sábado 05 de diciembre de 2020
Algo de nubes 29ºc | Posadas

La era clandestina

jueves 22 de octubre de 2020 | 6:00hs.
La era clandestina

Fiestas clandestinas. La Policía detrás de las personas que se juntan en reuniones en donde todo está prohibido. La pandemia del coronavirus y los decretos nacionales y provinciales dictan que nadie puede hacer lo no permitido en lugares públicos o inclusive casas de familia. En Misiones, desde hace ya más de un mes, abundan las juntadas y ya no sólo nocturnas. Escándalos a toda hora durante los fines de semana.

Hace 100 años en Estados Unidos tuvo lugar la ley seca, una controvertida medida que se aplicó durante la historia, consistente en la ilegalización de la fabricación, transporte, importación, exportación y la venta de alcohol. Entró en vigor hace exactamente un siglo, el 16 de enero de 1920, y fue derogada en 1933. El 5 de diciembre de ese año terminó oficialmente la ley seca.

Durante esa ley aparecieron personajes de la mafia como el famoso Al Capone, que dio lugar a varias películas, en donde la corrupción estaba a la orden del día en la clandestinidad y el crimen organizado.

Lejos de ese escenario, el          mundo vive otra situación de prohibiciones y en la tierra colorada las fiestas clandestinas tienen un toque de semejanza. La Policía debe ocuparse de rodear a los grupos de personas que rompen con lo establecido por el gobierno y apresan a los participantes según las violaciones detectadas.

Las juntadas en crecimiento tienen un denominador común: la rebeldía por el enojo, el descontento, el cansancio de la cuarentena, del aislamiento, del distanciamiento. Como si fuera una necesidad imperiosa la de demostrar el desagrado montando fiestas y hasta picadas en donde además participaron dos policías.

Cumpleaños de 15, casamientos y ahora con la llegada del calor, reuniones en las costas de un club de San Ignacio con lanchas y gente bonita mostrando sus cuerpos y bebiendo a gusto y placer.

En la vida rutinaria la gente se muestra descontenta. Y del mismo modo con desidia, de no mostrar interés en lo que se debe hacer. El hartazgo. Siglo 21 con problemas, algo así como el tango Cambalache para describir el comienzo del siglo 20. “Siglo 20 problemático y febril”, dice la letra, y en parte parece repetirse.

Todo vuelve o nada se fue. Un remix de la vida. No se puede vivirla según se la quiera. Que la economía, que las crisis, y ahora una pandemia en la que rige no poder saludarse, besarse ni estar por horas en un lugar determinado.

Otra era clandestina, sin criminales. Sólo con gente enojada.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias