viernes 14 de mayo de 2021
Cielo claro 14ºc | Posadas

Matías, la joyita misionera de la reserva de Racing

Matías Núñez se fue a Buenos Aires a buscar su sueño de ser futbolista. Sufrió el desarraigo, se ganó su lugar y hoy capitanea la Reserva de Racing

viernes 30 de abril de 2021 | 6:05hs.
Matías, la joyita misionera de la reserva de Racing

Matías Núñez está pasando por un gran momento futbolístico. En 2017 llegó a Racing y se ganó su lugar. Pasó de ser suplente a titular en la Reserva y a llevar la cinta de capitán. Sueña, como todo futbolista, con el debut en Primera, pero tiene los pies sobre la tierra. No se apura, al igual que en la cancha. Cabeza fría para tomar las mejores decisiones.

Hoy los días los pasa entre el Cilindro de Avellaneda, el predio Tita Mattiussi y los vestuarios de las diferentes canchas que recorre. Pero, claro, esto no siempre fue así.

Matías aprendió a jugar a la pelota en su Parque Adam querido. En el potrero del barrio, con los pibes de la chacra 26. Pasó por los Cara Sucias, por Guaraní y decidió probar suerte en Buenos Aires.

“Yo estaba jugando en Guaraní, salió una prueba en Buenos Aires en 2017. Junté una plata con mi familia y me vine. Fue improvisado, pero yo tenía la ilusión de quedar en algún club, de jugar en Primera. La ilusión fue más fuerte que el miedo”, recordó el mediocampista de la Academia.

“Llegué al club, me quedé en la pensión y se me hizo un poco más fácil, pero es otro mundo. Yo allá tenía mi infancia, todo. Los primeros días y meses extrañé mucho, pero el apoyo de mi familia y mis amigos me ayudó mucho”, confesó el papá de Gael, que tiene dos años y vive en Misiones.

Pero no fue sencillo para el de la Tierra Colorada. Las noches lejos de su familia y de su hijo se hicieron eternas en muchas oportunidades, aunque nunca pensó en abandonar su sueño de jugar en Primera.

“Todo es un proceso que hay que pasar. Los primeros meses fueron terribles. Me aferré a la ilusión, a mi familia y a mis amigos. Ahora espero el momento y estar preparado para debutar”, aseguró el posadeño de 20 años.

Sus buenas actuaciones captaron las miradas de Sebastián Beccacece primero y de Juan Antonio Pizzi, actual DT de la Academia, pero el misionero mantiene los pies sobre la tierra.

“Estoy tranquilo. Trato de no pensar mucho, porque si no te desenfocás del objetivo, que es jugar en Primera y debutar con Racing. Estoy pasando un lindo momento, con muchos minutos en la Reserva, siendo capitán”, explicó el joven futbolista.

Ilusión de potrero

“Yo me crié jugando en el barrio. Mi primer club fue Guaraní a los 16, pero antes jugaba en los Cara Sucias hasta los 15. No hay como el potrero, ahí se aprende todo, es la base. Yo vine con 18 años, no con 14 a aprender y me gané mi lugar” contó Matías Núñez.

Esos partidos en la cancha de tierra, donde la pelota pica para cualquier lado, en los que hay que hacerse fuerte a base de habilidad y, por qué no, alguna que otra pierna fuerte, le dieron al posadeño herramientas que le sirvieron para mostrar su fútbol.

Aunque la llegada a Racing lo cambió todo, la ilusión del misionero es la misma de cuando arrancó a patear la redonda: llegar a Primera. Y ese sueño está cerca.

El 28 de noviembre pasado, el entonces DT de la Academia, Sebastián Beccacece, llevó a Núñez al banco de suplentes ante Unión. “Lo tomé como una sorpresa, con mucha alegría. Llamé a mi mamá, lloramos juntos, pero trato de estar tranquilo, porque si no la cabeza se te va”, recordó el posadeño.

El mediocampista que admira a Javier Mascherano contó que “cada vez que me tocó subir (a Primera) los compañeros fueron muy amables”. “Siempre con buena onda. Te hablan para que estés tranquilo, me dicen ‘ya te va a tocar’”, comentó Núñez.

El posadeño destacó que “Pizzi sabe mucho”. “Además siempre va a ver los partidos. No manda a un ayudante, va él a ver los partidos y eso te motiva más”, reconoció.

A la hora de definirse, Matías Núñez no dudó: “Soy un jugador aguerrido, intenso en la marca, que recupera muchas pelotas y que juega simple, con mucha visión”.

“Que jueguen los interiores, yo hago el trabajo sucio. No todos pueden jugar lindo, alguien tiene que pegar, se nota el potrero”, bromeó el misionero, que se aferra a su ilusión de llegar a Primera con la camiseta de Racing. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias