Las principales consultas en el GPI son por abusos y maltrato

Domingo 20 de octubre de 2019
Ricardo Martin. Director GPI | Nuestros adolescentes, nuestros niños, están demasiados solos, desprotegidos, así que hay que crear las redes”
Griselda Acua

Por Griselda Acuainterior@elterritorio.com.ar

Cada año el Gabinete Psicopedagógico Interdisciplinario (GPI) dependiente del Consejo General de Educación (CGE) realiza un informe estadístico sobre la demanda de parte de la comunidad educativa.
El GPI funciona desde hace trece años brinda asesoramiento a las escuelas públicas del Consejo, es decir, quedan excluidas las del servicio privado. “En un informe final, vemos cuáles fue la mayor cantidad de demanda y de qué tipo; y vemos como año a años va cambiando. Hay años que son específicamente problemas de directivos con docentes; otros años, problemas de convivencia entre estudiantes, bueno este año -aunque no esta terminado el informe- el tema del abuso y maltrato es el tema que está llevando el ranking del primer puesto”, detalló en diálogo con El Territorio, Ricardo Martin, titular del GPI.
El GPI cuenta con dos líneas de trabajo. Una es 443772 2 y la otra es 4430092, específicamente dedicada a Convivencia Escolar. “Ahí atendemos las consultas que tienen que ver con el tema aprender a convivir con las situaciones de violencia, problemas de comportamiento que los docentes no están pudiendo y no solamente los docentes, también cuando hay situaciones en las familias también esa es la línea directa”, señaló el funcionario haciendo referencia a Convivencia Escolar.
“En realidad la gran mayoría de las problemáticas que atendemos son de convivencia escolar. Convivencia entre docente y directivos, docente-familia, estudiantes entre sí, estudiante- profesores, la gran mayoría”, enumeró Martin, al tiempo que puntualizó que atienden muy pocas consultas de temáticas curriculares que, en realidad, fue el espíritu con el cual nació el GPI.
“La idea en sus inicios fue acompañar los desarrollos curriculares, la enseñanza y el aprendizaje. Pero hoy por hoy la gran mayoría de problemas que atendemos son todos problemas vinculares, problemas intersubjetivos, problemas entre los adultos, entre los niños y adultos, entre las familias”, insistió.
“Al haber problemas de convivencia, eso repercute en otros comportamientos por ejemplo como estos, problemas de cutting, problemas de agresiones, hasta llegar al problema del suicidio”, analizó el especialista en psicología.
“Toda la sociedad necesita también contención emocional ante la crisis terrible que estamos atravesando como país, todo tiene que ver con todo, en este caso el adolescente el niño no es un extraterrestre alguien que lo podemos trabajar aisladamente de su contexto”, sostuvo Martin, quien no desvincula la inestabilidad económica y política del país al drama de los más jóvenes.
Justamente, la falta de espacios de contención y la incertidumbre sobre lo que vendrá se erigen como la argumentación de la angustia de los pibes.

Ayuda al docente
“Nosotros como gabinete psicopedagógico interdisciplinario provincial y que atendemos a todas las instituciones de todo el sistema educativo del CGE puede recurrir a cualquiera de nuestras sedes o puede acercarse o llamar por teléfono o mandar un correo. El docente sabe que ante situaciones que necesitan orientación o asesoramiento, inmediatamente pueden recurrir al GPI”, manifestó Martin.
Es que el personal docente también requiere herramientas para lidiar con los dramas que presentan los chicos cada día. En ese sentido, no se puede dudar. Se necesitar pedir, exigir ayuda. “Los docentes saben cómo proceder pero necesitan a veces la opinión del profesional para sentirse más respaldados de lo que está haciendo es correcto, nosotros generalmente también acompañamos estas tomas de decisiones”.
“Creo que nuestros adolescentes, nuestros niños, están demasiados solos, demasiados desprotegidos, así que hay que crear las redes adecuadas para que esto se vaya resolviendo en algún momento”, sentenció.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina