El tiro del final

Lunes 15 de abril de 2019
Diego Vain

Por Diego Vain deportes@elterritorio.com.ar

A veces ser superior y manejar los hilos del partido no alcanza. Hubiese sido injusto que Guaraní se quedara afuera del torneo Regional, pero el fútbol a veces no entiende de justicia. Hugo Troche salvó a la Franja ayer por la noche en Villa Sarita, con un tiro libre perfecto que se clavó en el ángulo en el final del encuentro.
Los misioneros derrotaron 1-0 a Madariaga de Paso de los Libres y se metieron en los cuartos de final de la región Litoral Norte del torneo Regional. El sueño del ascenso se mantiene vivo, pero el camino empieza a ponerse complicado.
Con la presión alta a la que está acostumbrada, la Franja arrinconó a Madariaga en su campo y lo forzó a cometer varias faltas cerca del área de Eric Benítez. Troche, en varias oportunidades, Lazaneo y Klyniauk estuvieron cerca de abrir el marcador, pero la puntería les jugó una mala pasada.
Con Fabio Domínguez y Gabriel Díaz por los laterales y Miguel Comes controlando todo en el mediocampo, Guaraní manejó a su antojo la pelota ante un rival que apostó al error del local y a alguna contra salvadora para pisar el área de Diego Pave.
Y el error llegó y Pave respondió. Altamirano se durmió y Álvez se la llevó, encaró y definió casi en el área chica. Pero el ‘1’ franjeado tapó una pelota determinante, que se gritó casi como un gol en Villa Sarita.
Con el correr de los minutos Benítez empezó a ser figura en Madariaga. El arquero cubrió todos los agujeros que fue dejando una defensa mal parada que se dedicó más a pegar que a quitarle la redonda a los contrarios.
Esa presión que tuvo Guaraní en los primeros minutos mermó. Madariaga alejó un poco la pelota de su campo, aunque nunca tuvo grandes ideas para manejarla. Tampoco fue su intención, pero que la Franja no esté tan cerca de su área era la idea de Ponce. En esa pelea Madariaga fue perdiendo fuerza. Los jugadores del Violeta empezaron a cansarse y a llegar tarde a las pelotas.
Troche y Lazaneo tuvieron las más claras sobre el final. El capitán definió mal y la tiró afuera y el ‘9’ esperó demasiado y Benítez lo atoró bien para mandar la pelota al córner.

Una te va a quedar
La Franja fue mejor durante la primera etapa y comenzó mejor el complemento, pero el ser superior no lo pudo traducir en el resultado y eso comenzó a jugarle en contra.
Guaraní empezó a fallar en los últimos pases y si bien se plantó en campo visitante, le costó llegar con claridad al área de Benítez. Tuvo que recurrir mucho a las pelotas paradas y a centros sin sentido que cruzaron lejos del arco de los correntinos, que llevaron el partido al lugar que mejor les quedaba.
Los de Dutto empezaron a dejar espacios y el mediocampo quedó lejos de los delanteros. Por eso durante varios minutos Troche y Lazaneo fueron espectadores de lujo. El DT mandó a la cancha a Fileppi para darle juego al local, pero al ex Racing le costó entrar en ritmo.
Con muy poco, Madariaga aguantó. Se replegó y esperó en el borde de su área. Salió rápido de contra y no pudo facturar porque sus mediocampistas y delanteros sintieron el cansacio sobre el final.
Toda la paciencia que la Franja tuvo en la primera parte para manejar los ataques la tiró por la borda en el complemento. Si bien trató de jugar en campo rival, cada vez que llegó a tres cuartos de cancha se equivocó. Le hizo las cosas fáciles a Madariaga, que llegó a Posadas buscando un empate y la tanda de penales.
Si la llave del gol no está en los centros y tampoco en las pelotas paradas, quizás había que buscarla en los remates de media distancia. A Guaraní le faltó esa cuota de tranquilidad para probar más veces a Benítez y estar atento a un rebote salvador.
Pero había tiempo para una más. Una para el ‘10’. Hugo Troche se hizo cargo del último tiro libre y con una definición exquisita puso el 1-0, que no reflejó lo que fue Guaraní, pero que sí valió la clasificación.
La imagen del final fue la peor. Pave atrapó la última pelota y luego se desató una pelea entre jugadores, ayudantes, técnicos y utileros. Nada tuvo que ver ese lamentable episodio con el encuentro y nada le hace peor al fútbol. Los policías rodeando al árbitro y separando a los jugadores. Vergüenza.
En el camino hacia el ascenso aparecerán rivales como Madariaga y habrá que saber pasarlos. Ahora se vendrá Ferroviario y Guaraní tiene con qué, pero deberá demostrarlo. 

Liga Posadeña: Ágil y Crucero festejaron en casa

Ágil y Crucero fueron los grandes ganadores de ayer, ya que festejaron como locales ante Candelaria y Guacurarí, respectivamente, por la 3ª fecha del torneo Apertura de la Liga Posadeña. El conjunto de Gobernador Roca goleó a Candelaria por 4-0 y logró así su primera victoria en la zona B, con lo que alcanzó a Guaraní en la tabla de posiciones. Por su parte, los de la antigua capital siguen últimos y sin unidades. Además, Crucero venció en Santa Inés a Guacurarí por 2-1 y también logró su primer triunfo en el certamen. El Indio dejó atrás su invicto y quedó con dos puntos en la tabla. Mañana se cerrará la 3ª fecha con el clásico entre Guaraní y Mitre, válido por el interzonal. Ambos necesitan la victoria, ya que no tuvieron el mejor inicio en el campeonato.


En Santo Pipó no hubo milagro y se terminó el sueño para Sporting

No hubo milagro en Santo Pipó. Sporting perdió nuevamente ante Ferroviario y se despidió del torneo Regional en los octavos de final de la región Litoral Norte.
Los correntinos ganaron por 2-1 en tierras misioneras y sumado al 3-0 de la ida redondearon un global de 5-1 frente al Albirrojo.
Juan Kuchak abrió la cuenta para Ferroviario y Junior Benítez tuvo la oportunidad de igualarlo, pero el de la Tierra Colorada erró su penal y los dueños de casa se fueron abajo al descanso.
En el complemento llegó el empate. Ulises Silveira puso el 1-1 y volvió a florecer la ilusión del milagro, pero lamentablemente para los misioneros no ocurrió tal cosa.
Nuevamente Juan Kuchak fue clave para los visitantes, marcó el definitivo 2-1 y selló la clasificación de Ferroviario a los cuartos de final del torneo Regional.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina