martes 26 de octubre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

Penas de hasta doce años de prisión para banda que traficaba cocaína

Czernecki y Toledo fueron condenados a 12 años de cárcel cómo líderes de la organización. Los otros cinco integrantes recibieron penas de 2 a 9 años.

sábado 03 de septiembre de 2016 | 6:00hs.
Penas de hasta doce años de prisión para banda que traficaba cocaína
El ex gendarme Martínez -a la izquierda- y Toledo se despiden en el tribunal.
El ex gendarme Martínez -a la izquierda- y Toledo se despiden en el tribunal.
Al cierre de esta edición, la lectura de la sentencia aún resonaba en el recinto de debate del Tribunal Federal de esta ciudad. Los magistrados Mario Hachiro Doi, Manuel Alberto Jesús Moreira y Norma Lampugnani impartieron anoche penas de entre doce y dos años de prisión para los siete hombres que llegaron a juicio acusados de integrar una organización dedicada al tráfico internacional de cocaína.
La audiencia de la víspera comenzó a las 8.30 con la exposición de los alegatos de las distintas partes y finalizó cerca de las 20.15 con la lectura final del fallo condenatorio, luego de  dos extensos cuartos intermedios. 
Tras cuatro jornadas de debate, el tribunal resolvió ayer condenar a la totalidad de los imputados y estableció las penas tras mucho deliberar.
De forma detallada, en primera instancia el tribunal condenó a Christian Czernecki (39) y a Diego Toledo (38) a la pena de doce años de prisión por considerarlos “organizadores del delito de transporte de estupefacientes” en calidad de “autor”.
Luego, Osvaldo Amarilla (38), el hombre que fue detenido mientras conducía la Peugeot Partner en la que traficaban 60,737 kilogramos de cocaína, recibió la pena de ocho años de prisión al ser considerado autor del delito de “transporte de estupefacientes agravado” por la participación de tres o más personas.
El ex gendarme Gustavo Martínez (46), en tanto, recibió la segunda pena más alta. El tribunal  lo condenó a nueve años de prisión por el mismo delito, pero calificado por tratarse de un funcionario público al momento de los hechos. Su participación fue endilgada como la de “partícipe necesario”.
Bajo la misma calificación, el paraguayo Derlys Echauri Detez (30) fue sentenciado a seis años de prisión y recibió el apoyo de algunos familiares que vinieron a acompañarlo en la última jornada del debate oral que comenzó a principios de agosto.
Por último, los chapistas Walter Kurtz (47) y Sergio Contreras (47) fueron condenados a cuatro y dos años de prisión, respectivamente, por “confabulación para la comisión del delito de transporte de estupefacientes” en calidad de autor ambos. La calificación fue requerida por la fiscal Vivian Barbosa durante sus alegatos expuestos a primera hora de la mañana.
Cabe recordar que tanto Toledo como Amarilla gozan de prisión domiciliaria y ambos seguirán cumpliendo sus penas en los domicilios registrados ante la Justicia, mientras que Contreras, quien hasta una semana antes del juicio estaba en libertad tras un fallo de la Cámara Federal de Apelaciones, prácticamente podría ser liberado en breve.
Antes de culminar la jornada, el tribunal comunicó que los fundamentos del fallo serán expuestos el próximo jueves a las 18.

Organizadores
“Los principales responsables son los organizadores y la organización estaba, sin lugar a dudas, en escalas y estamentos iguales por parte de Czernecki y Toledo. Los dos desempeñaron distintos accionares tendientes a facilitar, programar y planificar la actividad de transporte de cocaína. Asegurarles a sus proveedores en Paraguay la entrega de la carga en destino”, aseguró la fiscal Barbosa en los primeros minutos de su minucioso alegato.
Tras explicar al detalle los roles de cada uno de los implicados en la banda, junto al fiscal adjunto Pablo Di Loreto, Barbosa solicitó penas de prisión para la totalidad de los imputados y afirmó que “todos comprendían la criminalidad de sus actos y todos han optado por vulnerar el orden jurídico argentino”.
Antes de culminar, la fiscal expresó: “La representación de la fiscalía no es otra que la de ser abogados de la sociedad argentina, sociedad que está cansada de este tipo de ilicitudes”.
Por su parte, Susana Criado, defensora oficial de Czernecki y Amarilla, pidió la mínima de la pena para ambos, dado que los dos habían realizado una declaración confesora.
Igual solicitud hizo el letrado que defiende a Martínez, quien también pidió la absolución de sus restantes dos pupilos: Detez y Contreras. Pedidos absolutorios también fueron expuestos por los defensores legales de Toledo y Kurtz.
La banda fue desarticulada en agosto de 2013, durante un procedimiento de la Gendarmería sobre la ruta provincial 105 en San José.
Te puede interesar
Ultimas noticias