“Me gustaría poder hacer una carrera en este deporte”

Lunes 12 de agosto de 2019 | 07:46hs.
Facundo Alzaga

Por Facundo Alzaga deportes@elterritorio.com.ar

La historia de vida de Ilan Serra (11) es una de esas que inspiran y sirven de ejemplo. Que ayudan a demostrar que muchas veces las limitaciones son autoimpuestas, cuando las cosas resultan ser mucho más sencillas si se actúa con naturalidad.
A Ilan le falta una parte de su brazo izquierdo, pero eso no le impide salir a remar y disfrutar de la naturaleza con sus amigos del club Náutico León Seró, al  que llegó hace aproximadamente un año y donde encontró su lugar en el mundo.
Ahí, a orillas del Paraná, Ilan practica un deporte que le encanta y con el que sueña poder realizar una carrera a futuro. Mientras juega con sus amigos, sale a remar con total naturalidad y disfruta de competir de igual a igual con los otros chicos.  
“Lo que él tuvo se llama amputación de mano izquierda. Era muy grande para mi panza y durante el embarazo se producen unas bandas amnióticas que le estrangularon la mano y no lo dejaron crecer. Se dio naturalmente”, explicó su mamá Victoria, quien es posadeña pero lo dio a luz mientras vivía en Buenos Aires y trabajaba en el Servicio Penitenciario. 
“Todos se sorprenden de cómo acomoda el cuerpo. Como él nació así tiene una predisposición natural para hacer las cosas. Si a cualquiera de nosotros nos falta una parte del brazo de un día para el otro no nos podríamos subir ni los pantalones. Él usa de mano el antebrazo y ahí apoya la pala”, continuó la mamá de Ilan mientras él la escuchaba atentamente aguardando su turno para hablar con El Territorio.
“La primera vez que salí a remar lo hice con Nene Ciccioli hace más o menos un año. La verdad que me encantó. Yo antes hacía rugby, pero me gustó más el canotaje”, aseguró Ilan Serra al recordar su primera experiencia arriba de un bote.
A Ilan su condición no le causa ningún tipo de complejo y lo asume con naturalidad, una característica que puede servir de ejemplo para otros niños que pasan por la misma situación. 
“A mí siempre me encantó venir a remar, nunca me dio vergüenza. Me gusta venir, agarrar un bote y salir a remar”, destacó el niño que vive junto a su mamá en la chacra 244 de la ciudad de Posadas
Pero además de disfrutar el presente, Ilan también proyecta su futuro y se imagina con una carrera como deportista y trabajando para la Prefectura Naval Argentina. 
“Me gustaría poder hacer una carrera en este deporte y cuando sea grande quiero entrar en la Prefectura. Venir al club para mí es hacer nuevos amigos, compartir con los profesores y jugar, porque  es lo que me gusta”, destacó.
Su mamá Victoria reconoció que al principio le dio un poco de miedo que su hijo salga a remar solo en un bote en el río, pero también aseguró que después se dio cuenta de que los miedos y las limitaciones se los ponía ella y la realidad le terminó demostrando otra cosa. 
“La primera vez que salió a remar yo estaba muy asustada porque fue solo en un bote y remó como cinco kilómetros. Ahí me di cuenta que es uno el que tiene y se pone las limitaciones. Hay que dejarlos salir y probar. Su cuerpo tiene una facilidad para el deporte que yo no me podía imaginar”, comentó.
Además, Victoria Lafitte también se encargó de destacar el trabajo y la contención que brindan y realizan en el club Náutico León Seró, en el cual además de lo deportivo se creó un ambiente familiar entre todos sus integrantes. 
“Es increíble lo que pasa en un club como este, porque realmente les importa equiparar y contener a los chicos. Es a lo que apunta este club, a integrar a las familias”, comentó. 

Proyecto a futuro y prótesis en marcha
Francisco Vázquez, el entrenador de Ilan, le dedicó unas palabras a su pupilo y destacó la naturalidad con la que se desenvuelve en el agua. Además, adelantó que en los próximos días probarán una prótesis que le ayudará a mejorar su rendimiento deportivo.  
“Empezó a remar como cualquier otro chico. No tiene problemas. Encima ocupa un bote fino, que no lo usa cualquier chico. A todos nos causa admiración la forma en la que usa la pala”, destacó. 
En cuanto a su futuro como deportista, Vázquez ve con buenos ojos su continuidad luego de esta etapa de adaptación que ya está superando Ilan. 
“Tenemos la posibilidad de que entre como paralímpico si sigue practicando este deporte. Es muy importante para nuestro club su presencia porque sirve de ejemplo. No queremos quemar etapas porque todavía es chico. Más adelante llegará a una edad en la cual tendrá que empezar a exigirse y ahí será un trabajo diferente. Él ya está superando la etapa de adaptación, de encontrarse con la naturaleza y de dominar el bote. Es un proyecto a futuro”, aseguró. 
Y para finalizar contó el tema de la prótesis que están por probar con Ilan en los próximos días. “Hicimos una adaptación a una prótesis para que él pueda remar. La pala que usa tiene un pequeño orificio al cual le adaptamos un pivote. A ese pivote le vamos a adaptar la parte que le falta de su brazo, que es una parte chica pero que es muy importante que es la parte de la mano”, explicó. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina