Copa Libertadores: Boca y River, la batalla definitiva

Martes 22 de octubre de 2019 | 07:25hs.
Boca, con la obligación de revertir la derrota por 2-0 del partido de ida, recibirá esta noche a River, defensor del título, en el Superclásico que definirá el representante argentino en la final única de la Copa Libertadores de América.
La Bombonera será la sede del partido de vuelta que se jugará desde las 21.30, con arbitraje del brasileño Wilton Pereira Sampaio y el argentino Mauro Vigliano a cargo del VAR, con transmisión de Fox Sports.
En el partido de ida, jugado el pasado 1 de octubre en el estadio Monumental de Núñez, River ganó por 2-0 con goles del colombiano Rafael Borré, de penal, e Ignacio Fernández.
Boca está obligado a ganar por tres goles de diferencia para clasificar directamente a la final, mientras que para forzar una definición con tiros desde el punto penal debe ganar por dos goles de diferencia pero sin recibir tantos en contra, ya que eso favorecerá a River por el valor extra del tanto como visitante.
El ganador de la serie se meterá en la histórica primera final a partido único que se disputará el próximo 23 de noviembre en el estadio Nacional de Santiago de Chile, para enfrentar a un rival brasileño que se definirá el miércoles entre Gremio y Flamengo.
Tanto Boca como River tuvieron más de 20 días para preparar este desquite que nuevamente tiene a los dos equipos más importantes del fútbol argentino frente a frente, en una definición que dejará un nuevo capítulo a la larga historia de los Superclásicos. 
El equipo dirigido por Marcelo Gallardo está en mejor posición ya que además del triunfo por 2-0 obtenido en la ida, cuenta con el respaldo de la histórica conquista de la edición pasada, tras vencer a su clásico de toda la vida en la inédita final disputada en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, en España.
Boca, por su lado, intentará protagonizar una heroica remontada para opacar la frustación de lo sucedido en Madrid e ir a Santiago de Chile en busca de la tan ansiada séptima Copa Libertadores.
El desafío para el cuestionado Gustavo Alfaro, técnico del Xeneize, será encontrar el equipo para revertir la floja imagen del primer partido y convertir los tres goles que lo clasificarían a la final.
En los once partidos que disputó en la presente edición, Boca sólo ganó tres con más de dos goles de diferencia: 3-0 al Tolima colombiano y 4-0 ante Jorge Wilstermann, de Bolivia, ambos en la fase de grupos y como local, y el 3-0 en Quito ante Liga Deportiva por los cuartos de final.
River, en tanto, está invicto en la Copa Libertadores y además suma una racha de seis clásicos sin perder con cuatro triunfos y dos empates.
Boca apostará por su jerarquía individual y por la mística de su escenario para buscar un gol en los primeros minutos del partido y con ese contagio encontrar el juego y resto de los tantos que le permitan revertir la serie.
En este punto, River tiene la ventaja del resultado a favor y la de tener un equipo que respeta la idea futbolística que hace más de cinco años transmite el Muñeco Gallardo, un DT que además se convirtió un experto de los duelos mano a mano, con 50 triunfos en las 61 series que disputó.
El Millonario, a su vez, llega envalentonado anímicamente, ya que recuperó al colombiano Juan Fernando Quintero luego de una larga lesión y al histórico capitán Leonardo Ponzio, quienes irán al banco de suplentes, ya que Gallardo tiene en mente repetir la formación del primer partido.
La contracara es Alfaro, quien todavía no definió el equipo y tampoco tiene a los intérpretes que desea en el mejor nivel físico y futbolístico.
Con respecto a la ida, el DT cambiará en todas las líneas: en defensa Julio Buffarini entrará por el juvenil Marcelo Weigandt; en el mediocampo Agustín Almendra reemplazará al suspendido Nicolás Capaldo, mientras que Eduardo Salvio ingresará por Emanuel Reynoso; y en la delantera están las mayores dudas pero lo seguro es que no repetirá su presencia desde el arranque Franco Soldano.
Durante la semana, el entrenador probó con Mauro Zárate y el venezolano Jan Hurtado pero su intención sería jugar con Carlos Tevez y Ramón Ábila, quienes no pudieron entrenarse con normalidad por sendas molestias físicas.
La Bombonera volverá a ser testigo de un partido de vuelta de Copa Libertadores luego del episodio del “gas pimienta” de los octavos de final de la Copa Libertadores 2015. Para prevenir cualquier tipo de situación anómala, el Ministerio de Seguridad porteño organizó un operativo con más de 1.500 policías. 

“El partido de mi vida ya lo jugué y fue a fin de año en Madrid”

El técnico de River, Marcelo Gallardo, aseguró ayer que “el partido de mi vida deportiva ya lo jugué y fue a fin de año en Madrid. Este es un partido muy importante, un nuevo desafío, no más que eso”.
De este modo, el Muñeco respondió en conferencia de prensa a la consulta sobre las declaraciones del entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, quien había asegurado que el Superclásico de esta noche era el más importante de su vida.
“Llegamos en un buen momento, es ideal tener un plantel con jerarquía y a todos los delanteros sanos. En Madrid sólo estaba Pratto y tuvo que jugar Julián Alvarez, que tenía 18 años. Estamos contentos con cómo llegamos ahora”, indicó el DT este mediodía en el estadio Monumental, donde está concentrado el plantel de River.
En cuanto al equipo, Gallardo confirmó que será el mismo que ganó 2-0 en la ida el 1 de octubre pasado, y advirtió: “Tengo cartas en el banco, porque si tengo que hacer alguna modificación tengo las variantes para hacerlo, es un banco fuerte”.
“No me manejo de una forma establecida todo el tiempo, a veces puedo guardar algunas cosas y a veces no tengo la necesidad, estoy convencido y tengo la seguridad de que los jugadores son los que mejor están para responder”, explicó Gallardo cuando fue consultado sobre el equipo que pondrá en cancha.
Gallardo se refirió además a las sensaciones del grupo: “Siempre está esa adrenalina que uno siente cuando vamos a vivir un partido como estos. Estamos bastantes sólidos porque hemos vivido situaciones como éstas, nosotros de lo malo aprendemos y nos fortalecemos”.
En cuanto al posible desarrollo del juego, dijo que “el partido se puede presentar de muchas maneras y las tengo en la cabeza, hay que ver porque el rival está obligado a atacar y nosotros sabemos que si hacemos un gol los vamos a complicar, la idea es ir a buscarlo”. 

La mirada de los técnicos misioneros

“Un gol rápido y paciencia”

Boca va a necesitar un gol rápido y tener paciencia, porque si se desespera lo puede pagar muy caro. Creo que esa será la clave: si Boca hace un gol rápido va a tener chances y será un partido abierto. Si no lo logra, eso lo va a aprovechar River, que esperará que Boca no le convierta en la primera media hora y a partir de ahí atacarlo. Boca tiene que hacer un partido 200% concentrado para poder ganar la serie y River va a estar a merced del error de Boca para cerrar la serie.
Ariel Avaca
DT de guaraní

“Boca llega con muchas dudas”

Será un partido emocionante con dos equipos de realidades opuestas. Por un lado River, que tiene un estilo de juego y el resultado a favor, y Boca, que irá a buscar el protagonismo con su gente. Creo que River llega un poco más motivado y Boca está con muchas dudas, pero al Superclásico hay que jugarlo y ganará el que esté concentrado los 90 minutos, el que hace mejor las cosas. Espero que se de un partido lindo y tranquilo.
Diego Millán
DT de Sporting

“River tiene una identidad”

River marcó la diferencia no sólo desde el resultado sino en el juego. Pero los clásicos son diferentes y este partido no va a ser la excepción. Boca va a tener que salir a buscar el partido, otra propuesta, pero creo que será un trámite duro y difícil donde si River no cambia su forma de jugar, va a ser el que va a pasar a la final. Está claro que River tiene una identidad y Boca la está buscando, aunque el Xeneize no se va a dar por vencido.
José M. Bernal
Ayudante técnico en depro

Números: Las estadísticas no favorecen al xeneize

En esta nueva edición del Superclásico hay varios números que se vuelcan a favor del Millonario. Por ejemplo, los de la Superliga: contando los diez partidos disputados en el certamen, el Xeneize hizo solamente en tres ocasiones los dos goles que va a necesitar para igualar la serie contra los de Marcelo Gallardo. ¿Las víctimas? San Lorenzo, Aldosivi y Patronato.
Ojo, hay otro rubro en el que están más parejos y habla mucho de los estilos de cada equipo. Los de Alfaro pueden confiar en su capacidad para ponerle un candado a su arco, ya que por el torneo local es el que menos tantos en contra recibió con dos. Sin embargo, los de Núñez son los que más gritos (22) tienen.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina