miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 19.2ºc | Posadas

En 2016 había firmado un abreviado por otro asesinato

Preventiva para un joven que volvió a matar estando en libertad condicional

Fabián Acosta (25) y su pareja Clara R. (30) continuarán tras las rejas acusados de ultimar de dos puñaladas a César Quiroz (28), en septiembre pasado en el barrio 1° de Mayo de Puerto Iguazú

domingo 13 de diciembre de 2020 | 6:03hs.
Preventiva para un joven que volvió a matar estando en libertad condicional
Acosta estuvo involucrado en otro ataque en 2014 que también derivó en crimen.
Acosta estuvo involucrado en otro ataque en 2014 que también derivó en crimen.

A casi tres meses del asesinato de César David Quiroz, un vecino de 28 años del barrio 1° de Mayo de Iguazú que fue ultimado de dos puñaladas tras intervenir en una pelea de pareja que se desarrolló durante la madrugada del sábado 26 de septiembre frente a su vivienda, se confirmó que la Justicia de Puerto Iguazú dispuso la prisión preventiva para los dos únicos implicados en el hecho.

La medida judicial dispuesta por el Juzgado de Instrucción Tres de Iguazú, a cargo del juez Martín Brites, tiene como protagonistas a Fabián Lorenzo Acosta (25) y a su pareja Clara Soledad R. (30), quienes están imputados por homicidio simple, en grado de autor y partícipe necesario, respectivamente.

De acuerdo a los elementos de prueba que se recolectaron hasta el momento, los detenidos habrían mantenido una fuerte discusión mientras caminaban por las calles internas al barrio.

En un momento determinado, ambos llegaron hasta el frente de la vivienda de la víctima, que se encontraba compartiendo bebidas junto a su concubina, María Florencia (31).

Siempre desde el aporte dado por voceros que intervienen en el expediente, al escuchar los gritos por parte de Clara Soledad, el dueño de casa salió hacia la calle, instancia en la que habría intentado frenar los insultos que Acosta le propinaba a su pareja.

A partir de allí se generó un entredicho que derivó en el ataque a cuchillazos por parte del imputado y que derivó instantes después con Quiroz tendido sin vida dentro de una pelopincho que tenía en el patio de su morada.

Según los investigadores, el rol que tuvo la pareja del homicida en el ataque fue más que activo. Al parecer, en medio de la agresión a la víctima, la sospechosa habría sujetado las manos a Quiroz para que este no pudiera defenderse. Incluso, habría impedido que María Florencia pudiera intervenir y frenar las estocadas.

A partir de los datos aportados por la viuda, sumado a otras investigaciones realizadas por efectivos de la Unidad Regional V, se logró identificar a la pareja implicada en el homicidio y tras una serie de allanamientos fueron puestos a disposición de la Justicia.

Días más tarde, fueron llevados hasta el juzgado para la declaración indagatoria, aunque en dicha oportunidad optaron por guardar silencio.

Antecedente mortal
Una vez conocida la identidad de los detenidos, los pesquisas advirtieron un antecedente no menor en relación a una investigación previa en contra de Acosta y que derivó en una condena en el Tribunal Penal de Eldorado.

Allí se estableció que en febrero de este año, el imputado accedió a la libertad condicional tras permanecer varios años alojado en la Unidad Penal III de Eldorado, donde purgó condena por otro asesinato, perpetrado en febrero de 2014, en otro barrio de la Ciudad de las Cataratas. Allí la víctima fue Porfirio Martínez (65).

En julio de 2016, el presunto agresor de Quiroz accedió a un juicio abreviado ante el Tribunal Penal de Eldorado en el cual asumió su responsabilidad por lo sucedido con Martínez y fue condenado a nueve años de prisión como coautor de homicidio simple.

Este antecedente ocurrió en 2014, cuando el joven mantuvo un fuerte pleito con su vecino Porfirio Martínez. Todo por una cuestión vinculada a la disputa de terrenos de un asentamiento del barrio 25 de Mayo de Puerto Iguazú.

Dicho episodio sucedió durante la noche del 8 de febrero y, de acuerdo a lo que se reconstruyó durante aquella investigación, llevada adelante por el ex juez Juan Pablo Fernández Rissi, el ataque se produjo en el momento que tanto Martínez como su hijo Willian (18) y su nuera Zunilda (37), se encontraban cavando un pozo dentro de su propiedad de la calle Estanilado del Campo. Allí, seis personas que estaban en las inmediaciones al terreno de la víctima -entre las cuales se encontraba Acosta- se presentaron en el lugar e iniciaron una fuerte discusión con el sexagenario y sus familiares.

A raíz del acalorado cruce, tanto el dueño de casa como sus allegados fueron atacados a palazos y con cuchillos por los vecinos.

Fue allí que una vez indefenso a causa de las diversas estocadas que recibió en el cuerpo, Martínez recibió los dos palazos que minutos después terminaron con su vida cuando era atendido en el hospital Samic de Iguazú.

De acuerdo al informe policial, la víctima presentaba profundas lesiones punzocortantes en la zona lumbar izquierda, múltiples cortes en los gemelos de la pierna izquierda, lesiones en el cráneo y heridas penetrantes en zona frontal occipital y frontal, además de hematomas en el ojo izquierdo.

Mientras que el joven de 18 años también resultó muy golpeado ya que terminó con heridas en todo el cuerpo, sobre todo el pecho, espalda y abdomen.

En tanto que su pareja terminó con un edema en el ojo izquierdo.

Posteriormente, la Policía detuvo a todos los implicados en el hecho tras varios procedimientos realizados en el mismo barrio. Y a principios de julio de 2016, todos estos llegaron a instancia de juicio abreviado con los miembros del Tribunal Penal Uno de Eldorado y el representante del Ministerio Público Fiscal.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias