sábado 31 de octubre de 2020
Algo de nubes 28.5ºc | Posadas

Confirman pena para acusados por la masacre de Panambí

viernes 18 de septiembre de 2020 | 8:40hs.
Confirman pena para acusados por la masacre de Panambí
Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

En un dictamen de 120 fojas, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) rechazó el recurso de casación interpuesto por la defensa de los tres imputados por el cuádruple homicidio de la familia Knack, hecho conocido como la masacre de Panambí.

De esta forma, el máximo órgano judicial de Misiones confirmó la condena a prisión perpetua que oportunamente impuso el Tribunal Penal Uno de Oberá al prefecturiano Pablo Julio Paz (54), a Juan Ramón Godoy (47) y a Marcial Benicio Alegre (54).

La resolución, en disidencia, fue fecha el último miércoles. Ahora, los codefensores tendrán un lapso de diez días hábiles para interponer un recurso extraordinario federal ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La masacre de Panambí se cobró las vidas de Oscar Knack (43), su esposa Graciela Mabel Mojsiuk (42) y sus hijos Cristian (25) y Bianca (12).

Los detalles del expediente y el aporte de los testigos y peritos que declararon en la instrucción y el juicio oral, permitieron dimensionar las circunstancias aberrantes del crimen perpetrado el 25 de mayo del 2014 en la localidad de Panambí.

La cruda descripción del licenciado en Criminalística Marcelo Maslowski durante el juicio permitió una aproximación al horror que padeció la pequeña Bianca.

“El olor a carne quemada no se olvida fácilmente. Sobre el piso de la silla había restos quemados compatibles con la calza rosada que tenía la nenita. En la tela había restos de carne quemada y un fuerte olor a pis. Eso percibe un perito en la escena y debe dejar de lado sus sentimientos para hacer bien su trabajo”, señaló ante el Tribunal.

Pruebas
El 18 de diciembre del 2017, el ex prefecturiano Paz, Godoy y Alegre fueron condenados a “prisión perpetua como coautores de robo calificado por haber sido cometido con armas, en poblado y en banda; y cuádruple homicidio calificado por ensañamiento y para procurar  la impunidad”.

La sentencia se fundamentó en los siguientes puntos: el Tribunal tuvo en cuenta las huellas dactilares compatibles con Paz encontradas en la caja de zapatos, como así también el hallazgo de rastros genéticos del mismo Paz y cabellos de Godoy en un trozo de media fina -tipo capucha- encontrada en la escena del crimen.

A Paz también lo complicó el testimonio de Cristian Knack, quien antes de morir aseguró que en la escena crimen identificó a un “prefecturiano o ex prefecturiano”; al igual que mencionó que los delincuentes se movilizaban en un BW Bora gris, modelo y color que poseía Godoy. 

En cuanto a Alegre, el primer indicio en su contra fue el llamado anónimo que el 26 de mayo del 2014 apuntó la investigación hacia su taller en San Javier. Luego el chapista cruzó llamadas con Paz y estuvo varios días prófugo.

En el mismo taller la Policía halló un arsenal, y si bien dichos elementos no fueron relacionados con la masacre de Panambí, para el Tribunal quedó probado su perfil delictivo.

La defensa
Por su parte, en las distintas instancias del proceso los defensores cuestionaron dos aspectos centrales de la instrucción: el testimonio de Cristian Knack antes de morir en el hospital Madariaga y el llamado anónimo que el 26 de mayo del 2014 apuntó la investigación hacia la localidad de San Javier. 

Precisamente, para la codefensora María Cristina Salguero la declaración de Cristian “fue nula porque eso fue una declaración y no una denuncia, como señaló el Tribunal. Ahí hay mucho que discutir a nivel legal”.

Por ello, la casación de la defensa se basó en dicho testimonio y la llamada anónima.

“También hay muchos puntos para cuestionar de las pericias, y no podemos olvidarnos que la capucha con rastros genéticos de Paz y Godoy estuvo tres años perdida y a nadie le consta que no se haya roto la cadena de custodia”, subrayó oportunamente la defensora. 
Te puede interesar
Ultimas noticias