miércoles 23 de junio de 2021
Nubes 22ºc | Posadas

Se recupera favorablemente en Buenos Aires

La historia de esperanza y fe de Kevin y milagros

Kevin del Valle, oriundo de San Pedro, fue operado en el Hospital Garrahan luego de tres años de cursar la enfermedad. “Es una gran emoción”, expresó el padre del niño

sábado 15 de mayo de 2021 | 6:08hs.
La historia de esperanza y fe de Kevin y milagros
Kevin tiene 5 años y recibió un trasplante de médula ósea en el que su hermanita Milagros, de 2 años, fue la donante. Ambos se recuperan en el Garrahan y esperan volver pronto a su casa en San Pedro.
Kevin tiene 5 años y recibió un trasplante de médula ósea en el que su hermanita Milagros, de 2 años, fue la donante. Ambos se recuperan en el Garrahan y esperan volver pronto a su casa en San Pedro.

Kevin del Valle es un niño de 5 años oriundo de San Pedro, cuya historia se conoció por este medio hace cuatro meses atrás cuando familiares solicitaron ayuda económica para dar continuidad al tratamiento de una grave patología. El pasado 11 de mayo recibió por parte de su hermana de 2 años y 6 meses la donación de médula ósea para darle pelea a la leucemia linfoblástica aguda que padece. Tras tres años angustiantes, la familia se encuentra ante la mayor esperanza de que pueda vencer al cáncer.

 En el caso de la leucemia, uno de los únicos tratamientos para erradicar las células cancerígenas es el trasplante de médula ósea, y Kevin tuvo la alegría de recibirlo de su hermana Milagros, una vez que los análisis demostraron la compatibilidad. Pese a la diferencia de edad, el peso de ambos es casi igual, lo que favoreció a la extracción de 300 milímetros de médula que le fueron trasplantados a Kevin. Para la felicidad de toda la familia y las distintas personas que se conmovieron con su lucha, tanto Kevin como Milagros, evolucionan de forma positiva en el Hospital Garrahan de Buenos Aires, donde fue la intervención esta semana.

 Hace tres años la familia lucha diariamente para que el menor recupere la salud y pueda vencer a este tipo de cáncer, uno de los más letales. La unión, fortaleza, fe y en especial la valentía de Kevin, en cierta parte son la base para que el tratamiento esté arrojando buenos resultados.

Cuando le detectaron leucemia apenas había cumplido 2 años. Comenzó con las quimioterapias en el Hospital de Pediátrico Fernando Barreyo de Posadas, recibió el alta y a los tres meses, como es común en este tipo de patologías, presentó una recaída y fue derivado al Hospital Garrahan, donde se encuentra desde hace cuatro meses.

En esta segunda etapa del tratamiento, una de las posibilidades fue el trasplante, lo que representó todo un desafío para la familia que comenzó a buscar un posible donante, comenzando por familiares más cercanos. Fue así como sus dos hermanas menores resultaron 100% compatibles.

El proceso, que es bastante sencillo, presentó varias demoras por el contexto epidemiológico generado por el Covid-19 y cuando habían programado la primera cirugía, la donante arrojó positivo para coronavirus, por lo que estuvieron aislados por más de 20 días hasta que todo el núcleo arrojó negativo y se pudo reprogramar la cirugía.

 Para la extracción de médula ósea, Milagros estuvo en el quirófano por poco más de dos horas y su condición física permitió extraer más de los milímetros previstos, suficientes para reavivar la esperanza de una pronta recuperación para Kevin.

“Es una gran emoción, una posibilidad que muchos niños no tienen por no tener un donante compatible, Kevin tuvo la bendición de que su hermanita sea su donante. Ambos procesos ocurrieron de forma normal y para la sorpresa de los médicos, él no presentó ninguna reacción de las que pueden ocurrir postrasplante, su organismo aceptó la médula lo más bien. Ahora debemos esperar 21 días para saber cómo sigue todo”, expresó aliviado -a El Territorio- Alejandro del Valle, padre del menor.

En estos últimos meses la situación económica de la familia se complicó porque el progenitor debió renunciar a su trabajo a fin de dividirse las tareas de cuidado tanto de Kevin como de las dos hijas menores. Para sobrellevar la situación, solicitaron ayuda y la solidaridad no demoró en llegar.

“Si bien no le faltó nada a Kevin, a su hermanita y tampoco a nosotros, en lo que respecta la atención de los profesionales de la salud, la cuestión económica para seguir en estos seis o más meses que nos quedan por delante hubiesen sido muy complejos de no ser por la solidaridad de tanta gente”, señaló Del Valle.

“No sé si por desconocimiento o qué motivo, muchas personas que pueden no están donando. En la habitación de Kevin hay un niño que hace un año esperaba un donante compatible y el que donó es de Estados Unidos. No siempre un familiar es compatible, lo nuestro fue obra de Dios, lo que queremos junto a mi esposa Yésica es llamar a la conciencia y que toda persona sana se anime y done, es un proceso simple y no genera reacción adversa, todo lo contrario, salva una vida”, destacó.

En el tratamiento familia recibió el apoyo del Ministerio de Salud de Misiones y la obra social Osprera, además de los profesionales del Hospital Pediátrico de Posadas como del Garrahan.

De todos modos, y teniendo en cuenta que desconocen con exactitud el tiempo que seguirán en Buenos Aires,  las donaciones siguen siendo bienvenidas o incluso propuestas laborales. Los interesados en colaborar pueden contactarse al mail [email protected] o al WhatsApp 3751-502893. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias