Así fue la captura del brasileño prófugo hace 20 años que se escondía en Misiones

Domingo 21 de julio de 2019 | 20:19hs.
Policiales
El brasileño de 68 años se había asentado desde hace más o menos tres años en una zona rural ubicada entre las localidades de Florentino Ameghino y Mojón Grande. Se juntó con una mujer con la que tuvo dos hijos y con quienes habitaba en una humilde casa.

Incluso se había montado un taller mecánico, donde trabajaba y le permitía generar ingresos para vivir. Una vida normal, una rutina diaria que casi no sufría alteraciones. Sin embargo, no era un vecino más. Se trata de un sangriento homicida que estaba siendo buscado desde hace casi 20 años.

Pero su vida en la clandestinidad se terminó y sus nombres falsos no le sirvieron más: en la mañana de ayer, los efectivos de la División de Investigaciones de la Unidad Regional VI que trabajaron de encubierto lo arrestaron luego de un operativo en su propia morada.

Se trata de Luiz Daniel Reischel, quien se hacía llamar Atair Dos Santos Olivera -se presentó como tal- aunque los pesquisas tienen la información de que pensaba cambiarse otra vez de nombre. Sobre él pesaba una alerta roja de Interpol, que lo requería por un homicidio ocurrido en Porto Xavier, localidad limítrofe con San Javier, a la vera del río Uruguay.

Según pudo indagar El Territorio en base a calificadas fuentes ligadas a la investigación tanto en Argentina como en el país vecino, Reischel debería cumplir una condena de 28 años por acribillar a su esposa.

El crimen ocurrió en el año 2000, cuando el sujeto le asestó seis disparos a la víctima delante del mayor de sus hijos, que tenía una deficiencia mental.

El cruento asesinato ocurrió en la mañana del 27 de junio de ese año, más precisamente en un poblado cercano llamado Linha Faxinal. Cuando la Policía local llegó al lugar, los vecinos relataron que tras el crimen el hombre confesó lo que había ocurrido y le pidió que asistan a sus dos chicos que se habían quedado en la casa.

Después se perdió en el monte y no volvió a aparecer.

Pero eso no es todo, también registraba un homicidio en grado de tentativa, en el cual víctima había sido un vecino, a quien también disparó al menos cuatro veces. La balacera ocurrió en horas de la tarde del 1996, en la misma localidad brasileña antes mencionada.

Según reconstruyó este medio, ese hecho ocurrió el 23 de marzo. La víctima relató que estaba volviendo para su casa cuando de forma imprevista Reischel, sin mediar ninguna palabra, le disparó con un revólver calibre 32.

Pese a la cantidad de disparos, solamente recibió uno en la pierna, a la altura de la rodilla.

Según pudieron reconstruir los investigadores, el homicida se encuentra desde hace varios años en Argentina. Se sospecha, incluso, que desde que cometió el homicidio de su mujer a principios de siglo. Habría estado en varias localidades de Misiones y también en Corrientes.

Los efectivos locales lo pusieron en la mira mediante las buenas relaciones que hay con las fuerzas policiales de Brasil, quienes habían trasladado sus sospechas de que el prófugo podría encontrarse acá. En este sentido, se destacó la participación del jefe de unidad, Claudio Ludtke.

Sobre el operativo, se pudo establecer que los investigadores montaron una particular escena para confirmar que se trataba del hombre a quien buscaban.
Habrían llegado hasta cerca del lugar, estacionaron un auto, subieron el capot y simularon que estaba averiado para llamar al forajido.

Una vez que llegó, por su tonada le consultaron si era brasileño y respondió afirmativamente. En esa instancia los policías se identificaron como tal y le pidieron sus documentos, pero el hombre se mostró reacio, violento y se opuso al accionar policial. No pudo hacer nada, ya que lo redujeron y lo esposaron.

Por el momento el sujeto está detenido por ingresar de forma ilegal al país, debido a que se espera establecer su identidad de forma oficial. Las solicitudes fueron enviadas formalmente al país vecino, pero hasta ayer no habían tenido respuestas al respecto.

Ayer por la tarde Luiz Daniel Reischel fue entregado a Prefectura Naval Argentina, que desde ahora se hará cargo de su custodia. La vida que montó en base a mentiras en la Tierra Colorada se terminó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina