En Posadas la vuelta a los bares y restó con cautela y como si fuera un lujo

Lunes 29 de junio de 2020 | 15:00hs.
Los horarios y el distanciamiento, cambios drásticos en el sector. | Foto: Natalia Guerrero
En Posadas como en varios puntos de la provincia de Misiones la cuarentena empezó a flexibilizarse lentamente, aunque como medida de prevención continúa mientras la pandemia del coronavirus siga persistiendo en la Argentina y especialmente en las fronteras con Brasil y Paraguay.

En la capital de la provincia, uno de los rubros que está atravesando por el período inicial de reapertura es el gastronómico y según uno de los referentes del sector, el empresario Martín Oria, "el parate de la economía por más de 80 días hizo que el consumo en un bar o en un restaurante sea un lujo".

"Llevamos tres fines de semanas trabajando y los últimos dos con horarios nocturnos, bien al principio, ayudó el clima aunque este fin de semana con el fresco cambió un poco el movimiento, pero lo que se notó es que ya está marcado qué cantidad de gente está dispuesta a salir los fines de semana. Ahora notamos que la gente está cauta, debe ser bastante por un tema económico", precisó al programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7.

"Hay comercios que siguen abriendo y otros que no. Están los que siguieron trabajando con sistema de delivery, es lo que le facilitó la apertura... por ejemplo en la costanera hay dos que no abrieron y que no hicieron delivery", explicó Oria, mientras que "en el centro de Posadas lo que es cafetería siguieron trabajando y esos son los que hoy siguen abiertos".

El cambio de horario, la costumbre de los habitué a los bares o restaurantes, es determinante. "Se nota en la ciudad que a la siesta entre semana no hay movimiento... es un cambio completo de cómo se está manejando la gente. Es totalmente distinto, pero se está probando, estar abierto hasta las 23 es positivo porque nos permite trabajar un poquito más, aunque hay negocios que trabajan ciento por ciento de noche y que ahora no les conviene abrir", dijo.

"Los que están dispuestos a salir son los más jovenes, los más grandes están guardados. Los que trabajan con jóvenes son los que están mejor y lo que se adaptaron a tomar cerveza a las seis de la tarde", reveló el gastronómico, respecto al comportamiento de la gente en las últimas semanas. 

Además de indicar que el último domingo al mediodía, que "es un clásico", "hubo negocios con buena capacidad de clientes, siempre respetando el distanciamiento y la cantidad de gente dentro del salón", Oria se animó a calcular que más o menos se está trabajando entre un 40 y 45 por ciento de lo normal".

Las restricciones, la voluntad de la gente y la economía, los puntos clave para explicar la caída del sector. 
Respecto a cómo seguirán los horarios de estos comercios, si están pronto a recuperar los tradicionales horarios de cada uno de ellos, Oria dijo a Radioactiva que "lo que se está esperando, después de haber trabajado con horario extendido, es cómo va la curva del Covid acá en la provincia y en función de eso se irá viendo el tema horario y más aperturas. Por ahora, si todo va bien, este fin de semana se repetirá el horario de hasta las 23. Esta semana quizás el jueves sepa la decisión que tome la provincia con un decreto, siempre se espera a último momento.

"Siempre dentro de lo normal, primero se seguirá extendiendo el horario de los fines de semana y después de acuerdo a lo que suceda, se verá de hacerlo durante la semana".

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina