martes 19 de octubre de 2021
Cielo claro 17.7ºc | Posadas

La primera exposición de la asociación misionera

Una muestra diversa sobre temáticas recurrentes

‘Dialéctica recurrente’ permanecerá hasta el 7 de agosto en Colorín Otaño. Una apuesta que reúne a 27 artistas de la provincia con el fin de generar circuito de arte y consumo local

jueves 15 de julio de 2021 | 2:30hs.
Una muestra diversa sobre temáticas recurrentes
La disposición de las obras fue pensada estratégicamente por los organizadores. //Fotos: Sixto fariña
La disposición de las obras fue pensada estratégicamente por los organizadores. //Fotos: Sixto fariña

Una diversidad de miradas. Prácticas artísticas que coinciden en temáticas pero varían en experiencias y formatos. 27 artistas de varios puntos de la provincia exponen en la muestra.
‘Dialéctica recurrente’ es el hilo conductor de la exposición que enlaza en la temática tintes naturales; escultura contemporánea; fotografías; pinturas con acuarela, óleos o acrílico; dibujos a lápiz o en tinta; grafitis; collages digitales; y más. Se trata de la primera exposición que realiza la Asociación Misionera de Trabajadores de las Artes Visuales (Amtav) como grupo colectivo con el fin de generar circuitos de arte y consumo local en la provincia.
El proyecto busca visibilizar la producción artística misionera y a los trabajadores del sector, promoviendo así el fortalecimiento de sus procesos de creación y fomentando la comercialización de obras de arte en los circuitos locales.
“La idea es generar un circuito de venta para poder hacer que el público de Misiones entienda que hay producción local y de buena calidad”, señaló Yazmín Zampaca, una de las organizadoras de la apuesta y miembro de Amtav, en diálogo con El Territorio.
La asociación, formada en plena pandemia para nuclear a los artistas visuales, viene gestionando la realización de la muestra desde febrero. En equipo y distribuyendo funciones, cada uno llevó adelante una tarea respecto de la cuestión burocrática y organizativa de la muestra: Federico Otaño, de Colorín, además de prestar el espacio se encargó de la maquetación y distribución de las obras; Yaz Zampaca, de la secretaría de Amtav, participó en la gestión del proyecto; Jimena Bueno, de la comisión directiva, se encargó de la procuraduría; y Rodrigo Benítez, también parte de la dirección, contribuyó en la gestión del proyecto.
Son cuestiones que exceden al proceso de producción de las obras pero que a la vez son parte del trabajo profesionalizado del artista: “Lo que tiene que ver con la logística, la selección de obras, curaduría, y mucho más. No es solamente venir, ocupar un espacio y montar la obra. Sino repensar y decidir cómo se van a disponer o predisponer las obras, los roles en cuanto a la curaduría, el montaje, la iluminación; la gestión del proyecto, la organización de visitas; los montos a los que vender la obra y más”.
Por eso, además de gestionar espacios para la circulación del arte esta apuesta también viene a plantear el trabajo cooperativo o colaborativo, al tiempo que visibiliza los roles y todo el proceso que conlleva una apuesta.
“Desde las primeras reuniones venimos repensando las prácticas y todo lo que tiene que ver con la puesta en valor del arte. Así surgió la posibilidad de armar la muestra, teniendo en cuenta que –además de la pandemia- se nos suma lo complejo que es vender, lo complejo que es vivir de la producción artística, y la escasez de circuitos comerciales y locales para el arte en la provincia”, señalaron Yazmín Zampaca y León Otaño.
“Así surgió la idea de armar una muestra para seguir discutiendo los espacios legitimadores, los espacios donde se puede llegar a adquirir, los circuitos de arte que hay en la provincia”, continuaron.
La muestra tiene entre dos y cinco obras de cada artista que expone. Cada obra está preparada para la venta con un precio específico, fijado en un rango de entre 1.000 y 10 mil pesos.
En cuanto al concepto que engloba la muestra, manifestaron que “al hablar sobre el arte hablamos de los desequilibrios y las tensiones de la época, del artista e incluso de la obra, de la relación que se genera entre ésta y el sujeto que hace (pero también el que “mira”), entre sus deseos y temores, entre su mundo y su existencia, entre su herencia y su presente. ¿Somos capaces de identificar todo en nuestra obra?”.
En ese sentido, ‘Dialéctica Recurrente’ es una convocatoria que busca visibilizar un “estado del arte” y reflexionar sobre el proceso de creación (por encima de un tema o técnica en particular) y así generar nuevos cruces, diálogos y tensiones en una exposición colectiva.
Son parte de la apuesta: Ana Victoria Yoguel (Oberá), Anthony Vázquez (Posadas), Burbuja Abián (Posadas), Beltrán Giménez (Oberá), Daniela Azida (Posadas), Elías Bankowski (Oberá), Florencia Furlán (Posadas), FlorA (Posadas), Guliana Uset (Posadas), Guillermo Silveira (Posadas), Irina Wan (Posadas), Ironic (Posadas), Laura Sánchez (Posadas) Lorenzo Gonzalez (Oberá), Luciana Passerini (Posadas), Maflo Martinez (Posadas), Mariana Gómez (Posadas), Marina Bosco de Marchi (Posadas), Mika Obermann (Oberá), Matías Cardozo (Posadas), Patricio Diblasi (Posadas), Rocío Mikulic (Pto. Iguazú), Rodrigo Benítez (Posadas), Seres Azules (Posadas), Silvana Zimmermann (Aristóbulo del Valle) y Sofía Aixa Guzmán (Posadas).
La apuesta permanecerá hasta el 7 de agosto todos los lunes, martes, jueves, viernes y sábados de 16 a 20, en el espacio Colorín Otaño (Roque Pérez 1429, Posadas).

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias