Inspeccionaron la clínica y aguardan el informe forense

Sábado 11 de agosto de 2018
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Las autoridades judiciales que están al frente de la investigación por la muerte de Yanina Soledad Da Silva (24), la muchacha que murió ocho horas después de una cesárea, efectuaron ayer una inspección ocular en el sanatorio privado en el cual la joven fue atendida. Mientras tanto, aguardan los resultados finales de la autopsia para definir los próximos pasos a seguir.
De acuerdo a lo consignado por fuentes consultadas por El Territorio, el procedimiento judicial realizado ayer consistió en una inspección ocular de toda la clínica, desde las habitaciones hasta la sala de cirugía en donde el último martes Da Silva dio a la luz a un varón.
El procedimiento es básicamente una observación de todos los lugares donde eventualmente pudieron haber ocurrido los hechos que se están investigando. Si bien, cabe recordar, la joven falleció camino a Posadas en una ambulancia, los investigadores deben reconstruir también las horas previas al deceso, instancia en la cual la víctima comenzó a sufrir descompensaciones que finalmente derivaron en su muerte.
La medida estuvo encabezada por el juez Osvaldo Lunge y el fiscal Jorge Fernández, quienes llevan adelante las actuaciones del caso y ayer estuvieron a la par de los peritos de la División Criminalística de la Unidad Regional IX que también actuaron.
El trabajo de los expertos policiales consistió en la toma de fotografías y el confeccionamiento de croquis del lugar, los cuales a posteriori podrán servir como pruebas para verificar testimoniales y demás elementos que se puedan incorporar a la causa en el marco de la continuidad de la pesquisa.
“Se observa y se constata todo lo que hay en el lugar, como así también la disposición de los elementos y también la cantidad de personal y en qué lugar está cada uno para después tener todo como prueba. Es de importancia”, calificó una fuente consultada.
Según añadieron las fuentes, el mismo procedimiento fue realizado sobre la ambulancia que entre la medianoche del martes y la madrugada del miércoles trasladó a Da Silva hasta Posadas, aunque la muchacha no aguantó y terminó perdiendo la vida allí dentro.
Cabe recordar que, tal como publicó este matutino, sobre la ambulancia también se busca determinar si el vehículo contaba con los equipamientos necesarios para realizar el traslado.
Además, ya en la jornada del jueves la Justicia había concretado medidas tales como el secuestro de la historia clínica de la muchacha y de otras documentaciones que podrían ser de interés para la causa.
Con este panorama, las fuentes señalaron que aún resta conocerse el informe final de la autopsia practicada al cuerpo de la víctima en la Morgue Judicial de Posadas para poder definir los próximos pasos a seguir. Se estima que los resultados completos podrían estar listos el lunes. A partir de ahí podrían evaluarse nuevas medidas.
Hasta el momento, lo que se sabe es que la víctima falleció como consecuencia de un shock hipovolémico grave, es decir, que se desangró. Al menos, eso consta en el certificado de defunción.
El médico que estuvo al frente del parto se trata de Sergio Adrián L.A., quien ya tiene una causa abierta por la demanda de la docente Paula Pisak.

El caso
El hecho que está en plena investigación se registró entre el martes a la noche y el miércoles a la madrugada. Da Silva fue al Sanatorio Candia, ubicado sobre la avenida San Martín de Jardín América, y tuvo un varón luego de una cesárea en horas del mediodía.
La joven estaba acompañada por su madre, Dionisia Caje (49), a quien cerca de las 20 avisó que no se sentía bien, detallando que estaba sin aire. Inmediatamente se informó a los médicos, quienes ordenaron que liberen la habitación para atenderla.
En esa instancia y, luego de unos minutos, se determinó que Yanina iba a ser trasladada de urgencia a Posadas en una ambulancia. Y en el viaje, que inició cerca de las 22.20, las complicaciones persistieron: “Hacía mención de que se sentía sofocada y que le faltaba el aire”, detalló la mujer.
Yanina nunca llegó al Hospital Madariaga ya que, pese a que la enfermera que la acompañaba intentó reanimarla, sufrió un paro cardiorespiratorio a la altura de Garupá.
Luego de esto, la madre de la víctima realizó una exposición policial que luego se transformó en denuncia formal, pero para eso el magistrado Carlos Giménez, titular del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, ya había ordenado una autopsia de oficio y que luego los informes sean enviados a su par Lunge.


Madre del corazón

Por otra parte, en medio de la herida que aún no cierra, Noemí, cuñada de Yanina, confirmó ayer a El Territorio que ella quedará a cargo del varón que la víctima dio a luz horas antes de fallecer.
En diálogo con este matutino, la joven aseguró que el niño quedará con ella y lo criará casi a la par de su hijo de siete meses. Incluso, le puede dar de mamar.
Noemí reside a pocas cuadras de donde vivía su cuñada, también en el barrio San Antonio de Jardín América, y es madre de seis hijos, pero ahora también le dará contención al hijito que Yanina dejó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina