Dictan preventiva para presunto homicida de un joven en Libertad - El Territorio Misiones

Dictan preventiva para presunto homicida de un joven en Libertad

Sábado 12 de septiembre de 2020 | 00:00hs.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

A más de un mes del asesinato del comerciante Nicolás López, el joven de 23 años de Puerto Libertad que recibió una estocada mortal cuando se negó a venderle bebidas alcohólicas a dos empleados municipales que se presentaron en plena madrugada a su negocio, la Justicia de Puerto Iguazú resolvió durante los últimos días la situación procesal de los dos implicados en el hecho.

De acuerdo a lo expresado a este matutino por voceros vinculados a la investigación, el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de la Ciudad de las Cataratas, dispuso la prisión preventiva para Claudio David G. (28), por considerarlo responsable de la puñalada que recibió la víctima.

Como consecuencia de ello, será trasladado a la Unidad Penal III de Eldorado, donde aguardará los avances del proceso investigativo y la elevación a juicio de la causa. Según las fuentes consultadas, la imputación que le cabe por el momento es homicidio simple, figura que contempla penas de entre 8 y 25 años de prisión en caso de ser hallado culpable en instancia de juicio oral.

En su vivienda del barrio San Jorge de Puerto Libertad los pesquisas policiales secuestraron un cuchillo que se sospecha sería el arma blanca utilizada en el homicidio.

En contrapartida, al otro hombre sospechoso en el caso, Maximiliano S. (29), la Justicia le dictó la falta de mérito y ante ello recuperó la libertad, aunque continuará supeditado a la causa. La medida obedeció a que para los investigadores no se hallaron suficientes elementos para acreditar su participación directa en la agresión.

Es decir, ni como partícipe necesario ni secundario del homicidio, ya que por las averiguaciones que se hicieron fue Claudio G. quien de manera unilateral y sin premeditación ultimó a López.

Discusión y agresión
Según los elementos de prueba que se fueron recopilando durante las semanas de investigación se pudo establecer que, instantes antes del hecho, tanto la víctima como su socio Miguel Ángel M. (34) se encontraban ordenando el negocio ya que habían  cerrado el bar-pool que tenían sobre la avenida Juan Domingo Perón de Puerto Libertad.

Cerca de las 2.30, los dos acusados llegaron hasta el lugar en una motocicleta y fue Maximiliano S. (29) quien tomó la palabra en primer lugar para pedir que les vendan bebidas alcohólicas.

Tras la negativa de los comerciantes, el cliente comenzó a insultar y de un momento a otro atacó con un cuchillo a Miguel Ángel, quien resultó con un corte superficial en el pecho.

Tras presenciar la agresión, Nicolás López salió en defensa de su socio y al querer separar recibió el inesperado ataque de Claudio, quien también con un cuchillo intervino en la discusión.

Fue tan certera la lesión punzocortante que recibió Nicolás que su muerte se produjo en cuestión de minutos.

De acuerdo a la autopsia realizada en la Morgue Judicial de la Posadas se determinó que la puñalada dañó la aorta abdominal y eso le provocó un shock hipovolémico.

Luego del ataque, los dos municipales escaparon del lugar, aunque horas más tarde y tras la intervención de efectivos de la comisaría local fueron detenidos en sendos allanamientos ordenados por el Juzgado de Puerto Iguazú en el barrio San Jorge.

Dolor familiar
Aldo Álvarez, uno de los tíos del fallecido, describió a Nicolás como un chico muy tranquilo, incapaz de hacer algo malo a alguien. “Mi sobrino ni a una mosca mataba, ese es el dolor que hay en todo el barrio, en todo el pueblo, porque era un pibe excelente, educado y de muy buena familia”, describió el familiar muy sensibilizado.

Sobre lo ocurrido el domingo 9 de agosto, comentó que “dos chicos se acercaron hasta el lugar. Ellos ya habían cerrado el local y estas personas querían que se les vendan bebidas alcohólicas. Entonces les dicen que no podían porque ya habían cerrado y ahí fue que uno de ellos le pegó un cabezazo en el pecho al amigo de mi sobrino. Y después le tira un puntazo. Ahí va mi sobrino a separar porque era un conocido el que le hincó al otro chico y recibe un puntazo debajo del abdomen, del lado izquierdo, de parte del otro chico y que le perforó el vaso sanguíneo”.

Sobre la asistencia a su familiar, narró que “cuando vino la ambulancia ya estaba sin signos vitales. Tardaron mucho porque de madrugada, en la guardia del hospital, el ambulanciero se va a dormir a la casa. Por eso cuando llegaron ya había muerto”.

Por otra parte, contó que al ser un pueblo pequeño todos se conocen y que por ello los dos comerciantes solían atender a sus agresores.

“El que le hincó a mi sobrino era mi amigo, hasta ayer lo era, porque todos los días tomábamos tereré, hablábamos, pero la verdad es que no sé qué pensar. Inclusive eran amigos del Facebook de mi sobrino, porque acá nos conocemos entre todos y eso es lo que más sorprendió. Supuestamente que un amigo haga eso no tiene palabras para explicarlo”, agregó enojado el entrevistado.

Además, mencionó que Nicolás este año debía retomar las cursadas de su carrera universitaria en Wanda y que por estas horas no sólo lo lloran sus padres y hermanos, sino también su joven novia, quien hace pocos meses se enteró que estaba embarazada. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina