jueves 28 de enero de 2021
Lluvia ligera 28ºc | Posadas

Ayer se conmemoró su efeméride

Celebraciones aisladas de fe por el Gauchito

En Candelaria, Posadas y otros puntos del país los fieles fueron en grupo a los santuarios o lo honraron en casa

sábado 09 de enero de 2021 | 0:15hs.
Celebraciones aisladas de fe por el Gauchito
Algunos fieles decidieron tomarse el tiempo de poder honrar al santo popular en el santuario.
Algunos fieles decidieron tomarse el tiempo de poder honrar al santo popular en el santuario.

Cada 8 de enero miles de personas le rinden culto al Gauchito Gil, ese peón rural convertido en santo popular. Sin embargo, como cada hito en este último año, ayer la gran fiesta debió ser puertas adentro o en pequeños grupos.

Principalmente en Mercedes, Corrientes, donde nació el mito del santo popular, las multitudes de distintos puntos del país e incluso otras naciones se sucedían para honrar a esta figura de fe, pero ya desde hace unas semanas, las autoridades del municipio comunicaron que la típica celebración sería suspendida. Así, ayer el homenaje fue virtual y el santuario vallado.

De todas maneras, unos insistentes fieles osaron traspasar el blindaje. En total once personas fueron finalmente detenidas por ingresar al predio.

En tanto, en Misiones, los promeseros se limitaron a llevar sus ofrendas a las ermitas y a recordar al santo en sus casas. En Posadas, los barrios Tacurú y Yacyretá fueron algunos de los puntos donde se acercaron los fieles.

En Candelaria, el santuario que tienen a cargo Noemí Meza y su familia debió suspender la fiesta con baile que tenía planeada, pero dispusieron asadores para que la gente que se acercaba pudiera llevarse el asado a casas y festejar en familia.

“La verdad que es un año muy atípico para nosotros porque usualmente esto está repleto de gente”, arrancó explicando Noemí. “Pero con la ayuda de la gente promesera estamos haciendo todo de acuerdo al protocolo. Hay alcohol en gel, vienen en grupos y están retirando el asado porque no se permite que se queden”, relató.

Detallando que en años anteriores han recibido hasta 4.500 personas, esta vez la fiesta que iba de las 6 de la mañana a las 6 de la tarde quedó reducida a visitas esporádicas.

“La gente va rotando, hace sus pedidos, agradecimientos y se va”, insistió Noemí y agradeció la ayuda recibida.

“Tenemos que ayudarnos entre todos, agradezco a la gente que se acercó porque acá somos cuatro personas: mi hijo, mi nuera mi esposo y yo”, manifestó.

En esa línea recordó que también los músicos que habían contratado para animar el baile, debieron suspenderse.

“Ellos también quedaron sin venir y eso que también necesitan trabajar, pero tenemos que acatar las normas”, reflejó la mujer y graficó que algunos músicos también fieles aparecieron simplemente para dejar su serenata habitual al gauchito y después retirarse.

En todo el país se replicaron las manifestaciones de fe hacia el santo popular invocando especialmente por la salud, en medio de un recrudecimiento de la pandemia por coronavirus y al ser el valor más destacado de esta figura.

Simplemente para graficar, en parte lo que significa el Gaucho Gil, más de medio millón de personas se congregaron en su santuario en Mercedes, en la edición de 2019.

En tanto, ayer la parroquia Nuestra Señora de las Mercedes celebró una misa en memoria del gaucho, que los fieles pudieron seguir de modo on line.

De peón a santo

Conocido por su rebeldía, Antonio Plutarco Cruz Mamerto Gil Núñez desertó de la guerra para no “derramar sangre de sus compatriotas” y se hizo conocido como una especie de Robin Hood local, como cuatrero despojaba a los ricos par darle a los pobres. Su muerte fue la clave que dio origen al mito de santo popular que cura la enfermedad.

“La salud es lo más convocante”, refirió en la previa Norma Catalano, escritora e investigadora, especialista en mitos populares.

Al explicar la historia del gaucho, la equiparó con la de San la Muerte, otro de los santos más populares del país y también relacionado a la salud. Las vidas de los dos están unidas. Mientras se cree que San La Muerte era un monje que se dedicaba a los enfermos de lepra y murió preso en una cárcel de leprosos, también es quien intercede por el gaucho Gil. Tal como relata catalano, cuando el gaucho y sus compañeros fueron sorprendidos por el ejército, todos fueron abatidos, menos él, que llevaba el amuleto de San la Muerte.

“Muchos que estuvieron en la Guerra de la Triple Alianza lo invocaban para salvar sus vidas y que las balas no les entraran. Esto me contaba mi mamá, porque su papá participó de esta guerra y gracias a su devoción regresó sa

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias