Con demanda en aumento los comedores comunitarios no cierran sus puertas

Lunes 23 de marzo de 2020 | 10:21hs.
El comedor comunitario de Villa Cabello, en Posadas, sigue cocinando para los vecinos | Foto: Marcelo Rodríguez
Uno de los espacios que sí están habilitados para permanecer abiertos durante esta cuarentena obligatoria son los comedores comunitarios,que tuvieron actividad normal durante los últimos días. Así, en una de las zonas más carenciadas del oeste posadeño el comedor El Sol de Mercedes Ortega trabajaba como lo hace habitualmente pero adoptaron medidas más restrictivas para los más de 200 comensales que dependen de ese almuerzo y merienda. En otros puntos de la provincia la situación se repite, y hasta en algunos casos, como en Leandro N. Alem, la demanda del servicio aumenta.

“Hay mucha necesidad en el barrio por eso seguimos cocinando, pero tomamos muchos recaudos. Limpiamos todo con lavandina y estamos prohibiendo el amontonamiento de gente, entran de a dos y le prohibimos a los chicos que vengan, pedimos que vengan los adultos a retirar la comida, tampoco pueden comer acá”, señaló la mujer.

Y comentó como vio esta primera jornada de cuarentena: “Hoy no vi a mucha gente en la zona y a las familias les pedimos que no dejen andar a los chicos en la calle, nosotros seguimos porque hay mucha necesidad en el barrio, mucha pobreza, por eso no podemos dejar de cocinar”.

En esa misma línea desde Desarrollo Social de la Provincia aseguraron que las cocinas centralizadas seguirán funcionando normalmente “para garantizar la atención a los sectores más vulnerables” y la provisión de comida diaria en los comedores.


Creciente demanda en comedores de Alem

Son más de 1600 raciones que todos los mediodía se sirve en 8 comedores que posee la ciudad en 8 barrios marginales. También a medio millar de niños se les sirve una merienda en 3 distintas locaciones, todo a través de la secretaría de acción y bienestar social del municipio.

El responsable de esta sensible cartera municipal, Enrique Dávila, explicó a el territorio que “desde que se declaró la emergencia alimentaria estamos viendo un crecimiento en lo comedores, por lo que vamos todos los meses reforzando la cantidad de porciones” decía y agregaba que “siempre la prioridad tuvieron los niños, ancianos y mujeres embarazadas pero en este momento no se hacen distinciones porque mientras podamos tenemos que ayudar a mucha gente que vive de changas y no pueden trabajar” señalaba.

En ese sentido agregaba también que debido a las últimas medidas de la cuarentena “con más razón tratamos de asistir a los que más necesitan por eso no importa si es feriado o no, los comedores siguen atendiendo” aclaraba el funcionario.

Igualmente Dávila declaraba que funcionan a diario entregando al mediodía las raciones a 1600 personas que están relevados en los barrios Espacio Verde Km. 40, Alfa, 20 de Junio, Tung Oil, Sagrada Familia, Villa Linder, Villa Hugo Thiell y en la Iglesia de Dios. En tanto la secretaría de acción social asiste para que todas las tardes casi 500 chicos accedan a una merienda en Barrio Los Cedros, Iguazú y José Sartori.

En otro orden de cosas Dávila visualizó “un aumento progresivo de la cantidad de personas que concurren a diario a las oficinas en busca de alguna solución llegando a un promedio de 110 asistencias diarias, la mayoría en busca de mercaderías” remataba.

Descripción de la foto
Una mujer sirve una porción de comida en uno de los comedores comunitarios de Leandro N. Alem. | Foto: Horacio Ortiz

Seis de los siete merenderos de Irigoyen cerrados

En Irigoyen hay siete merenderos administrados por distintas organizaciones sociales, entre 30 y 50 niños concurren a cada uno de ellos, seis de estos merenderos no están trabajando, de momento y analizan para los próximos días hacer viandas para la asistencia de los beneficiarios.

En el paraje Dos Hermanas esta uno de los comedores y merenderos mas grandes con asistencia a mas de 70 beneficiarios entre ellos niños madres solteras y abuelos, hasta el momento lo que están haciendo son viandas, pero se les está complicando porque se les está terminando los elementos de seguridad y no lo pueden adquirir.

“Por el momento, a través de viandas estamos pudiendo atender a nuestros comensales, pero se nos está dificultando seguir debido a que nos está faltando los elementos de higiene y seguridad,  ante la gran demanda no lo podemos conseguir, todavía hoy vamos a poder hacer la merienda, los días siguientes aun no sé como continuaremos, pero dentro de lo posible seguiremos brindando la asistencia”,  manifestó Mariela Aquino encargada del comedor.





El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina