domingo 29 de enero de 2023
Muy nuboso 37.2ºc | Posadas

Mandioca: diversidad de uso y nuevos destinos alientan a los productores

sábado 03 de octubre de 2020 | 6:00hs.
Antonio Skrauba valoró que con la mandioca puede hacer balanceado para la cría de peces.
La mandioca se viene afianzando en las chacras misioneras por la diversidad de usos y destinos que se están logrando con las plantas. También se avanzó mucho con las variedades que pueden destinarse tanto al consumo fresco, que paga mejores precios, o al destino industrial, con raíces de mayor peso.

Además del consumo humano, creció el uso de las plantas (hojas y tallos) como forraje tanto para ganadería vacuna como para otros animales.

“En nuestra zona anduvo bastante bien el movimiento. Ahora ya queda muy poco, se estuvo vendiendo mucho para almidón, eso anduvo bien este año”, comentó Marcelo Dziewa, presidente de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Gobernador Roca.

Desde la localidad, explicó que “ahora lo que hay es para abastecer el consumo local de Posadas y estamos haciendo mandioca congelada con la que tenemos buena demanda. Lo que no anduvo muy bien este año fue la venta a Buenos Aires, por todas las complicaciones de los cierres al tránsito, con la pandemia”, explicó.

Tanto en Gobernador Roca como en la zona de Puerto Rico desde las industrias se indicó que ya acopió y procesó casi todas las raíces para este año. Por lo que había muy pocos productores que aún aguardaban vender parte de sus plantaciones.

Más industrias y posibilidades
Hace ocho años productores de San Pedro comenzaron a diversificar sus chacras con el cultivo de mandioca a alta escala, motivados por la posible instalación de una fábrica de fécula de mandioca, proyecto que quedó a medias causando perjuicios que con el paso del tiempo lograron reponer.

El problema se da al momento de comercializar, por los altos costos de flete y el bajo costo por kilogramo de producto. Pese al panorama negativo, por año se cosecha un estimado de 1,3 millones de kilos que al precio actual de 4,50 pesos el kilogramo equivale a más de 6 millones de pesos.

“De esta casi década de incursión en el cultivo para la comercialización, dos zafras fueron buenas dejando renta incluso para la compra de camionetas 0Km para el trabajo. Las demás arrojaron más pérdidas que ganancias, sin embargo, los productores apuestan a que las hectáreas de tierra tengan producción y la mandioca, a diferencia de otras plantaciones anuales, no resulta perecedera de un año para otro”, ilustró un productor.

En el municipio existen 87 productores que se encuentran comercializando mandioca, en este caso, desde el año pasado, el acopio se realiza en el predio donde debería funcionar la fábrica de almidón, que, por falta de interés por parte de las autoridades de ese momento, la infraestructura quedó abandonada por varios años.

Actualmente el predio está siendo utilizado por la Cooperativa Siete Estrellas, mediante una concesión emitida por parte del Ministerio del Agro de Misiones. Después es la mencionada entidad la que cede el espacio y desde la casa de la familia yerbatera coordinar los turnos para el acopio del producto que es comprado por una empresa de Puerto Rico.

Este año el cupo de venta fue muy limitado generando una lenta cadena de comercialización. “Nos dan turnos de a poco, vamos entregando de acuerdo al turno, es muy demorado, yo logré arrancar en dos meses 150 mil kilos, genera gastos de personal que apenas logramos cubrir porque el precio es muy bajo, debería estar unos ocho pesos el kilo, al menos”, indicó Antonio Skrauba, quien a sus 77 años cultiva más de 28 hectáreas de mandioca en colonia Liso, a 10 kilómetros de la zona urbana de San Pedro. Para los productores de la zona es lamentable el poco consumo de productos locales y las pocas industrias que realizan manufacturas con la utilización de la mandioca como materia prima.

Así, es una gran necesidad la instalación de industrias o generación de una cadena comercial que permita vender el producto a nivel nacional. “Hace unos años vendimos muy bien cuando venía la empresa con todo el personal, cosechaba y llevaba a Buenos Aires, ahora ese mercado no lo tenemos. Para llevar hasta Puerto Rico es imposible, el productor necesita un impuesto acorde a los valores del producto, el combustible nos juega en contra, contar con nuestra almidonera sería un sueño y un enorme progreso para la zona”, señaló Skrauba.

De las 1.300 toneladas anuales de mandioca que se producen, 650 se destinan a la comercialización para la elaboración de almidón, mientras que para consumo directo se utilizan unas 500 toneladas, y lo restante es utilizado para el autoconsumo del colono. En este caso, Antonio elabora alimento para alimentar a los peces, ya que cuenta con seis estanques. “Antes traíamos el alimento de Brasil pero ahora con la frontera cerrada lo fabricamos nosotros y para eso también usamos parte de la mandioca y resulta positivo porque el costo del alimento es muy alto”, señaló.

Durante estos meses, y mientras aguardan el turno para el acopio, los colonos se encuentran trabajando en la plantación de rama, siendo las variedades más cultivadas la Pomberi y Comercial, que en algunos casos llega a producir 35 mil kilos por hectárea, la cosecha se realiza generalmente luego de los dos años. “En mi caso todavía me quedan unas 12 hectáreas para cosechar de plantas de dos años, dejamos a dos años porque la concentración de almidón es mayor, en una oportunidad realizamos un análisis y el resultado fue un porcentaje del 47% de almidón”, argumentó el productor, orgulloso de ser mandioquero y esperanzado en que las condiciones, sobre todo de precio, mejoren.

La insistencia con mejores precios está relacionada con la dedicación, inversión y tiempo que requiere el cultivo. En este caso, la limpieza se realiza de forma manual porque considerando que se trata de un producto tanto para consumo humano directo como para la elaboración de un subproducto alimenticio, los productores realizan la limpieza con motoguadañas y azada, sin utilizar ningún tipo de herbicidas.



Misiones produce por año 60.000 toneladas de fécula

La producción de mandioca en Misiones fue convirtiéndose en una potente industria. Según un reciente relevamiento del Ministerio del Agro y la Producción, entre los dos sectores, el primario con el cultivo de la raíz y el que le da valor agregado, ocupan casi todo el territorio provincial.

Misiones posee alrededor de 8.000 a 8.500 hectáreas de mandioca. Los municipios productores son Wanda, Eldorado, Montecarlo, Puerto Rico, Garuhapé, Capioví, Jardín América, Gobernador. Roca, Santo Pipó, San Pedro, encontrándose el núcleo de producción en el departamento General San Martín, debido a la mayor presencia de industrias elaboradoras de almidón.

Pero también se extiende la producción a localidades como Andresito y San Vicente.

El rendimiento promedio en la provincia es de 15 toneladas para mandiocas de ciclo anual y de 25 tn para mandiocas de ciclo bianual. Se cultivan dos tipos, los clones industriales con alto contenido de almidón y los clones doble propósito (para industria y para el consumo en fresco). Para fortalecer este sector, el Ministerio del Agro y la Producción viene trabajando en el sector cooperativo, mediante programas de financiamiento que posibilitaron la mecanización del cultivo y la disminución de costos.

“Trabajamos en políticas dirigidas a acompañar la innovación tecnológica y desarrollo de productos, la implementación de normas de calidad y el mejoramiento de la eficiencia energética”, señaló el subsecretario de Planificación y Financiamiento Rural, Martín Ibarguren. Parte de ese acompañamiento técnico del Agro se realiza con el sector primario, lo que permitió sistematizar 400 hectáreas de suelo, “hicimos trabajos de manejo con rotación de cultivo para lograr la sustentabilidad del recurso suelo, fundamental para proyectar mejor rendimiento”, explicó por su parte la subsecretaria de Desarrollo y Producción Vegetal, Luciana Imbrogno. Los productores cultivan, entre los clones doble propósito, la mandioca Coloradita, Brasilerita, Tacuarita, y Rocha también conocida como “cascarita rosada”. La industrialización de la mandioca para la obtención de fécula se lleva adelante por una decena de empresas de las cuales, cuatro son cooperativas. Estas entidades conforman desde hace más de seis años el Clúster de la Mandioca junto al Ministerio del Agro y la Producción.

El Cluster se ha formalizado como Cámara de la Mandioca a mediados del año pasado y las empresas asociadas absorben casi el 60% de la producción primaria en la provincia. Anualmente se estima que Misiones produce 60.000 toneladas de fécula de mandioca.

Para obtener una tonelada de fécula se necesitan unas 4 toneladas de raíces de mandioca.

Sobre el sector maufacturero, Ibarguren destacó: “Las políticas provinciales apuntan a cerrar la brecha tecnológica entre las industrias de alimentos y materiales que se ubican en otras regiones del país”.

Sobre los mercados, señaló que la fécula de mandioca es demandada principalmente para otras industrias del resto del país que producen alimentos elaborados. La de chacinados y embutidos, por ejemplo, ya que la fécula tiene propiedades absorbentes y ligantes. Otras de alimentos, panificados, dulces, etc, también son demandantes del producto. La de alimentos para celiacos también requiere de la fécula de mandioca como materia prima.
Te puede interesar
Ultimas noticias