lunes 17 de mayo de 2021
Cielo claro 16ºc | Posadas

Tras presuntos excesos cometidos por efectivos del Comando de Oberá

“Los testimonios describen situaciones sistemáticas del accionar policial”

Fabián Mantau, comisionado de la CPPT, se reunió con una veintena de vecinos del barrio Günther que relatan posibles apremios. Analizan presentar denuncia colectiva

viernes 30 de abril de 2021 | 4:00hs.
Comisionado
Mantau, comisionado de la CPPT, estuvo presente ayer en la Fiscalía de Instrucción Dos de Oberá. / FOTO: Macarena Bordón.
Mantau, comisionado de la CPPT, estuvo presente ayer en la Fiscalía de Instrucción Dos de Oberá. / FOTO: Macarena Bordón.

Una menor de 15 años relató que en la madrugada del último sábado efectivos del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional II irrumpieron en su casa, le arrojaron gas pimienta en la cara, la dejaron con el torso desnudo, la tiraron al piso y le pegaron patadas.
Un hombre de 57 aseguró que los mismos efectivos tumbaron la puerta de su humilde vivienda cuando dormía, lo tomaron del cuello y le apuntaron con un arma para que diga dónde se escondía un joven que buscaban.

En tanto, un muchacho de 28 años contó que meses atrás fue detenido por efectivos del mismo Comando, quienes lo trasladaron a la dependencia y lo sometieron a una sesión de torturas que duró varias horas, lo que coincide con otros testimonios.  

“Me esposaron para atrás y pegaron de todas las formas posibles. Pero lo peor fue cuando me pusieron una bolsa en la cabeza. Ahí pensé que me moría”, relató en la víspera.

A estos y otros testimonios accedieron ayer los miembros de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT) que visitaron el barrio Günther de Oberá para escuchar de primera mano a una veintena de vecinos que relataron sus pesares debido al presunto accionar de los uniformados del Comando.

“Los testimonios describen situaciones sistemáticas e idénticas sobre el accionar policial y se repiten ciertos nombres”, indicó Fabián Mantau, comisionado de la CPPT.

Y agregó: “No tengo dudas de que en general la Policía de Misiones actúa bien, pero hay ciertos funcionarios que no lo hacen. Entonces corresponde identificarlos para que asuman las responsabilidades y se apliquen las sanciones correspondientes, siempre que se corrobore alguna irregularidad”.


Denuncia colectiva
Los integrantes de la CPPT escucharon a los vecinos y tomaron nota de sus casos, a partir de lo cual analizarán la posibilidad de radicar una denuncia penal colectiva ante la Fiscalía de Instrucción en turno.

Además, en la jornada de hoy interpondrán una medida de protección para dichas personas y sus familias, puesto que manifestaron su temor a represalias por parte de los policías apuntados.

Al respecto, no es un dato menor que la sede del Comando Radioeléctrico se ubica en la misma manzana del barrio Günther.

El encuentro de la víspera surgió luego de los serios incidentes registrados en la madrugada del último sábado, cuando los policías ingresaron al barrio por un requerimiento de una gresca entre mujeres, situación que derivó en nueve detenciones.

En el traslado de los detenidos al Comando algunos de los uniformados habrían incurrido en excesos en el uso de la fuerza, lo que tensó aún más la situación.
En ese contexto, una vecina del barrio Yerbal Viejo, Patricia Almoa, acudió junto a sus hijas de 21 y 16 a ver qué sucedía, instancia en que las jóvenes comenzaron a filmar el procedimiento y fueron reprimidas, según la denuncia radicada el lunes.

Luego trascendió un video filmado por vecinos de barrio Günther donde se observa a por lo menos dos policías golpeando a un detenido adentro del Comando.   
En consecuencia, el lunes la CPPT tomó intervención en ambos hechos y asistió a las víctimas.

En esa línea, en la víspera el comisionado Mantau radicó una denuncia penal ante la Fiscalía de Instrucción Dos para que se investiguen los presuntos apremios cometidos en perjuicio de Ricardo M. (23), la víctima del citado video.
Constataron lesiones

En diálogo con El Territorio, el referente de Prevención de la Tortura precisó las acciones que realizó el organismo luego de observar el video que trascendió por las redes y diversos medios.

“El lunes buscamos por varias comisarías y juzgados pidiendo información sobre esta persona que está privada de su libertad. Después de un extenso recorrido lo localizamos en la Seccional Tercera de Oberá, donde lo entrevistamos y nos manifestó los sucesos, tras lo cual resolvimos hacer una denuncia penal ante la fiscalía para que se hagan las investigaciones pertinentes por presuntos actos de tortura o apremios ilegales”, precisó.

El joven confirmó que fue golpeado en sede del Comando y dio su conformidad para denunciar los hechos. Entre los elementos de prueba presentados en fiscalía la CPPT aportó una serie de fotografías que certifican las lesiones que padeció la víctima, quien continúa detenido.

A partir de ahora el organismo provincial hará el seguimiento del expediente por los presuntos apremios contra Ricardo M. y las hijas de Almoa.

En ese marco elevaron una nota al jefe de la Policía de Misiones, comisario general Carlos Merlo, solicitando un exhaustivo informe sobre lo sucedido durante el procedimiento de la madrugada del último sábado.

“También pedimos una medida protección a la señora Almoa y su familia, porque denunció que después de hacer la denuncia fue hostigada por parte de la autoridad”, indicó Mantau.

Asimismo, el comisionado destacó el compromiso de las personas que ayer aportaron datos sobre el accionar de ciertos integrantes del Comando.

“Lo importante es que la gente dejó de lado el miedo y se animó a denunciar. Ahora tenemos que analizar qué tipo de presentación haremos ante la Justicia”, agregó.

Citaron al jefe
En relación a los hechos en perjuicio de sus hijas, Patricia Almoa comentó que residen a 50 metros del Comando y en la madrugada del sábado escucharon disparos y gritos de auxilio.

“Como vivimos cerca fuimos con mis hijas y vimos cómo le pegaban a los detenidos. Entonces mis hijas empezaron a filmar con los celulares, pero ahí vieron unos policías y les pegaron y les sacaron los celulares. Mis hijas tienen 16 y 21 años. La mayor es asmática, le pegaron en el pecho y quedó sin aire”, detalló la progenitora.

Y agregó: “Los policías se burlaban y uno dijo: ‘Ustedes filman porque están jugando al detective’, siendo que mis hijas filmaron porque les estaban golpeando a unos muchachos adelante nuestro y eso está mal. Le reclamé al jefe del Comando, Sánchez, y cuando yo le hablaba cargó la pistola adelante mío para intimidarme”.

Según Almoa, lo único que hicieron sus hijas fue grabar lo que sucedía, pero fueron brutalmente agredidas, tras lo cual los policías secuestraron los dos celulares y el DNI de la menor, elementos que recién recuperaron el miércoles.

“Borraron un montón de videos de los celulares. Es indignante lo que hicieron”, lamentó.

Con relación a lo sucedido el sábado, precisó que su hija mayor se descompuso y tuvo un ataque de asma, por lo que no fue detenida.

En cambio, la menor de 16 fue demorada por supuesto entorpecimiento del procedimiento policial y lesiones leves, ya que supuestamente arañó a un policía.

“Le armaron una causa para justificar lo que hicieron. Nos pasearon por tres comisarías, por eso les hago responsables a todos los policías de Oberá por lo que le pueda pasar a mi familia”, subrayó.

Por la denuncia de Almoa, ayer el Juzgado de Instrucción Dos citó al comisario Gustavo Sánchez, jefe del Comando. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias