Crimen de Santa Ana: policía volvió a contar ante la Justicia cómo mataron a Víctor

Martes 17 de septiembre de 2019 | 12:35hs.
La principal prueba de la investigación es la pericia balística, que confirmó que Víctor fue asesinado con el arma que pertenece a Deibid V. (32)
La suboficial que destrabó la investigación por el homicidio de Víctor Fernando Márquez Dos Santos (16), al señalar a Deibid V. (32) como el responsable de gatillo fácil, ratificó sus dichos en sede judicial en la víspera, según confirmaron fuentes ligadas al proceso a El Territorio. 

La mujer, que está imputada en la causa pero permanece libre, expresó que el la madrugada del 24 de agosto se encontraba en la patrulla policial junto al señalado homicida, además de Matías A. (30) y Rubén N. (43).

En determinado momento, el móvil se cruzó con Víctor y otro amigo - en un principio había trascendido que eran tres - Escuela Comercio 10 y en esa instancia se bajó el oficial, que caminó solo hasta los dos jóvenes mientras sus colegas se quedaron dentro de la camioneta. 

De esta forma, hubo un breve intercambio de palabras hasta que uno de ellos salió corriendo, quedando solamente Víctor en el lugar. En esta instancia fue que ocurrió el homicidio. Víctor no llegó siquiera a defenderse, como lo determinó luego la autopsia. De desplomó en el suelo por un balazo que ingresó por el ojo. 

De esta manera, Deibid V. (32) volvió a la patrulla - de la cual estaba a cargo- y los amenazó a todos con la muerte y de sus familiares si contaban lo que había pasado. El secreto duró una semana, hasta que el cimbronazo aturdió a todos: los policías, los mismos que habían estado participando de la investigación e incluso había ido a consolar a la familia de Víctor, habían sido detenido. 

Su relato, que estuvo marcado por los sollozos y los llantos, coincide con lo publicado por El Territorio el 2 de septiembre. Ahora está judicializado, por lo que tiene un valor muy importante para la instrucción y la continuidad del caso.

El 31 de agosto el juez subrogante Fernando Verón ordenó la captura de los siete efectivos que estuvieron en la guardia la noche del crimen. Es que además de los cuatro que estaban en la patrulla, también fueron aprehendidos los que estaban en la comisaría esa noche.

Sus casas fueron allanadas y sus armas incautadas, pero solamente tres de ellos siguen presos. Todos se abstuvieron a declarar en audiencia indagatoria y fueron imputados por el delito homicidio agravado por su condición de funcionario público en ejercicio, que prevé la pena de prisión perpetua.

La principal prueba de la investigación es la pericia balística, que confirmó que Víctor fue asesinado con el arma que pertenece a Deibid V. (32). La novedad fue confirmada por el jefe de la Policía de Misiones, José Manzur, y el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez. 

La información hasta dos días después de las detenciones indicaba que el efectivo policial podría haber utilizado una segunda arma, que poseía de forma ilegal, y que fue descartada junto al teléfono celular de la víctima en un pozo cercano al lugar del hecho. 

Incluso, se informó desde la fuerza que el juez Verón y los investigadores de la Dirección de Homicidios realizaron “rastrillajes en busca de elementos, como ser el arma utilizada y teléfono celular de la víctima, por la localidad y en especial en el predio lindante al lugar del hallazgo del cadáver, donde hay arbustos y un pozo”. 

Después se dijo que el trabajo recién finalizó el lunes, nueve días después del hallazgo del adolescente.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina