viernes 18 de junio de 2021
Nubes 8.8ºc | Posadas

Tips simples que no demandan mucho esfuerzo

Adulto mayor en casa: cómo adaptar los diferentes espacios

Las profesionales Liliana Charón y Mirta Soria explicaron qué hay que tener en cuenta para que la vivienda no se convierta en la razón de las caídas o lastimaduras de los más grandes. Pequeños cambios pueden evitar problemas muy serios

lunes 17 de mayo de 2021 | 0:00hs.
Adulto mayor en casa: cómo adaptar los diferentes espacios

La casa es el espacio que nos representa, cobija y nos permite ser uno mismo. Pero qué pasa cuando con el paso de los años se convierte en una enemiga, ya que lastima, molesta y hasta puede ser la causante de serias caídas. Antes de que eso ocurra es importante tomar algunas medidas de precaución o bien, los más jóvenes pueden ocuparse en adaptar cada espacio para que el adulto continúe siendo independiente y realice sus actividades con ayuda pero sin tutela.

“Los accidentes domésticos son la tercera causa de visita a los servicios de urgencia hospitalarios por parte de la población de más edad. Además de las consecuencias físicas, los accidentes en casa tienen consecuencias psicológicas importantes: miedo y ansiedad por ejemplo.

Con el proceso del envejecimiento y los cambios fisiológicos en el organismo, los adultos mayores son más propensos a sufrir caídas, los cuales pueden llevarlos a una pérdida de la funcionalidad, alteraciones psicológicas, ocasionar fracturas, hemorragias internas, neumonía aspirativa, lesiones de tejidos blandos y pérdida de la funcionalidad e independencia.

Son más propensas a sufrir fracturas en las caídas debido a que muchas tienen los huesos porosos y frágiles (osteoporosis). Algunas lesiones podrían ser mortales”, explicó la licenciada Liliana Charón, consultora psicológica.

Según la Organización Mundial de la Salud, “los ancianos son quienes corren mayor riesgo de muerte o lesión grave por caídas”. El organismo atribuye la magnitud del riesgo a “la falta de adaptación del entorno a las necesidades de la población de edad avanzada”.

En este sentido, Mirta Soria, médica geriatra, directora de gerontología, indicó qué tener en cuenta a la hora de modificar un poco la casa. “Hay que tener muy en cuenta por ejemplo el tema de la iluminación, que es fundamental. Después los barrales, que tienen que estar siempre presentes en el baño que es peligroso y hay que decirle no a las bañeras y, si hay bañeras, tiene que haber barrales para que el adulto tenga mayor confianza, igual que el barral tiene que estar a la par del inodoro. El inodoro tiene que tener una altura suficiente para que no haya ningún inconveniente”.

Atención integral
Los años pasan tan despacio que es muy probable que nadie se de cuenta de que algunas cosas de la casa hay que modificarlas, pero antes de comenzar a modificar todo, Charón recomienda algo fundamental: visitar al médico para identificar si el adulto tiene un problema de salud específico.

“Para llevar a cabo una prevención eficaz de las caídas debemos abordarlas de manera multidisciplinar. El primer paso es la identificación precoz de factores de riesgo de la propia persona. Es importante recordar al adulto mayor la necesidad de visitar regularmente a su médico. Otro elemento importante es la corrección de los factores de riesgo del entorno, es decir, modificaciones ambientales que recomendamos en el domicilio para prevenir caídas y accidentes”.

Cuando el adulto mayor es propenso a marearse o a caerse por otros motivos, el ingenio también se puede hacer presente, ya que con lo que se tiene en casa se puede crear un barral por ejemplo, no hace falta invertir mucho dinero para tener una vivienda con más accesibilidad. Los detalles a tener en cuenta son mínimos pero muy necesarios.

“Las puertas tienen que abrirse hacia afuera, porque si la persona se desmaya o está caída y se empuja hacia adentro la persona obstruye el paso. También las puertas pueden tener la medida suficiente para que ingrese una camilla o silla de ruedas por si se tiene una caída y necesita venir la ambulancia. Los pisos no deben ser encerados, como tampoco debe haber alfombras porque los adultos mayores se pueden resbalar. El adulto mayor tiene que tener un calzado cómodo para desplazarse más seguro. También es importante tener un detector de humo, porque a veces uno se distrae y deja la comida en el fuego”, explicó Soria.

La médica explicó que es muy importante “no tutelar al adulto, sino dejarlo que haga sus actividades pero con seguridad”. Explicó que los mayores no son “abuelitos” indefensos sino que son personas independientes que necesitan desplazarse por su vivienda como lo han hecho toda la vida. Los jóvenes pueden ayudar a que los adultos mayores continúen con su autonomía apoyándolos con acciones mínimas, como por ejemplo realizar pequeños cambios en la vivienda.

“En algunas ocasiones, aunque hagamos todo lo posible por evitarlos, los accidentes se producen, de ahí la importancia de saber cómo actuar y hacerlo de forma rápida y serena para que las consecuencias sean mínimas. Es importantísimo tener un listado telefónico personalizado en un lugar accesible y fácilmente visible, con los números de afiliados, domicilio del adulto mayor, número de teléfono de familiares, asistencia, y hospital”, cerró Charón.

 

Cambios simples para hacer en la vivienda

  • Evitar alfombras móviles.
  • Evitar cables.
  • Tener una iluminación adecuada, en especial en la noche.
  • Evitar pantuflas en que el pie potencialmente se deslice.
  • Usar calzado firme y cómodo.
  • Evaluar la necesidad de instalar barras de sujeción en baños y pasillos.
  • De ser necesario usar un bastón o un andador para mantener la estabilidad. Otros dispositivos de asistencia también pueden ayudar
  • Pasamanos para ambos lados de las escaleras
  • Peldaños antideslizantes para escalones de madera desnuda
  • Un asiento de inodoro elevado o uno con apoyabrazos
  • Un asiento de plástico resistente para la ducha o la bañera, además de una boquilla de ducha manual para bañarse mientras se está sentado
  • Si es necesario, pedir al médico que los derive a un terapeuta ocupacional.
  • Es importante tener a una persona a lado que los ayude en la realización de determinadas actividades , de no ser 100% independiente el adulto mayor.

Por:  Liliana Charón

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias