de los cuerpos toma fuerza. Tras cientos de años de discriminación y vulneración de derechos -como la imposibilidad de elegir libremente la ropa deseada-, la industria textil y la sociedad en general comenzaron a replantear concepciones.

Redefinir belleza, cuestionar parámetros y entender que todos los cuerpos son diferentes, son los ejes principales que encaminan una lucha hacia una sociedad más equitativa e igualitaria; una que propenda la diversidad y el respeto por todos los cuerpos, deconstruyendo patrones muy lejanos de la realidad.

En ese sentido, en Argentina se sancionó el 20 de noviembre del 2019 la Ley 27.521 conocida como Ley de Talles -impulsada hace pocos días a partir del estudio antropométrico que lleva adelante el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti)-. La normativa fija certezas sobre la indicación de talles a partir de un estudio que mide las proporciones reales de la población y a la vez busca la igualdad en cuanto a la libertad de acceso a la vestimenta y el respeto de los cuerpos.

“La ley establece un sistema único normalizado de identificación de talles de indumentaria de todo el país. Por un lado, establece a una autoridad de aplicación; y por otro, es un gran paso conquistado porque permite comenzar a trabajar en un montón de cuestiones dentro de la industria, ya que se trata de una normativa que tiene un trasfondo social e inclusivo”, explicó Florencia González, abogada feminista y asesora del Inadi, en diálogo con El Territorio.

Es así como permite la construcción de un cuadro de talles para visibilizar las medidas estándar, y a su vez “viene a solucionar o intentar modificar ese paradigma que establece la idea de un cuerpo hegemónico o un cuerpo ideal siguiendo un estándar de belleza social y cultural que tenemos establecido dentro de la sociedad. Por eso, es una conquista hacia la aceptación de la diversidad corporal; (entendiéndolo como las distintas formas de manifestación y corporalidades que cuando no encuadran dentro de ese estereotipo hegemónico de belleza recae en prejuicios y discriminaciones)”, agregó.

Se trata de un patrón de pensamiento que se ha alimentado por años, en el que muchos hemos crecido, y que nos repitió hasta el cansancio que lo que está de moda solo luce bien (y atractivo) en cuerpos delgados y altos, como los de las supermodelos de los noventa. Y no hay nada de malo en tener esas medidas, pero tampoco debe ser una limitación no tenerlas.

Este “cuerpo ideal” conllevó a que no se elaboren, no se ofrezcan y no se exhiban vestimentas para todas las tallas; y toda esa discriminación, que representa una limitación del acceso a un derecho, muchas veces tenía/tiene consecuencias psicológicas y físicas graves (depresión, trastornos alimenticios, entre otros problemas), en las personas.

Entendiendo esto, “no contar con talles para todos los cuerpos es discriminativo. Por eso, lo que la ley viene a generar es igualdad en cuanto al acceso a la vestimenta. Esta ley significa inclusión y aceptación de la diversidad”, remarcó.

Pero “independientemente de contar con una legislación vanguardia, la letra no tiene mucha relevancia si no empezamos a hacer un cambio de paradigma social”. Por eso, entender que cada cuerpo es diferente, que no existe un cuerpo ideal sino uno real, y repensar prácticas discursivas practicando la aceptación de todos los cuerpos (empezando por el propio) son pasos más importantes hacia una sociedad igualitaria.

Una apuesta de moda inclusiva
En ese camino está Marian Rauber, productora y organizadora de eventos, que impulsa una apuesta de carácter público, familiar e inclusivo, mezclando turismo y cultura con moda, pero desde una mirada de aceptación y respeto hacia la diversidad de cuerpos.

Oriunda de Capioví, la joven organiza eventos de exhibición de indumentaria dirigidos a todos y sin importar la edad o contextura física.

“Misiones Moda es de carácter público, son eventos que se realizan en las plazas centrales de los pueblos o lugares concurridos, de modo que todos puedan participar. También se transmiten vía streaming” explicó Rauber en diálogo con El Territorio.

“Buscamos que sean inclusivos, por eso participan personas de variada contextura física y de todas las edades; sin la necesidad de que cuenten con experiencias previas al modelaje”, agregó la organizadora haciendo referencia a que la moda en pasarela está abierta a todos los que se animen o se interesen por ello. Además, acotó que antes de cada desfile se realizan prácticas para que la persona se familiarice con la pasarela y pierda la timidez.

La emprendedora lleva tres años en el proyecto, recorriendo la Tierra Colorada con esta propuesta gratuita. El espíritu de Misiones Moda es romper con los parámetros de belleza impuestos y respetar la diversidad de cuerpos.

“Por lo general, en los desfiles se ven chicas o chicos que cumplen con los parámetros de belleza establecidos -que dejan por fuera de lo considerado bello a otros cuerpos reales-. Por eso, busco que los espectadores puedan identificarse con el desfile, que participen en familia y puedan decir ‘esa ropa me va a quedar bien’, ‘eso me gusta’. Además, las transmisiones online las cubrimos con varias cámaras y un drone, de modo que los espectadores que no estén presentes también puedan ser partícipes , se identifiquen y disfruten”, explicó.

Entre los eventos gestados hasta el momento, se destaca el realizado el 17 de julio, en el Paraíso Lodge, por los 62 años de Puerto Leoni. Se trató de la elección Miss Puerto Leoni, evento organizado por Marian con la colaboración comunal.

Además, en agosto, Rauber estará a cargo de la producción de un desfile en La Saladita de Garupá: “Estamos ofreciendo esta modalidad en distintas localidades. La idea es que se sumen a participar niños, adolescentes, embarazadas, mayores, personas de contextura robusta o delgada, con alguna discapacidad o no. Todos los que quieran y se animen a ser parte”, concluyó.

Con la información de corresponsalía Puerto Rico

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias