miércoles 04 de agosto de 2021
Cielo claro 11.7ºc | Posadas

Una realidad a la vista de todos

Obras ilegales y ampliaciones avanzan sobre la costanera

En el Cerro Pelón detectaron y clausuraron obras sin permiso y ante el riesgo que presentaban. El usufructo de sitios de uso común para uso privado, otra arista

viernes 25 de junio de 2021 | 6:08hs.
Obras ilegales y ampliaciones avanzan sobre la costanera
Un terreno vallado con chapas frente a una plaza infantil en el corazón de la Costanera y construcciones ilegales bajando por el Cerro Pelón y Los Aguacates invaden la zona ribereña de Posadas. Federico Gross
Un terreno vallado con chapas frente a una plaza infantil en el corazón de la Costanera y construcciones ilegales bajando por el Cerro Pelón y Los Aguacates invaden la zona ribereña de Posadas. Federico Gross

Cualquier posadeño que se precie de tal observó cómo en las últimas dos décadas la ciudad mutó por completo, principalmente en la costa del río Paraná. Desde el avance de la avenida Costanera, a finales de los 90, la capital provincial no volvió a ser la misma. Barrios históricos como El Brete, El Chaquito, Villa Molas, Villa Blosset o la zona del antiguo puerto desaparecieron total o parcialmente o se fueron urbanizando ante la llegada de obras de puesta en valor de la zona o trabajos complementarios a la represa de Yacyretá.

Sin embargo, hay otras áreas que se siguen desarrollando de manera hasta peligrosa para quienes allí residen. Uno de esos lugares es el histórico Cerro Pelón. En inmediaciones de la calles Alvear y General Paz la urbanización parece no haber llegado o lo hace a criterio de cada uno. Ampliaciones hacia los costados o a las alturas se entremezclan con líquidos que salen de las viviendas, malos olores, una invasión de mosquitos, casas al borde del cerro con riesgo de desmoronamiento y un enjambre de cables de luz u otros servicios básicos son la postal en una zona casi céntrica y de circulación de miles de personas a diario.

Ya quedan pocos vecinos de aquellos históricos residentes del lugar. María es una de las últimas y casi no sale de su casa por su avanzada edad. “Ya no conozco a casi nadie, hay mucha gente nueva por acá”, contó a El Territorio.

Muchos son vecinos nuevos y otros herederos de los más antiguos que actualmente alquilan la propiedad a locatarios temporales, por eso en varios casos deciden ampliar la vivienda. Además, ya no hay propiedades de madera y actualmente las viviendas son de ladrillos y cemento, lo cual da una perspectiva de cómo se fue transformando el barrio.

En ese sentido, según recordaron desde la Municipalidad de Posadas, toda obra en construcción debe tener plano aprobado, permiso de obra, director y cartel de obra.

“En el Cerro Pelón hay obras que están aprobadas y otras que se intimaron y clausuraron. Para regularizar obras existentes no aprobadas, primero tienen que presentar plano de relevamiento y la documentación del título o posesión del inmueble”, señaló Diego Bonne, director de Obras Privadas de la Municipalidad de Posadas.

Por su lado, Alberto Penayo, defensor del Pueblo, comentó: “Estamos trabajando en la zona por la regularización dominial y en ese sentido estamos conociendo sobre algunas construcciones que se están haciendo ahí, que técnicamente están fuera de la regla. Pero no es función nuestra, está bien que la Municipalidad acuda al lugar y vea con qué criterio se están haciendo esas construcciones existentes sin permiso. Es una realidad complicada”.

Más obras

Una situación parecida de construcciones al límite de la legalidad se repite en el barrio Aguacates. En tanto, sobre el segundo tramo de la Costanera, en diagonal al monumento a Andrés Guacurarí, un vecino que acumula objetos en desuso y tapó parte del espacio público con chapas de zinc preocupa a los vecinos por la cantidad de chatarras que atraen todo tipo de alimañas en un contexto de emergencia sanitaria y donde el mosquito Aedes aegypti está presente en la mayoría de los domicilios. Si bien años atrás esa zona ya había sido cubierta con chapas y tras denuncias fue despejada, ahora el lugar, lindante a una plaza de juegos infantiles, volvió a ser cubierto sin que nadie tome intervención desde hace meses. En este caso puntual este medio también consultó a la comuna local y dijeron que no hubo denuncias formales por parte de los vecinos pero se acercarán a evaluar la situación.

Ante casos similares se pidió comunicarse al 0-800-888-2483 que es la línea gratuita de atención al vecino para denunciar o despejar dudas. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias