Dictan prisión preventiva para acusado de un triple femicidio

Miércoles 1 de julio de 2020
A casi un año del cruento asesinato a machetazos de Raquel Pereyra (22) y sus hijos Jefferson (8) y Thiago (5) en una vivienda de Colonia Fortaleza, hecho que conmovió a toda la provincia pero en especial a la localidad de San Pedro, su ex pareja, Silvio Mogarte (27), fue procesado con prisión preventiva por parte de la Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente.
La gravedad del hecho endilgado, sumado al riesgo de entorpecimiento de la investigación, fueron algunos de los elementos que el magistrado Gerardo Casco tuvo en cuenta para dictar la preventiva.
Uno de las últimos elementos de prueba que se incorporaron al expediente fue el resultado de las pruebas de ADN. Tal como informó este matutino a finales de abril, los investigadores encontraron rastros genéticos de Mogarte en el cuerpo de las víctimas lo que, a su vez, confirmaron su implicancia en la secuencia mortal. 
En la misma resolución judicial, el magistrado además dispuso que el acusado sea trasladado a la Unidad Penal VII de Puerto Rico en donde aguardará la continuidad del proceso en su contra. 
Mogarte está acusado de femicidio y doble femicidio vinculado, figura bajo la cual podría ser condenado a prisión perpetua en un futuro debate oral.
El aberrante caso ocurrió en horas de la mañana del miércoles 7 de agosto cuando las víctimas se encontraban en su casa de Colonia Fortaleza, donde se habían instalado tres meses antes. 
La vivienda está ubicada a más de 35 kilómetros del casco urbano de San Pedro, en la misma chacra de los abuelos de la víctima. 
En esa propiedad de madera y condiciones precarias, precisamente en el baño, se encontraron los cuerpos sin vida. Según los primeros datos, los decesos habrían ocurrido por cortes en el cuello producto de un ataque a machetazos, elemento que fue incautado por los investigadores. 
Una vez concretada la matanza, con la misma arma blanca Mogarte (27) se autolesionó con intenciones suicidas, aunque no logró su cometido. Así, ensangrentado se trasladó a pie hasta la casa de un vecino en donde pidió ayuda. Horas después fue detenido por la Policía. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina