jueves 05 de agosto de 2021
Cielo claro 21.7ºc | Posadas

La historia de un diseño misionero

Vestir la irreverencia, a pesar de las modas

Arrancó de adolescente con local y marca propia, cosiendo sueños incomprendidos que hoy son objetos de deseo. Melina Cornetta y una apuesta al arte único y diferente

lunes 05 de julio de 2021 | 6:06hs.
Vestir la irreverencia,  a pesar de las modas
Foto: Marcelo Rodríguez
Foto: Marcelo Rodríguez

Llamábamos moda a lo normativo, la supuesta media que reglamentaba cuál objeto, accesorio, prenda, red social o gadget el mercado dice hay que tener. Pero las nuevas generaciones patearon el tablero y cada aspecto de la vida se volvió cada vez más inclusivo.

De esa forma, la indumentaria, se resignifica día a a día e intenta dejar de imponer para todos lo que viene bien a unos pocos. Busca ser diversa, en cuanto a talles, género y estilos. Poco a poco, la llamada moda alternativa se empezó a colarse entre las masas. Así, quizás un tanto incomprendida en sus inicios, una adolescente misionera logró posicionarse como referente del diseño en Posadas. Wassa Nigga es la marca que la define. Un concepto versátil que quiere ser único y siempre diferente. MayraMelina Cornetta (26) es la mente creadora detrás y muchos la conocen como Wassa directamente.

Desde el romanticismo con aires boho al gótico con tintes de animé o drag e incluso prendas tan exclusivas e irreverentes como las de un show de una noche, son las que confecciona Melina de manera artesanal y con su propia técnica.

Con familiares relacionados al rubro de la indumentaria y una abuela costurera, rápidamente se sumergió de niña en el mundo de la costura. Comenzó, como muchos colegas, haciendo su propia ropa y fue aprendiendo de manera autodidacta sobre la marcha. Algunas amigas fueron las primeras en reconocer su toque distintivo y pedirle prestadas las prendas que sin dudas las harían destacarse.

Ya a los 17 se lanzó con su marca y empezó a recorrer ferias, a pesar de la mirada de reojo de sus stands vecinos.

Hoy admite que en cierto sentido, más allá de que la sociedad evolucionó, se puso más en boga la moda disruptiva y sus creaciones empezaron a ser más aceptadas.

‘‘Tenía muchas críticas al principio, no entendían mi estilo. Era como muy raro lo que hacía’’, arrancó diciendo quien además de impulsar su marca personal, intentó formar una red de emprendedores. Wassa Nigga House buscó ser un espacio para colegas, instructores de yoga y todo emprendedor que quisiera sumarse, pero, tal como reveló Melina, la falta de constancia y compromiso hizo que el proyecto fuera inviable a largo plazo, aunque destacó que le dejó muchas enseñanzas. Sin local propio desde la crisis que provocó la pandemia, ahora combina hogar y estudio, donde modelos y clientes se sienten como en casa.

‘‘Detesto que me digan que hago ropa urbana’’, confesó la artista que indaga cómo superarse día a día y escapar de las etiquetas. ‘‘Yo soy muy cambiante, no quiero que estigmaticen mi ropa en un estilo. Por ahí un día estoy muy ‘rosa barbie’ y otro te hago todo negro y dark’’, ejemplificó.

La originalidad se destaca en cada elemento del perchero y a la vez invita a un uso cotidiano. Foco en lo comfortable, lo sexy, el glitter, no cae en clichés, pero tampoco se ubica en un pedestal ridículo de pasarela que lo aleja del buen gusto o la utilidad.

‘‘No trabajo con talles, sino a medida. No tengo un límite de talle o de edad’’, remarcó Wassa, que de la mano de Guido Gamarra también tiene una línea de ropa customizada pintada a mano.

Guido aplica minuciosa dedicación en cada pincelada y explica que nunca hace dos trabajos iguales. Si una imagen gusta mucho y es solicitada nuevamente, le da una vuelta de tuerca, con detalles singulares.

Si bien hay un público que sigue siendo de nicho, pedidos extravagantes y únicos, el negocio permite a Melina y Guido vivir mayormente de su arte.

‘‘Avanzamos bastante mentalmente y mi público se expandió mucho. Con el tiempo se me hizo más fácil expresar lo que quería’’, relató Melina al recordar, por ejemplo, que en sus comienzos fabricaba conjuntos que muchos varones no se animaban a lucir y hoy son un hit. Mostrar cómo se viste su arte fue siempre clave. Por eso, las producciones de fotos, son su fuerte, algo que disfruta y también hace con pasión y creatividad. ‘‘Una de las cosas que más me motiva crear es la sesión de fotos’’, asumió la joven, mientras el fotógrafo a cargo de esta nota, alababa no sólo la calidad sino la visión del trabajo audiovisual de la diseñadora.

Hoy la mente de Meli, Guido y el equipo está puesta en un insolente desfile que se verá mañana a la noche en la Costanera posadeña.

En el marco de la celebración del Orgullo LGBT, desde las 20 en Brandom, Wassa Nigga será parte de una intervención en vivo, con desfile show, performances, vogue y diseños de autor misioneros. Una pasarela para artistas como los Wassa, que con entrega constante y sin necesidad del spotlight, le agregan valor al talento que nace y crece en la provincia.

 

Para agendar

Desfile y vidriera
En el Instagram ‘Wassaniggi.connection’ se pueden ver algunas de las producciones de la marca. Además mañana a partir de las 20 habrá un desfile show con performances en Brandom, en el marco de las celebraciones por el Orgullo.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias