Consejos para cuidar la voz

Martes 16 de abril de 2019
Ambientes sanos
Evitar los lugares con humo, polvo, ambientes secos o demasiado húmedos (sobre todo si tenés alergias). Todas estas condiciones afectan al aparato respiratorio y, por lo tanto, también al fonador.

Cuidar el tono
No hablar en lugares con mucho ruido o al menos no elevar el tono de voz hasta gritar. Por ejemplo, en una discoteca o en un concierto que has ido a ver.

Cambios de temperatura
Evitar los cambios de temperatura drásticos. Parece mentira, pero si vas al cine en verano pasás frío, mientras que si vas en invierno pasás calor. Tenelo en cuenta y llevate ropa de abrigo en verano y varias capas que puedas quitarte en invierno. Sobre todo protege tu cuello con bufanda o pañuelo.

Descansar
Dormir y descansar bien. Como el resto de tu cuerpo, tu voz responde mucho mejor si has descansado lo necesario. Además, si sos profesional, buscá momentos de descanso vocal durante el uso de la voz. Al igual que todos los demás músculos, las cuerdas hay que entrenarlas y calentarlas para usarlas y estirar/relajarlas al final de su uso profesional.

Evitar tóxicos
No sólo el tabaco y alcohol son malísimos, sino ciertos fármacos. Los antihistamínicos, por ejemplo, resecan toda la mucosa laríngea; no abuses de ellos. También los caramelos de menta, mentol o eucalipto resecan la mucosa.

Hidratación
Así como procurás que haya un buen nivel de humedad en tu entorno, también hay que beber abundante agua.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina