Mismo equipo, otro esquema

Viernes 11 de octubre de 2019
Salvio y Mac Allister se perfilan en el once del Xeneize.
El técnico de Boca, Gustavo Alfaro, dirigió ayer una nueva práctica de fútbol en el predio de Casa Amarilla, la segunda de la semana en esta minipretemporada de doble turno, en busca de una óptima preparación de cara al decisivo partido ante River -el martes 22- por la revancha de las semifinales de la Copa Libertadores.
El único cambio con respecto al entrenamiento del pasado miércoles, en el cual utilizó una línea de tres defensores, es que no jugó el juvenil zaguero Nicolás Valentini y Franco Soldano estuvo en posición de delantero desde el arranque.
La formación del equipo xeneize que puso Alfaro en cancha fue con Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz y Emmanuel Mas; Iván Marcone y Alexis Mac Allister; Eduardo Salvio, Carlos Tevez, Mauro Zárate; y Soldano.
A 11 días del trascendente encuentro en el cual Boca debe revertir el 2-0 que River consiguió en el estadio Monumental el pasado 1 de octubre, las prácticas -a puertas cerradas- de Boca denotan la búsqueda incesante de Alfaro para encontrar la fórmula de juego que pueda inquietar a un equipo sólido y dinámico como es el River que dirige Marcelo Gallardo.
La duda, al día de hoy, pasa por el esquema de juego: con Junior Alonso en el equipo (ahora con la selección de Paraguay, por la fecha Fifa que incluyó dos partidos amistosos), Alfaro podría intentar con una línea de tres zagueros centrales, junto con Carlos Izquierdoz y Lisandro López, para que Buffarini y Emmanuel Mas jueguen en posición de volantes externos por sus bandas.
Y si no juega el paraguayo Junior Alonso, Mauro Zárate y Carlos Tevez estarían desde el inicio, para armar una línea de cuatro con un doble cinco con más juego, con Iván Marcone y Alexis Mac Allister. Ese esquema buscaría plantar cuatro delanteros en campo rival, con Tevez más retrasado.
Más allá de las especulaciones futbolísticas, en el “mundo Boca” hay preocupación por algunas lesiones: la sobrecarga en el músculo sóleo derecho del delantero Ramón Ábila, a la que se agrega ahora la molestia muscular en el gemelo derecho del italiano Daniele De Rossi, quien venia de una distensión en el isquiotibial de esa misma rodilla.
Cabe destacar que por ambos jugadores no hubo parte médico oficial del club y es muy difícil que estén en el Superclásico copero. Con suerte, y kinesiología mediante, podrían estar esa noche en el banco de los suplentes.
El plantel de Boca seguirá concentrado con su plan de entrenamientos en los turnos mañana y tarde.
Los jugadores después descansarán en el hotel Madero, en donde están concentrados. Mañana, tras el entrenamiento matutino en Casa Amarilla, quedarán libres por la tarde y también el domingo, para regresar el lunes a las prácticas.
En cuanto a lo institucional, en el marco de las elecciones que se realizarán en Boca el 8 de diciembre, Cristian Gribaudo dejó  de ser ayer el secretario general del club, para dedicarse a la campaña electoral -es el candidato del oficialismo que encabeza el presidente Daniel Angelici- y su lugar será ocupado por Carlos Aguas.
Boca, líder de la Superliga, recibirá el sábado 19 a Racing, por la décima fecha del campeonato, y el martes 22 se jugará en la Bombonera su chance de llegar a la final de la Copa Libertadores, cuando reciba a River desde las 21.30. 

Una incógnita

Daniele de Rossi se resintió de la molestia en el gemelo derecho y no se sabe cuándo podrá estar nuevamente a disposición del técnico. El deseo del pueblo xeneize es tenerlo en la revancha contra River en la Bombonera, el 22 de octubre, aunque lo cierto es que hoy es todo un interrogante la presencia del romano en la semifinal de la Copa Libertadores.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina