lunes 19 de abril de 2021
Cielo claro 22ºc | Posadas

Mensajes con estilo

Cuando el bar se viste de arte

Las paredes hablan y cada vez más. Definen el ambiente de un espacio y crean momentos. Letras, dibujos y abstractos se hacen cada vez más necesarios en locales comerciales

lunes 08 de febrero de 2021 | 0:00hs.
Cuando el bar se viste de arte
Cecilia Almeida es letrista y ha dejado su marca en muchas paredes.
Cecilia Almeida es letrista y ha dejado su marca en muchas paredes.

Hace ya un tiempo que los bares dejaron de tener las paredes lisas. Si bien siempre se los decoró con vinilo o posters, el arte comenzó de a poco a pisar más fuerte, hasta que hoy ya es imposible no tener algo que diferencie a los espacios.

El (papel) mural tuvo su momento de gloria en los años 60 y 70, cuando el estilo pop art intervino los hogares y espacios públicos de todo el mundo. Hoy los murales están de vuelta y llegaron para decorar las paredes imponiendo un shock visual y transformando un ambiente de una manera instantánea. A primera vista, literalmente. Pero no sólo el mural, graffitis, letras, imágenes, números, todo es válido para ponerle onda a un local comercial (y por qué no al hogar).

En Misiones la tendencia también tiene su eco y sólo basta con salir a dar una vuelta para darse cuenta de que está más presente. Y no sólo en los bares y locales comerciales, ya que son muchos los muros perimetrales que están decorados y firmados por los respectivos artistas.

Una de las paredes que llama mucho la atención de todo aquel que camine por el microcentro es la de Universal Club, que eligió una decoración muy diferente para su fachada: pintadas con aerosol, se mezclan con letras e imágenes de artistas, o garabatos y colores. “La pintura se completa con afiches que seleccionamos nosotros mismos, los cuales vamos cambiando y renovando permanentemente, quitando algunos y agregando otros. La fachada siempre está en movimiento”, explicaron desde el local.

Chino y Pome, responsables del espacio, comentaron que “si bien antes de conseguir el local ya teníamos una idea bastante acabada de lo que queríamos transmitir, las ideas concretas en cuanto estética fueron surgiendo a medida que nos instalamos a trabajar el espacio, es decir que las condiciones y características de la propia esquina de alguna manera nos fueron guiando. Una mezcla entre algunas ideas programadas de antemano y la intuición del mismo momento en que montábamos el lugar”.

Así como ellos, en Iguazú los propietarios de Beer Hotel Iguazú también decidieron por apostar con el arte en las paredes. “Por tratarse de un hotel cervecero, el ‘primero en Sudamérica’ se quiso generar una temática especial para los huéspedes. Los dibujos se eligieron según el estilo que queríamos generar y en algunas ocasiones con participación de huéspedes”, explicaron desde el local, que tiene en sus paredes interiores imágenes con colores que realzan el espacio.

Más mundano

El bar es un lugar donde todos van a olvidarse del estrés diario, a reencontrarse con amigos o a disfrutar de la buena música. Así que las estructuras no son bienvenidas, y la pintura, dibujos y letras llegaron para terminar con eso.

“Creemos que sin la pintura el bar quedarían distinto, obvio, por eso pensamos en acompañar el lugar con este arte y generar ese valor al lugar. Hemos recibido comentarios constantemente, muchos de los huéspedes posan junto a ellas para sacarse fotos”, dijeron desde Beer Iguazú. Y Chino y Pome coinciden en que “sin dudas la decoración ayuda a comunicar un mensaje, a construir ambiente, a identificarse con la propuesta, pero no es el único factor que define el espíritu del espacio, también influyen la música, la programación de espectáculos, la continua propuesta artística y cultural, la energía y otros detalles también. Y sobre todo mucha gente que se acerca, se apropia del lugar y también propone permanentemente”.

Las manos detrás del arte

Pome y Chino se animaron a pintar: “A veces pintábamos una parte de la pared, a veces hacíamos otras cosas, no recordamos exactamente cuánto tiempo nos llevó terminarla, aunque en realidad nuca está terminada, agregamos cositas todo el tiempo”, expresaron. Pero en otros bares como en el de Iguazú fueron varios artistas los que intervinieron las paredes “algunos fueron hechos por huéspedes que se quedaron unos meses en el hotel a cambio de las pinturas y otras por artistas reconocidos como Tonnyc”.

Cecilia Almeida  es una de las que puso su pincel en paredes de muchos bares, dejándolos con una estética envidiable. Sus trazos se pueden deleitar en Beer Hotel Iguazú, Kabalah Resto Bar, Antares, y muchos otros locales comerciales. Las letras son su fuerte y, con creatividad, le puso vida a paredes que no “decían” nada.

“Esta es una tendencia que hay en varios lugares, en Buenos Aires la gran mayoría de bares están pintados por algún letrista, nosotros vinimos a suplantar a los vinilos y a los carteles. Se utilizan muchísimo las pizarras y acá en Posadas hay mucha gente que no sabe que existe esto”, dice la artista, que sube a las historias de su Instagram “Todo con letras” los trabajos que realiza.

Las letras sirven como objetos decorativos geniales para eventos o espacios dedicados. Lo entretenido es que, con palabras, se le pone personalidad a los espacios de forma explícita, pero con mucho diseño y creatividad.

Hay algunos trabajos que se definen sólo en 24 horas, comentó Cecilia, por lo que es muy rápido obtener un espacio decorado y como nuevo.

“Los letristas hacemos trabajo a mano alzada, yo no uso computadora, uso metro, cinta, tiza para marcar y trabajo a ojo, a la vieja usanza. Es plantarnos sobre la superficie, que por lo general son verticales. Tengo una gran pizarra hecha en mi casa en la cual he practicado mucho, porque no es lo mismo trabajar de manera horizontal que en vertical. Los logos ya es otra historia, hay que pensarlos más y luego se copian en la superficie”.

Todos tienen en claro qué es lo que quieren que sus paredes transmitan, y algunos se animan a hacerlo realidad. Lo cierto es que el arte se hizo su espacio en los bares y hoy es casi necesaria su presencia. El estilo es algo que queda a criterio del anfitrión.

La idea de plasmar en las paredes
La primera pintura de la historia, la rupestre, se ejecutó sobre las paredes de roca de las cuevas paleolíticas. Usaban pigmentos naturales con aglutinantes como la resina.

La pintura mural no se ha llegado a abandonar nunca, como puede verse en la obra de los muralistas de Hispanoamérica.

El graffiti callejero, al menos en sus vertientes más artísticas y monumentales, podría considerarse una forma contemporánea y urbana de pintura mural.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias