viernes 18 de junio de 2021
Nubes 8.5ºc | Posadas

Cuatro posadeños detenidos

Una carga narco, armamento pesado y el hallazgo de un plan para matar al juez

El 26 de mayo se cumplió un año de la detención de la pata posadeña del Negro Rojas. Detalles de sus roles, cómo operaban y sus intenciones de asesinar a Fernando Verón

lunes 31 de mayo de 2021 | 6:03hs.
Una carga narco, armamento pesado y el hallazgo de un plan para matar al juez
Los operativos en la casa de Luis Baden y Vanesa Da Luz.
Los operativos en la casa de Luis Baden y Vanesa Da Luz.

Efectivos de incógnito rodearon una de las esquinas calle Salvador Miqueri de Posadas, a dos cuadras de la ex ruta 213. Esa casa estaba por ser allanada, pero ellos tenían la misión de hacer un reconocimiento previo. Todos se había organizado rápidamente, pero arrojó elementos reveladores.

Dos hombres jóvenes llegaron al lugar y, presurosos, empezaron a mover elementos. Se los vio abrir el baúl de uno de los autos estacionados en frente y arrojar una llave al techo. El procedimiento, presidido por el juez Marcelo Cardozo y llevado a cabo por Gendarmería Nacional, llegó pronto.

Ambos hermanos quisieron desligarse de lo que había en el auto y la casa: armas en las que se destaca un subfusil calibre 5.66, municiones y ropas truchas de la Policía Federal Argentina con equipos tácticos. Fueron detenidos de inmediato y luego se descubrió que eran hermanos, Diego Armando y Alejando Da Luz, este último entonces integrante del Ejército Argentino.

La secuencia fue detallada por altas fuentes de la fuerza federal que intervinieron en la pesquisa. El hecho ocurrió hace poco más de un año, el 26 de mayo pasado y fue horas después de la detención de Luis Baden, posadeño, y Andy León, paraguayo que entonces no tenía documentos y no supo justificar cómo había ingresado al país.

Ambos circulaban en un auto con pedido de secuestro por robo en el Sur del país, pero además en la requisa los efectivos hallaron un arma 9 milímetros.

Pero no era todo. El allanamiento a la casa de Baden –los Da Luz son sus cuñados– se hizo porque el hombre ya estaba en la mira de los pesquisas debido a la detención de cuatro brasileños en San José en 2018, quienes portaban armas y ropas de PFA. Todo cerró entonces, ya que incluso de encontró un abrojo con el nombre Nebrinsky, el mismo que llevaban los extranjeros.

Baden fue señalado como una persona que recibía a delincuentes internacionales en la capital provincial, sin embargo eso quedó pronto en un segundo plano. La apertura de los teléfonos celulares incautados reveló un plan para matar al juez Fernando Verón y sirvió como puntapié inicial para desarmar la organización narco argentina con los lazos más firmes con las peligrosas bandas brasileñas como el PCC, Comando Vermelho y Bala Na Cara.

Y en ambas causas, llevadas por la Justicia ordinaria y federal, respectivamente, aparece la figura de Néstor Fabián Rojas, detenido entonces en la cárcel de Ezeiza.

Las investigaciones de Gendarmería Nacional –a las que accedió El Territorio mediante expedientes judiciales y consultas con fuentes judiciales y policiales involucradas– revelaron que Baden y León Torres actuaban bajo las órdenes de Rojas y ese día habían venido de despachar un cargamento de marihuana a Brasil en San Javier. Diego Da Luz iba a participar de esa maniobra como puntero, pero su auto no funcionó y se bajó.

El plan y los roles
Pero el juez Cardozo avanzó sobre lo sucedido meses atrás, antes del cierre de las fronteras: el plan para matar a su colega Verón, quien investiga a Rojas por el doble crimen de El Acuerdo. Hoy todos están con prisión preventiva por homicidio en grado de tentativa en diferentes roles.

El análisis de los teléfonos también puso en la lupa a Vanesa Da Luz (36), hermana de Diego y Alejandro y pareja de Baden –con quien tiene tres hijos–, y una vez que todo fue incorporado al expediente, se determinó su detención. Es que se pudo establecer que apenas después de que su novio y hermanos fueran detenidos se comunicó con Rojas, pidiéndole dinero.

Siempre según los investigadores, la mujer tendría un rol activo en la organización encargada de asesinar al magistrado, aunque esos no serían los únicos encargos de Rojas. Hizo varias transacciones y se comunicaba asiduamente con su pareja sobre varios planes, incluso uno que buscaba sacar al Negro cuando estaba alojado en la cárcel de Oberá.

“Filmá todo, así ya voy armando, es necesario, yo sé lo que te digo. Hacele seguimiento estos días temprano, cuando sale a trabajar. Lo mandamos a un semáforo y chau de última. Preocupate por eso porque ese nos va a traer problemas a todos. Foto, filmación y el horario que sale para el trabajo. Esa es la hora, yo traigo la gente”, le ordenaba a Baden Rojas desde la cárcel.

Él respondía que su cuñado vivía cerca y que haría ese seguimiento. El plan era sorprender a Verón en un semáforo para allí acribillarlo y para ello iba a traer “la gente” de Brasil, quienes traerían las armas y se movilizarían en motocicletas pedidas especialmente. Cualquier similitud con los magnicidios ocurridos en Colombia en los años 80 no es coincidencia.

A León Torres Rojas lo conocía de Paraguay y es el que relación más cercana tenía con el narcotraficante y múltiple asesino. Cuando fue detenido el 13 de agosto del 2018, el criminal estaba con una menor que fue señalada como su pareja, quien es justamente hermana de Andy. Ambos tienen otro hermano que fue condenado por el Tribunal Oral de Posadas por intentar traficar cocaína.

Sobre los hermanos Da Luz, los pesquisas dijeron que tenía un rol activo en la organización, y en el caso de Diego Armando quedó claro en su frustrado transporte de estupefacientes.

Las armas y el soldado
Sobre el soldado argentino, en cambio, hay una clara referencia a él por parte de Rojas en una de las escuchas que le detectaron. Fue en octubre del 2020, cuando Alejandro ya estaba detenido. Rojas negoció con un contacto de Buenos Aires la compra de lotes de armas de fuego que fueron identificadas en las conversaciones telefónicas como Itacas automáticas y fusiles AR15.

Como desarrolló este medio oportunamente, su interlocutor le dijo que esas armas se las iba a vender alguien con contactos con el Ejército Argentino por un precio de 10.000 dólares.

Rojas, entendido en el tema pidió detalles y dijo que esas podrían ser vendidas en el exterior, e incluso pidió un lanzamisiles, pero también hizo alarde de que ya tenía contactos en esa fuerza: “Yo te voy a decir la verdad, yo consigo estas AR15 usadas también, del ejercito ahí en Posadas, lo que pasa que al ‘pinta’ lo sacaron ahora de la armería, estoy esperando que lo vuelvan a meter ahí, pero me lleva tiempo”.

Alejandro Da Luz, según los expedientes, prestaba servicios en la Compañía de Arsenales del Regimiento de Monte 12.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias