No pudo matar a su mujer y tiró al hijastro en una olla con agua hirviendo

Jueves 11 de abril de 2019
El hombre será juzgado en debate por el Tribunal Penal 2 de Oberá.
Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

Los profesionales del cuerpo médico forense certificaron que Juan Ademar Borges (47) comprende la criminalidad de sus actos, lo que hace aún más atroz su comportamiento. Llegará a juicio oral acusado de intento de homicidio en perjuicio de su concubina y su hijastro de apenas 5 años.
Según consta en el expediente que será ventilado por el Tribunal Penal Dos de Oberá, el 14 de agosto del 2017 el hombre trató de apuñalar a Liliana Bueno Da Silva y después tomó a su pequeño hijo y lo tiró adentro de una olla con agua hirviendo que tenían preparada para limpiar un cerdo.
La incalificable actitud del sujeto dejó al pequeño al borde de la muerte, ya que padeció quemaduras graves en el 65 por ciento del cuerpo y tuvo que ser internado en terapia intensiva en el hospital de Pediatría de Posadas.
Tras meses de curaciones y la dedicada atención de los profesionales que lo asistieron, el niño se recuperó y fue dado de alta, aunque le quedarán cicatrices de por vida.
El hecho se registró en una chacra del paraje 2 de Abril, municipio de El Soberbio, en medio de una discusión entre Borges y su concubina que casi terminó en tragedia.
A un año y ocho meses, el acusado permanece detenido en la Unidad Penal VII de Puerto Rico bajo los cargos de “homicidio agravado por la convivencia en grado de tentativa y homicidio simple en grado de tentativa, y amenazas en concurso real”, delito que contempla una pena mínima de 15 años de prisión.
Si bien inicialmente el juicio estaba previsto para ayer, sobre el límite de lo permitido el imputado decidió cambiar de defensor y ello postergó el inicio del debate oral para el próximo mes. Serán seis los testigos. 

Celos y furia
Tal como se estableció en la investigación del caso que estuvo a cargo del juez de Instrucción Tres de San Vicente, Gerardo Casco, el día del hecho Borges, su concubina y el pequeño hijo de ésta se dirigieron a la chacra de una familia amiga donde carnearon un cerdo para el almuerzo.
Fue así que la dueña de casa dispuso de un fogón para hervir una olla grande de agua para limpiar el pelaje del animal, un procedimiento habitual en la colonia.
Estaban en esos preparativos cuando Borges comenzó a discutir con su mujer por celos. La violencia fue en aumento y de las palabras pasó a los golpes. Descontrolado, tomó un cuchillo y atacó a su concubina, quien de no ser por la ayuda de la anfitriona hubiera terminado de la peor manera.
Entre las dos mujeres se defendieron como pudieron lanzando cualquier objeto a su alcance contra el descontrolado agresor, hasta que le impactaron en el ojo y lograron lesionarlo.
En tanto, la madre tomó al pequeño y corrió en busca de ayuda hasta la ruta provincial costera 2, donde fue asistida por un automovilista que los trasladó hasta el hospital de El Soberbio, distante a unos 40 kilómetros del lugar del hecho.
Ante la gravedad de las lesiones, en primera instancia el menor fue traslado al hospital Samic de Oberá y luego se ordenó la derivación al hospital de Pediatría de Posadas.
El pequeño fue internado en terapia intensiva con respiración asistida y su vida pendió de un hilo, puesto que sufrió quemaduras en el 65 por ciento del cuerpo.
Radicada la denuncia, Borges permaneció prófugo unas pocas horas y luego fue apresado por efectivos de la Policía. Desde entonces permanece detenido y todo hace presagiar que será condenado a la máxima pena estipulada para el aberrante crimen que cometió. 

15

Años .
Borges está acusado de homicidio agravado por la convivencia en grado de tentativa y amenazas en concurso real, delitos por los cuales podría recibir una pena minima de 15 años de prisión. Está alojado en Puerto Rico.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina