Don Alberto Roth, armando su legado

Martes 19 de julio de 2011
(Enviados Especiales). La picada promete desembarcar en un lugar único. Especial. A unos cinco kilómetros de la zona urbana de Santo Pipó se encuentra la casa de madera que albergó a Don Alberto Roth, apasionado defensor del ecosistema misionero. Entre esas paredes y, en realidad, en toda la chacra funciona desde 2005 la Fundación Alberto Roth, considerada la "guardiana" legítima del legado material e intelectual de aquel pionero yerbatero que vino desde Suiza en el año 1925.
Uno de los objetivos que persigue la Fundación es recuperar el  patrimonio cultural de quién inmortalizó la frase “Querida Misiones, la hermosa”. Para ello contrataron a una persona que realice la traducción al castellano de sus escritos. “Son sus memorias, y la mitad está en alemán. La idea es juntar fondos, armar una compilación de sus textos y publicar un libro” dijo a El Territorio, Gerald Netter, bisnieto de Roth que actualmente se desempeña como tesorero de la Fundación.
Según detalla el sitio web de la entidad: “en sus últimos años, Don Alberto se puso a escribir sus memorias para recuerdo de su vida. No tenía la intención de publicar una autobiografía y ponerla a disposición del gran público, sino que la escribió para la familia, para sus descendientes. Existen sólo 25 copias de esta autobiografía mimeografiadas con el título de ‘Memorias’ (‘Erinnerungen’), distribuidas entre sus familiares, amigos y algunos archivos públicos suizos. Las ‘Memorias’ comprenden más de 450 páginas mecanografiadas. El programa de recuperación del patrimonio cultural-histórico de don Alberto Roth que la Fundación se ha propuesto llevar a cabo, sería incompleto sin las memorias autobiográficas del pionero”.
Tal es el esfuerzo por conservar y, a la vez, promocionar el trabajo de este inmigrante suizo que la Biblioteca fue instalada en el mismo lugar donde murió Roth. En esa habitación que hoy resguarda unos 2.500 libros de diferentes autores, Don Alberto le daba vuelo a sus escritos, ya sea los artículos publicados en El Territorio como aquellos de carácter personal. “Esto es una casa museo viviente, cuando hay visitas hacemos un recorrido guiado sino los turistas piden alojamiento y funciona como un sitio de ecoturismo” explicó la encargada de la Biblioteca.
“Don Alberto Roth no solamente leía toda su vida sino redactó y publicó una gran variedad de libros, ponencias, materiales didácticos y artículos para periódicos. Muchos de los manuscritos de sus libros se encuentran en Roapipó, puestos "al azar" en cartones o arrinconados en la biblioteca. Don Alberto Roth también llevaba una amplia correspondencia con un sinnúmero de personalidades que se halla en Roapipó, sin haber sido ordenada jamás. Además, existe un archivo de fotografías de la época que urgentemente necesita ser puesto a salvo” señalaron desde la Fundación.
Alberto Roth se había consagrado a la conservación del ecosistema misionero, luchando toda su vida por la aplicación de sistemas de producción agroecológicos y agropecuarios sostenibles. Si bien la yerba mate constituía -y constituye hasta hoy- el producto principal de la chacra de Don Alberto, él siempre había propagado la diversificación de la producción integrando la agroecología, el manejo sostenible del bosque y la ganadería.

Conciencia en los niños
“Estamos realizando charlas con los chicos de las escuelas primarias con el tema de la conservación del medio ambiente. Hablamos de la cría de lombrices y todo lo asociado con la huerta orgánica” contó el bisnieto, Gerald Netter.
Otra de las actividades apunta a los más pequeños. “El Parque de las Escuelas”, es un sector de la chacra preparado para que aquellos chicos que visitan el lugar tengan la posibilidad de plantar su propio árbol y, simbólicamente, esa plantación recibe el nombre del grupo que visitó el lugar. “Además es una iniciativa para ir re poblando con especies nativas. Tenemos la experiencia de chicos de Puerto Rico que nunca habían caminado en un monte. A la mayoría le gusta la experiencia” contó Netter.


Fundación Alberto Roth
• Roapipó, Lote 31 3326 Santo Pipó, Misiones
• Teléfono: +54 (0)3752 490 101
• Móvil (desde el extranjero): +54 9 3752 365 868
• Móvil (en Argentina): 03752 (15) 365 868
• Correo electrónico: info@fundaroth.org


Objetivos de la Fundación
La instalación de un vivero
La Fundación se ha propuesto poner en práctica lo que Alberto Roth clamaba toda su vida: instalar un vivero de plantas autóctonas, producir y plantar árboles nativos, y usufructar del bosque de manera sostenible. Por eso, en un predio de 0.5 (ha.) ha armado un vivero destinado a la producción de plantines de especies silvestres nativas, entre maderables, frutales, medicinales, aromáticas y ornamentales. Además, recopila toda información pertinente a las especies silvestres producidas en el vivero,  cotejará los apuntes de Alberto Roth acerca de la flora autóctona y el manejo sustentable del bosque con los avances científicos, y documentará los hallazgos en un folleto.

Piscicultura ecológica
"Algo de lo más importante para formar una chacra duradera que se mantiene por medios propios ... es una chacra diversificada", predicó don Alberto en una de sus Cartas Misioneras, publicada en el diario "El Territorio" en el año 1983. En ella, don Alberto no solamente hacía referencia a la diversificación de los cultivos, sino que insistió en el hecho de que "cada chacra debería tener algunos animales", incluyendo también a los peces si la chacra disponía de lagunas y tajamares. La Fundación Alberto Roth, tiene la intensión de diversificar la chacra con la producción sustentable de alevines cuando tenga asegurada la financiación de tal emprendimiento.

Energía renovable
En los techos de la vivienda antigua y de las cabañas destinadas a la recepción de turistas, se han instalado paneles solares que en combinación con los calefones de leña existentes garantizan la provisión de agua caliente. La utilización de energía renovable corresponde al espíritu y las ideas de Alberto Roth.